Actualizado 04/08/2015 16:08 CET

Abierto a la participación ciudadana un anteproyecto de sanidad pública

SEVILLA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Andalucía ha abierto a la participación ciudadana el Anteproyecto de Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía y hasta el 15 de octubre todos los organismos, entidades, colectivos y ciudadanía en general pueden formular las alegaciones que estimen pertinentes al texto de la futura ley.

   En un comunicado, la Junta ha explicado que esta fase del proceso de elaboración responde al acuerdo del Consejo de Gobierno de junio, cuando se aprobó el texto del anteproyecto y se estipuló la necesidad de realizar consultas y dictámenes, entre las que se cuenta el sometimiento a información pública de la futura ley.

   En este sentido, durante el plazo, el texto estará disponible en la Consejería de Salud y en la web 'http://www.juntadeandalucia.es/salud', así como en las delegaciones territoriales. Además, podrá consultarse en el portal de la administración de la Junta en la dirección 'http://juntadeandalucia.es/servicios/normas-elaboracion/detalle/65195.html'.

   Las alegaciones pueden formularse por escrito a la Secretaría General Técnica de la Consejería de Salud y presentarse en registro público, preferentemente en el de la propia Consejería.

BLINDAJE DE LA SANIDAD

   La Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público "tiene como objetivo blindar la sanidad pública" y se trata de "una norma pionera en España" que podría estar aprobada en el primer trimestre del próximo año y que "garantizará y reforzará los derechos constitucionales y estatuarios en esta materia para cualquier persona, independientemente de sus circunstancias sociales y económicas, y bajo los principios de universalidad, equidad, solidaridad social e igualdad", ha destacado la Consejería.

   Entre otras novedades, el anteproyecto "determina expresamente que en ningún caso se establecerán sistemas de copago para las prestaciones de la cartera complementaria de servicios en el ámbito de competencias autonómicas". Asimismo, faculta a la Junta para arbitrar las medidas necesarias orientadas a "minimizar el impacto en la ciudadanía de este tipo de medidas, en caso de que la normativa básica estatal las prevea en las prestaciones incluidas en la cartera común".

   La Junta ha añadido que la futura ley dará así rango legal "a iniciativas que la Junta ya viene desarrollando frente a los copagos impuestos por el Gobierno central, como la que ha evitado, a través de la receta electrónica, que los pensionistas andaluces hayan tenido que adelantar cerca de 100 millones de euros por la aplicación del copago en farmacia impuesto por el Real Decreto Ley 16/2012".

   El anteproyecto recoge las medidas para "garantizar la perdurabilidad del sistema sanitario público, sus principios, los derechos de la ciudadanía, el acceso a su cartera de servicios y la universalidad de la asistencia", ha recordado la Administración autonómica.

   En este sentido, "junto a la obligatoriedad de consolidar el mantenimiento y funcionamiento de los servicios, así como la naturaleza pública y universal de la prestación asistencial, se refuerzan los nuevos derechos que ya tiene reconocidos la población andaluza en el ámbito de la salud, como los del acceso a todas las prestaciones y al historial médico, la segunda opinión médica, la libre elección de médico, los cuidados paliativos y el consejo genético y la medicina predictiva".

SOSTENIBILIDAD ECONÓMICA, SOCIAL Y AMBIENTAL

   Las medidas en torno a la sostenibilidad se dirigen a asegurar la viabilidad del sistema en las vertientes económica, social, ambiental y del conocimiento, la investigación y la innovación. En relación con la primera, el anteproyecto establece que los presupuestos de la comunidad contarán con la financiación suficiente con carácter finalista para el sistema sanitario público. De igual modo, los ingresos que resulten en el sistema sanitario público por su actividad en investigación, desarrollo e innovación, entre otros, se revertirán en el propio sistema.

   La futura Ley garantizará el desarrollo de medidas de uso racional del medicamento, como la prescripción por principio activo; la selección pública de medicamentos; el uso de guías farmacoterapéuticas de referencia, o la selección, adquisición y uso de las alterativas terapéuticas equivalentes más eficientes, partiendo del principio de libre prescripción, ha explicado la Consejería.

   Igualmente, se determina que la compra de bienes y servicios tendrá que atender a criterios de homogeneidad a través de estructuras integradas como las centrales de compras provincial y regional.

   Como novedad, con la nueva norma se establecerá el Plan de Gestión del Sistema Sanitario Público de Andalucía, que contendrá las directrices, necesidades de recursos humanos y materiales, líneas estratégicas de formación, investigación y financiación para un periodo de cuatro años.

   Por último, se desarrollarán sistemas de transparencia y publicidad de las subvenciones, ayudas e incentivos concedidos a la industria farmacéutica y se establecerán medidas de educación para salud dirigidas a la ciudadanía, con el objetivo de evitar el consumo innecesario de medicamentos.

   La Ley también tiene un apartado dedicado a sostenibilidad social e incluye medidas de prevención y promoción de la salud, mejora de la gestión clínica, alianzas entre centros asistenciales y coordinación e integración de servicios sociales y sanitarios.

   En este sentido, se sitúa la gestión clínica "como el escenario idóneo para la aplicación práctica de medidas destinadas a alcanzar la sostenibilidad del sistema gracias a la implicación y responsabilidad de los profesionales y ciudadanía en la gestión y uso racional de los recursos".

   Asimismo, el texto se completa con medidas de sostenibilidad ambiental, principalmente a través de la actualización de la Estrategia de Gestión Ambiental y Energética, y de sostenibilidad del conocimiento y de la I+i, haciendo hincapié en la transferencia del conocimiento a la ciudadanía y a los grupos de interés que interactúan con el sistema sanitario público andaluz.

   En este último ámbito se incluye el Plan Estratégico de Investigación e Innovación en Salud y otro plan integral de formación continua y de la excelencia para los profesionales y la promoción y el desarrollo de una cultura de investigación.