Publicado 22/11/2022 15:30

Andalucía se suma a la Alianza de Regiones con Industria de Automoción para apoyar al sector

Archivo - Coche eléctrico (foto de recurso).
Archivo - Coche eléctrico (foto de recurso). - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de la Junta ha tomado conocimiento este martes de la incorporación de Andalucía a la Alianza de Regiones con Industria de Automoción (ARA), iniciativa impulsada por el Comité Europeo de las Regiones que reúne a 26 regiones europeas de siete países y que tiene como objetivo "contribuir a establecer un mecanismo europeo que apoye una transición justa y equitativa para aquellos territorios que cuentan con implantación de la industria del automóvil y de suministros".

Uno de los fines que persigue esta Alianza es "minimizar los efectos adversos que puede tener sobre el empleo esa transición hacia un nuevo tipo de automóvil menos contaminante y facilitar la adaptación de la industria en todas las regiones, mejorando así las capacidades y oportunidades para una recualificación tecnológica del sector automovilístico europeo, manteniendo su competitividad mundial en materia de investigación, innovación y decisiones empresariales", según se detalla en la referencia del Consejo de Gobierno.

Además, buscará "cooperar estrechamente con todo el sector automovilístico y la industria proveedora asociada, así como con el resto de los agentes vinculados".

La primera reunión celebrada por los miembros de la Alianza el pasado 17 de noviembre en Leipzig (Alemania) ha contado con la participación del Gobierno de la Junta de Andalucía a través de la Consejería de Política Industrial y Energía.

Desde la Junta subrayan que el sector andaluz de automoción cuenta con "importantes industrias tractoras" en Sevilla y Jaén y está integrado en las cadenas de valor del sector a nivel nacional, europeo e internacional, representando, además, en sí mismo "una parte importante del mercado nacional".

Sin embargo, se trata de un sector industrial compuesto principalmente por pequeñas y medianas empresas que "afrontan importantes desafíos para adaptarse a la disrupción tecnológica en los ámbitos de la movilidad y el transporte, que requiere de nuevas capacidades industriales, encuadradas en la digitalización y la neutralidad climática", según apostillan desde el Gobierno andaluz.

Desde Andalucía, según sostiene la Junta, se puede "contribuir a la evolución de una nueva movilidad en cuanto al desarrollo industrial, basada en proyectos de innovación y desarrollo de elementos clave para los vehículos del futuro --autónomos, conectados y sostenibles--, que permita ampliar la autonomía industrial de España y Europa".

Otro "ejemplo del papel relevante que puede jugar la comunidad andaluza puede provenir de la aportación de materias primas y minerales básicos como el cobre o el zinc, necesarios para la transición de la automoción".

Andalucía "lidera el sector de la minería metálica en España, y se encuentran en su territorio las reservas más importantes del país de minerales como el cobre, zinc, níquel y plomo, siendo las mayores de Europa en los casos concretos del cobre y del zinc", según ponen de relieve desde la Junta.

Además, la región cuenta con "un notable ecosistema TIC y de componentes eléctricos y electrónicos", destacando en la iluminación del automóvil, ámbito que se encuentra igualmente "en plena evolución tecnológica". Por otro lado, la Junta destaca que Andalucía cuenta con "un importante potencial para el desarrollo de baterías para los vehículos eléctricos".

Sin embargo, desde el Gobierno regional apostillan que "esta necesaria transformación no está exenta de riesgos, ya que al ritmo que se desarrolla puede impactar negativamente en las regiones europeas con menor capacidad de adaptación al nuevo escenario, tanto en la industria proveedora de las soluciones tecnológicas como en los sectores económicos destinatarios de las mismas".

Este es el planteamiento que se realizó desde el Comité Europeo de las Regiones para impulsar la Alianza de Regiones con Industria de Automoción (ARA), que buscará "cooperar con las instituciones europeas y los Estados miembros, así como con la Alianza de Capacidades del Sector de Automoción, que es un socio regional clave".

Uno de los puntos acordados por el Comité se centra en "concentrar los fondos de inversión públicos y privados disponibles en las distintas soluciones tecnológicas para garantizar la competitividad y la innovación de la industria automovilística europea".

En este contexto, desde el Gobierno andaluz se ha establecido una vía de comunicación con las empresas de la industria del automóvil y de suministros en Andalucía "a efectos de recoger la realidad y necesidades del sector, así como para establecer vías de trabajo que impulsen su desarrollo y mejor desempeño".

Fruto de este contacto, según ha continuado explicando la Junta, "se ha evidenciado la necesidad de captación y retención de talento para liderar la transición con base en la innovación, así como de contar con las infraestructuras que posibiliten la introducción de la movilidad eléctrica u otros vectores energéticos como el hidrógeno o el metanol verde y la importancia de las tecnologías de hibridación para construir un modelo de transición ordenado y realista en la evolución hacia una nueva movilidad sostenible, conectada y eficiente".

Contador