Publicado 30/11/2021 17:56CET

La consejera Carmen Crespo subraya que el Plan Andaluz de Acción por el Clima es "posibilista y ambicioso"

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, en la presentación del Plan Andaluz de Acción por el Clima (PAAC).
La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, en la presentación del Plan Andaluz de Acción por el Clima (PAAC). - CAGPDS

SEVILLA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha clausurado la presentación del Plan Andaluz de Acción por el Clima (PAAC), aprobado el pasado 13 de octubre en Consejo de Gobierno y que posiciona a Andalucía como la primera comunidad autónoma de España que
cuenta con una planificación alineada con los objetivos y directrices europeos y nacionales en materia de cambio climático.

"Este plan es ambicioso y posibilista", ha afirmado Crespo en relación a que el PAAC permite, entre otras cuestiones, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, una cuestión "de gran importancia para nuestra comunidad autónoma", detalla la Junta en un comunicado.

Asimismo, ha valorado que el plan andaluz posibilita también que las empresas puedan compensar sus emisiones a través de actuaciones que antes no se contemplaban en la normativa como, por ejemplo, "la reforestación en terreno privado o los proyectos de carbono azul, que permiten aprovechar nuestros mares como sumideros de CO2 a partir de la inversión del sector privado en estas importantes iniciativas".

Crespo ha comentado que Andalucía se ha fijado el objetivo de reducir las emisiones en un 41% para 2030, un reto que supone elevar las previsiones marcadas tanto por la actual ley andaluza (18%) como por el Plan Nacional de Energía y Clima (39%); y ha afirmado que esta región puede "ir más allá"
precisamente porque "estamos siendo imaginativos en el ámbito de la compensación de emisiones, fundamentalmente, en el sector privado, pero también en el público".

En esta presentación institucional del PAAC, que ha tenido lugar en Sevilla, han participado también, entre otras personalidades, el comisionado para el Cambio Climático y Modelo Energético, Juan Manuel Muñoz; la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, María López; y diversos
expertos del ámbito nacional e internacional.

En su intervención, la consejera de Desarrollo Sostenible ha subrayado que "Andalucía tiene una oportunidad" con el PAAC y "la va a aprovechar" siguiendo adelante en el desarrollo de este "plan pionero" con la "complicidad" de las empresas, las administraciones públicas y la sociedad andaluza. "Nos sentimos muy apoyados por las organizaciones y el sector privado y vamos a continuar con esa colaboración público-privada que nos va a permitir tener un plan exitoso que genere posibilidades para el futuro", ha afirmado.

En este sentido, Crespo ha recalcado que, "en el actual contexto de lucha contra el cambio climático y recuperación post Covid, la unión del sector público y privado es una oportunidad que nos hace únicos para poder actuar con una sola voz en el aprovechamiento de todas las posibilidades que ofrecen las normas, los planes, las leyes y los recursos económicos" disponibles para luchar contra el cambio climático e impulsar al mismo tiempo el desarrollo sostenible de los territorios.

Entre otras actuaciones puestas ya en marcha desde la Junta de Andalucía, la consejera se ha referido a la ayuda que está prestando Desarrollo Sostenible a los ayuntamientos andaluces para la elaboración de los planes municipales contra el cambio climático. Además, Crespo ha recordado que su
Consejería ha firmado ya protocolos de colaboración con administraciones locales y provinciales para redactar proyectos pilotos de cuatro áreas especialmente vulnerables al cambio climático.

Se trata, en concreto, de la zona de Almonaster (Huelva), donde se produjo un gran incendio en 2020; la comarca de Los Pedroches, con grandes extensiones de dehesa; el municipio gaditano de la Línea de la Concepción, muy expuesto a la subida del nivel del mar; y la localidad de Antequera, donde se prevé un aumento de la temperatura superior a la media de la provincia de Málaga al ser un importante nudo de comunicación.

PLAN ANDALUZ DE ACCIÓN POR EL CLIMA

El PAAC es el instrumento general de planificación estratégica en Andalucía para la lucha contra el cambio climático hasta el año 2030 y en él se plasma la apuesta de la Junta por actuar ante el gran reto que afronta actualmente la humanidad a través de la adaptación, la mitigación de emisiones, la transición energética, la comunicación y la participación de la sociedad.

El Gobierno andaluz busca la integración efectiva de estas acciones en la planificación autonómica y local y, además, persigue también el aprovechamiento de las sinergias que puedan existir entre ellas. La puesta en marcha de las 137 líneas de actuación que contempla el Plan Andaluz de Acción por el Clima contribuirá a alcanzar 15 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU.

Entre todas estas acciones necesarias para la consecución de los ambiciosos objetivos estratégicos que marca el PAAC, destacan siete acciones clave que requieren una especial atención en su ejecución para eliminar barreras, conseguir la coordinación institucional y la colaboración público
privada, y priorizar la cobertura presupuestaria o financiera que asegure la implementación de las medidas planificadas.

Estas acciones claves son, concretamente, profundizar en la evaluación de los riesgos climáticos en Andalucía; desarrollar una estrategia integral para el sector del agua; desarrollar la economía circular en la comunidad autónoma; avanzar en la sostenibilidad de los instrumentos de ordenamiento territorial y urbanístico; continuar implantando una financiación sostenible en la Junta; integrar el cambio climático en la planificación regional y local a través de la gobernanza, y desarrollar estrategias o planificaciones relevantes en materia de mitigación y transición energética.

El Plan Andaluz de Acción por el Clima se presenta como una de las principales herramientas de trabajo en materia medioambiental para los próximos años y cuenta, concretamente, con 137 líneas de actuación organizadas en tres programas que se centran en la adaptación al cambio climático, la mitigación de emisiones contaminantes con efecto sobre el clima y las actividades de comunicación.

El principal fin que persigue el programa de mitigación es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Para ello, se han definido 74 líneas estratégicas de actuación relativas a 10 áreas entre las que se encuentran energía, edificación y vivienda, transporte, movilidad, turismo, comercio, administraciones públicas, agricultura y ganadería, usos de la tierra, industria no incluidas en el sistema de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea (ETS) y residuos.

En el caso del programa de adaptación, el PAAC establece como objetivo la reducción de los riesgos climáticos a los que está sometida la Comunidad Autónoma andaluza, especialmente en las áreas estratégicas con mayor afección. Inicialmente, se ha realizado un diagnóstico de los principales impactos en Andalucía ante el cambio climático, entre los que se han identificado la demanda y la disponibilidad de agua, el incremento súbito de precipitaciones intensas, las sequías, la subida del nivel del mar y las olas
de calor. En función de estos condicionantes, los sectores económicos andaluces que presentan mayor vulnerabilidad a este fenómeno son la agricultura de regadío, la ganadería, el turismo, la pesca y el sector
forestal.

Ante esta situación, el PAAC establece 44 líneas estratégicas para las 15 áreas con mayor posibilidad de afección y siete dimensiones a tener en cuenta en su desarrollo.