Comienza el curso en el aula hospitalaria del Macarena de Sevilla, por donde pasaron más de 700 alumnos el años pasado

Publicado 18/09/2019 16:47:38CET
Empieza el curso en el aula hospitalaria del Macarena
Empieza el curso en el aula hospitalaria del Macarena - HOSPITAL MACARENA

SEVILLA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Esta semana ha tenido lugar el comienzo del curso de los alumnos de Educación Secundaria en el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, el cual a través de su aula hospitalaria permite que los menores de Primaria y Secundaria ingresados puedan seguir progresando en su evolución formativa. En el curso pasado más de 700 alumnos, cuyo ingreso fue superior a un día, hicieron uso de este servicio que evita aliviar la interrupción curricular de los estudiantes.

El Aula Hospitalaria del Hospital Universitario Virgen Macarena, creada mediante convenio de colaboración suscrito por el Servicio Andaluz de Salud y la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en 1988, es gestionada, según es indica en nota de prensa, por tres profesoras, especializadas en Educación Infantil, en Educación Especial y en Logopedia.

Estas, para organizar su día a día, se sirven cada mañana de un documento que les facilitan desde el Departamento de Admisión, en el que se les informa de los alumnos que siguen ingresados y de los que le dieron el alta hospitalaria. "Cuando vemos nuevos ingresos de posibles alumnos, vamos a informar a las habitaciones para dar a conocer a las familias la existencia de esta aula, que mucha gente no sabe que existe. De esta forma se les informa de dónde estamos ubicadas y cuál es nuestro servicio", aduce Loli Ruíz, una de las docentes.

La impartición de las clases es totalmente flexible debido a la variedad de los motivos de ingreso de los pacientes que son susceptibles de ir al cole dentro del hospital. "Incentivamos que bajen todos los que puedan. Aunque en aquellos casos en los que no pueden acudir al aula, nos organizamos entre las tres para subir a las habitaciones y estar también en el Aula Hospitalaria. Cuando son estancias medias y largas nos ponemos en contacto con el tutor de su centro educativo para realizar el seguimiento docente, para una vez que termine el ingreso pueda incorporarse al curso", esgrime Loli Ruíz.

Con ello no sólo se intenta que a la postre el desfase curricular sea mínimo, "más allá de la continuidad académica, con este servicio se intenta normalizar el ingreso, que siempre es un hecho traumático", advierte Begoña Díaz, otra de las maestras.

El itinerario formativo de esta aula hospitalaria, cuyo horario y calendario es como el de cualquier otro colegio, se caracteriza por tener un cariz más práctico y creativo. "Las actividades que se realizan en el aula son muy lúdicas, hacemos muchos talleres, de cocina por ejemplo. Actualmente estamos haciendo uno relacionado con el quinto centenario de la vuelta al mundo de Magallanes. Sin dejar de lado el seguimiento curricular se intenta intercalar muchas manualidades", dice Pepi López, la docente más reciente en incorporarse al servicio.

Este espacio formativo, que se complementa con un programa pionero para el paciente en edad infantil (Programa Diver), y que actúa en coordinación con los servicios sanitarios propios del Hospital Universitario Virgen Macarena, busca ofrecer una atención integral al paciente en edad escolar obligatoria, disminuyendo el impacto emocional de un ingreso hospitalario y reduciendo la inseguridad del alumnado en su futura incorporación al centro educativo de referencia.