La reapertura de tres zonas de pesca mantiene activos todos los caladeros para capturar coquinas en Málaga

Cedida coquinas moluscos bivalvos
JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 14/02/2019 15:16:34CET

La flota marisquera, compuesta por 119 embarcaciones, puede faenar en las nueve zonas de captura del litoral malagueño

MÁLAGA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los caladeros para la captura de la coquina (Donax trunculus) en la provincia de Málaga vuelven a estar desde este jueves activos en su totalidad después de que la Delegación territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Málaga haya ordenado la reapertura de tres zonas de pesca para esta especie en la provincia.

La obtención de resultados negativos en los diferentes parámetros contaminantes analizados en los moluscos bivalvos, por la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía, ha permitido la reapertura de la especie coquina en las tres zonas que permanecían cerradas, de las nueve existentes en la provincia de Málaga donde está permitida su captura.

Con esta resolución quedan abiertas todas las zonas de producción del litoral malagueño, por lo que la conocida como flota marisquera, compuesta por unas 119 embarcaciones que desarrollan su actividad desde los cinco puertos pesqueros de la provincia de Málaga para la captura de coquinas, chirlas, etcétera, podrá faenar con total normalidad.

Enmarcado en el Plan de Control sanitario de zonas de producción de moluscos e invertebrados marinos, que desarrolla la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en todo el litoral de Andalucía, se lleva a cabo un riguroso control sanitario de todas las zonas de producción de moluscos bivalvos, gasterópodos y demás invertebrados marinos.

Con este control se muestrea y analiza una serie de parámetros contaminantes, como son las biotoxinas marinas, microbiología, metales pesados, fitoplancton tóxico, dioxinas o radionúclidos, entre otros, cada uno de ellos con una determinada frecuencia, han precisado desde la Junta en un comunicado.

Según los resultados de los controles practicados se realiza la toma de decisiones sobre el cierre o apertura de especies en dichas zonas, pudiendo incluso producirse el cierre o apertura de zonas enteras. Las llamadas zonas de producción son partes del caladero perfectamente definidas y en las que ejerce su actividad la flota marisquera. Asimismo, también se incluyen en estas zonas las instalaciones de cultivo de moluscos bivalvos (mejillones, vieiras, zamburiñas).

Tras la ultima revisión del citado Plan de Control, publicado mediante Orden de 27 de abril de 2018, se readaptan las zonas de producción de la provincia pasando todas ellas a clasificación B, por lo cual las capturas deben comercializarse tras su paso por un proceso de depuración previo al consumo humano, lo cual garantiza que el marisco que llega al consumidor cumple con todas las garantías sanitarias.