Andalucía dedica el 70% de las plazas de centros a menores extranjeros no acompañados e invierte 45,4 millones en 2018

Menores rescatados de una patera
SALVAMENTO MARÍTIMO/ ARCHIVO
Publicado 28/08/2018 14:31:54CET

SEVILLA, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los centros de acogida de los que dispone Andalucía para menores dedican actualmente el 70 por ciento de su capacidad a atender a los menores extranjeros no acompañados (MENA) que han ido llegando a las costas andaluzas en los últimos meses. Así, según la información aportada por la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, en lo que va de año la comunidad autónoma ha atendido a un total de 4.098 MENA, mientras que ha invertido 45,4 millones de euros para este fin.

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, Sánchez Rubio ha explicado que atender a todos los menores que llegan sin acompañamiento a las costas es un "reto" que el Gobierno andaluz lleva a cabo "asumiendo nuestra responsabilidad" y reclamando al resto de territorios que también asuman la suya, porque la responsabilidad en esta materia "debe ser compartida". "Las costas andaluzas son españolas y también de Europa, las pateras no van a llegar por los Fiordos, de modo que cuando hay una presión migratoria procedente de África somos el territorio más cercano", ha concretado.

De este modo, ha explicado que la Junta está haciendo "un gran esfuerzo organizativo y presupuestario" para atender a los MENA, toda vez que tiene habilitadas un total de 1.151 plazas de emergencia para su atención y acogimiento, habiéndose dispuesto ahora otras 451 plazas nuevas. En total, este verano, con esta ampliación y otra en julio de otras 400 plazas, la Junta ha hecho "una inversión de seis millones", que ha supuesto "un incremento al crédito ordinario, que ya era extraordinario pues el pasado verano tuvimos que incrementar los presupuestos".

La consejera ha asegurado que el Gobierno del que forma parte está haciendo un trabajo "intenso" en un verano "duro" en este marco, todo para seguir cumpliendo con sus obligaciones en lo que a la atención de menores no acompañados respecta.

En concreto, como ha detallado Sánchez Rubio, mientras que en el 2015 la Junta prestó atención en los centros a 895 MENA, en lo que va de 2018 ya ha atendido a un total de 4.098 menores, a la par que ha incidido en que el 2015 se invirtieron 17,7 millones para su atención, un 33 por ciento del total de la partida destinada a los centros de protección; mientras que en el 2018 ya se han invertido 45,4 millones, "un 70 por ciento de lo dedicado".

Así, ha explicado que con los menores nacionales de doce años se trabaja para el acogimiento familiar, mientras que los centros se dedican a los mayores y a los MENA, "que ocupan el 70 por ciento de los centros de la red de acogimiento residencial, lo que supone 2.400 plazas de un total de 3.443 que están actualmente operativas en 208 centros de protección de menores".

Con todo, Sánchez Rubio ha afirmado que el Gobierno andaluz tenía una planificación para atender la situación que se está viviendo en las costas andaluzas y que "se ha ido adaptando" en función de la demanda, al tiempo que ha querido agradecer su labor a los trabajadores de los referidos centro que "en ocasiones han tenido que atender a menores por encima de las ratios hasta que se han distribuido en las nuevas plazas".

Así, la habilitación de 451 nuevas plazas de emergencia para la atención y el acogimiento inmediato de menores extranjeros no acompañados se ha llevado a cabo en todas las provincias andaluzas en función de las necesidades y, especialmente, en Almería, Cádiz y Granada, por un importe total de tres millones de euros. Esta cantidad se consigna con cargo al del Fondo de Contingencia del Presupuesto de la Junta de 2018, una dotación diferenciada para atender necesidades de emergencia y sin cobertura en las cuentas autonómicas.

La dotación de las nuevas plazas residenciales, adicionales a las 700 que ya han reforzado el dispositivo de acogimiento desde 2017, viene motivada por la creciente afluencia de estos menores a las costas andaluzas, con 4.098 en lo que va de año, y por la previsión de un agravamiento de la situación ante las circunstancias de cierre de fronteras y restricciones a la inmigración africana en países tradicionalmente receptores. Ello obliga a garantizar la capacidad de respuesta de los Centros de Acogida Inmediata, para poder atender las necesidades básicas de alimentación, cuidados y alojamiento.

Las contrataciones, se han realizado con las entidades Engloba, Fundación Samu, Anide y Aproni, todas ellas con personal especializado en intervenciones con menores extranjeros no acompañados, incluyendo atención educativa.

REIVINDICA SOLIDARIDAD COMPARTIDA

"Y ahora reivindicamos una responsabilidad compartida y solidaria de todas las comunidades autónomas", ha proseguido la consejera andaluza de Igualdad y Servicios Sociales, que ha afeado a algunos partidos las declaraciones que han hecho y que son, a su juicio, "insostenibles y condenables desde el punto de vista humanitario, porque incentivan actitudes xenófobas y demuestran falta de mira política desde el punto de vista estatal".

Tras incidir en que los MENA son "más frágiles dentro del colectivo de fragilidad que son los inmigrantes", Sánchez Rubio ha insistido en que este asunto hay que verlo "con sentido de globalidad, responsabilidad compartida y generosidad por parte de todos los territorios".

Por todo, la reclamado a los partidos políticos "que se sumen con sensibilidad, sin hacer un uso partidista de este asunto y desde una visión colectiva", toda vez que ha recordado que España y la Unión Europea tienen que entender que "esto no puede ser un tema exclusivo de una comunidad autónoma".

Y esto será lo que defienda el Gobierno andaluz en la reunión de la conferencia sectorial del 5 de septiembre, "la responsabilidad compartida y más recursos para afrontar la situación", así como un plan coordinado y un protocolo que se adapte a cada menor que llega a las costas europeas.

En el mismo sentido se ha pronunciado también el portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, que ha subrayado que Andalucía demuestra su responsabilidad con los MENA pero reclama "que sea compartida". "Pocos entenderán que no se asuma una responsabilidad que corresponde a España y a la Unión Europea", ha agregado antes de remachar: "Andalucía hace sus deberes y quiere que también lo hagan España y la UE".