Actualizado 06/11/2017 13:44

Andalucía reduce un 17% el uso de antibióticos en centros de salud y un 16% en hospitales

Andalucía reduce un 17% el uso de antibióticos en ap y casi un 16% en hospitales
EUROPA PRESS/CONSEJERÍA DE SALUD

Andalucía liderará un proyecto de investigación para crear una red de vigilancia en Europa en tiempo real a semejanza del Pirasoa

SEVILLA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

Andalucía ha logrado reducir un 17 por ciento el uso de antibióticos en centros de salud y un 15,8 por ciento en hospitales desde la implantación en 2014 del Programa Integral de Prevención, Control de las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria y uso apropiado de los Antimicrobianos (Pirasoa).

Así lo ha dado a conocer este lunes la consejera de Salud, Marina Álvarez, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por el impulsor y coordinador de este programa, José Miguel Cisneros, y los presidentes de los consejos andaluces de los colegios oficiales de Médicos, Farmacéuticos y Dentistas, Juan Antonio Repetto, Antonio Mingorance y Luis Cáceres, respectivamente.

En palabras de la titular de salud, iniciativas como el Programa Pirasoa son de especial relevancia, sobre todo teniendo en cuenta que España es el país con mayor consumo de antibióticos en el mundo y uno de los primeros en número de infecciones causadas por bacterias resistentes, dos elementos estrechamente relacionados que condicionan el éxito del tratamiento necesario para los pacientes.

Con el Pirasoa, según la consejera, se ha conseguido tanto reducir el uso de antibióticos en los centros de salud y hospitales andaluces, como también contener y reducir el incremento de infecciones por bacterias multirresistentes dentro y fuera del hospital, con la implicación del equipo del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía (SVEA).

Para Álvarez, la reducción del consumo refleja una "optimización" del tratamiento antibiótico, que ha venido acompañada de la mejora en el perfil de prescripción que se realiza. Así, los profesionales están prescribiendo menos antimicrobianos con mayor impacto ecológico y considerados "estratégicos" y están eligiendo otros más eficaces y de menor impacto ecológico.

Asimismo, el uso racional de este grupo de fármacos en los centros de salud y hospitales supone también una medida de ahorro, eficiencia y sostenibilidad, pues ha contribuido a la reducción del gasto en 7,8 millones de euros en los últimos cuatro años. Concretamente, ha supuesto una reducción de 5,1 millones de euros en atención primaria y de 2,7 millones de euros en hospitales.

Junto al importante impacto asistencial que tiene el Pirasoa en Andalucía, ha destacado igualmente la labor investigadora que desempeñan los profesionales que impulsan este programa. Son tres los proyectos competitivos nacionales y europeos los conseguidos por los profesionales implicados en el programa, con financiación procedente del Instituto Carlos III, de la Unión Europea y de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica.

La formación también ha sido fundamental para el éxito de este programa andaluz, con miles de asesorías clínicas y sesiones formativas impartidas a los profesionales de atención primaria y hospitales.

Por otro lado, constituye un elemento "clave" la plataforma digital que da soporte a este programa, en cuanto permite recopilar todos los datos trimestralmente para su análisis y evaluación posterior. Se dispone de información por hospital, por distrito sanitario, por consumo global de antibióticos y por grupo y por resultados clínicos, un nivel de detalle que no ofrecen otros organismos ni a nivel nacional ni europeo.

"Disponer de esta información de manera tan actualizada y pormenorizada es primordial para poder tomar acciones de mejora de ser necesarias", según ha destacado el responsable del Programa Pirasoa.
En esta plataforma también se dispone de todos los documentos de trabajo elaborados y protocolos de actuación. También alberga un Foro de Trabajo para facilitar la comunicación entre los profesionales, "lo que mantiene vivo y participativo el programa", ha añadido Cisneros, que destaca que al inicio del Pirasoa, Andalucía "estaba en el rango medio en España"

Asimismo, Cisneros ha destacado que este programa "es un éxito colectivo", porque "si no sería imposible que de un año a otro en Andalucía se prescriba en atención primaria 4,4 millones menos de antibióticos", toda vez que asegura que un prestigioso informe estima que "de seguir como vamos, en 2050 morirá en Europa un millón de personas cada año de infecciones causadas por bacterias frente a las que no tendremos antibióticos", un problema ante el que se puso en marcha este programa, en el que trabajan 638 profesionales.

Y, advierte Cisneros, "no hay que tomar antibióticos sin receta médica, hay que seguir la prescripción al pie de la letra y si tiene dudas consulte al médico o farmacéutico", porque "los antibióticos no son inocuo y tienen un impacto ecológico que no tienen ningún otro medicamento", por lo que "tenemos una responsabilidad individual pero también otra colectiva".

Por último, ha subrayado que el Pirasoa "no es un programa de recorte, sino de calidad del uso de los medicamentos", de ahí que no genere críticas, y en cuanto al nivel de entendimiento por parte de la gente sobre por qué no se le receta antibióticos, Cisneros asegura que "es bajo", ante lo que aboga por "mucha más formación en salud".

RECONOCIMIENTO DENTRO Y FUERA DE ESPAÑA

Andalucía fue pionera en España con el programa Pirasoa, ya que a nivel nacional no existe aún implantada una estrategia similar y a nivel europeo es Reino Unido el único país con una estrategia consolidada en este ámbito actualmente.

Además, Álvarez explica que el Sistema Navarro de Salud ha elegido el modelo andaluz para implantarlo en sus centros. Por otro lado, el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios han solicitado el curso básico del Programa Pirasoa para centros de atención primaria (PROA) para incluirlo en las competencias básicas de los residentes en formación (EIR). Igualmente, el Consejo Andaluz de Colegios Médicos ha concedido el premio 'Andalucía Médica' al programa.

La experiencia andaluza también ha sido puesta como ejemplo recientemente en el Parlamento Europeo, al que ha acudido su coordinador para exponer los resultados. Por designación de la Unión Europea, Andalucía liderará un proyecto de investigación para crear una red de vigilancia en Europa en tiempo real a semejanza del Pirasoa.

COLABORACIÓN CON COLEGIOS PROFESIONALES

En el último año, el Programa Pirasoa encontró nuevos aliados, como han sido los colegios profesionales andaluces de médicos, farmacéuticos y dentistas, con los que el Servicio Andaluz de Salud suscribió convenios de colaboración que han sido muy productivos y que se han renovado un año.

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios Médicos (CACM) ha destacado la "decidida implicación y el firme compromiso del CACM para extender el uso adecuado de antimicrobianos mediante una información útil y clara que evite errores". En esta línea, según Repetto, "ya hemos puesto en marcha las primeras actividades de carácter formativo".

Por su parte, el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha calificado igualmente la colaboración de "muy positiva". En enero se lanzó una campaña en las más de 4.000 farmacias de la comunidad con abundante material informativo dirigido a los usuarios y pacientes; campaña que ha tenido su continuación en las redes sociales con el hashtag #antibióticoslosnecesarios, con gran difusión.

Por su parte, el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Dentistas ha valorado los resultados obtenidos, ya que se ha reducido considerablemente la prescripción de antibióticos por parte de los profesionales sanitarios, "acercándonos cada vez más a un correcto uso de este tipo de medicamento en nuestra Comunidad Autónoma y evitando así la aparición de resistencias antimicrobianas, un importante problema de salud pública global".