Publicado 09/07/2024 14:45

Creados 77 equipos locales para la atención al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad en Andalucía

Archivo - Terapia con un menor con TDAH.
Archivo - Terapia con un menor con TDAH. - VITHAS ALMERÍA - Archivo

SEVILLA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento con motivo de la celebración el 13 de julio del Día Internacional del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) de la constitución a lo largo de 2023 de 77 equipos locales de coordinación (ELC) en Andalucía en aplicación de lo establecido en el Protocolo de Atención a Personas con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (Protocolo TDAH).

En una nota de prensa, la Junta ha señalado que estos dispositivos se han puesto en marcha por la Consejería de Salud y Consumo en coordinación con las de Desarrollo Educativo y Formación Profesional y de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, además del Servicio Andaluz de Salud. Estos 77 equipos locales corresponden a 69 unidades de Salud Mental Comunitaria (USMC), lo que supone dar cobertura a más del 95% de la población andaluza y en ellos participan 663 profesionales de los cuatro ámbitos previstos por el Protocolo TDAH: Educación, Servicios Sociales, Atención Primaria y Salud Mental.

Quedan pendientes de constituirse los equipos correspondientes a nueve USMC. Coordinados por la persona referente de los programas de Salud Mental de Infancia y Adolescencia de las unidades de Salud Mental Comunitaria (USMC), estos equipos son estructuras de coordinación técnica de profesionales que prestan atención directa a las personas con TDAH, en función de sus competencias.

Los ELC están compuestos por profesionales de los servicios sanitarios como pediatras y médicos de familia de Atención Primaria, profesionales de la Salud Mental de Infancia y Adolescencia de las USMC y de las unidades de Salud Mental Infanto-Juvenil, de neuropediatría, neurología y otras especialidades. Por parte de Desarrollo Educativo, conforman estos equipos profesionales de la orientación del Equipo de Orientación Educativa y del Departamento de Orientación, así como del equipo de orientación educativa especializado en trastornos graves de conducta.

Por parte de Inclusión, profesionales del Trabajo Social, de la Educación Social y de la Psicología de los servicios sociales comunitarios. En su caso, también profesionales que pertenecen a los equipos de tratamiento familiar. Las funciones principales de los ELC están relacionadas con la gestión de casos (de difícil diagnóstico, diagnósticos dudosos, casos complejos) y con la mejora continua del protocolo y de la colaboración intersectorial e internivel. Si bien, muchos equipos han podido abordar otros aspectos y trastornos relacionados con la salud mental de la infancia y la adolescencia.

En paralelo, las consejerías de Salud y Consumo y de Desarrollo Educativo y Formación Profesional han organizado distintas acciones formativas para que sanitarios y docentes conozcan este protocolo. En total, más de 4.000 profesionales de ambos sectores han asistido a estos cursos. La Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) y el grupo motor que impulsó el proceso de elaboración del protocolo organizaron una jornada sobre la 'Implantación del Protocolo de Atención a Personas con TDAH: Constitución de los Equipos Locales de Coordinación', que contó con la participación presencial y virtual de más de mil profesionales de todos los sectores y miembros del movimiento asociativo.

Otros 2.500 profesionales de todos los sectores participaron en una segunda edición del Curso MOOC, diseñado también por la EASP y el grupo motor sobre 'Atención a personas con TDAH: protocolo de atención y aspectos claves'. Por su parte, la Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional ha impartido diez acciones formativas durante el curso 2023-2024 a las que han asistido 566 docentes. La finalidad de estas acciones ha sido formar al personal docente como parte implicada en el proceso de identificación y detección del TDAH, complementando la actuación de los ELC.

El protocolo TDAH, publicado en junio de 2021, recoge la definición, características, sintomatología y posibles complicaciones del TDAH; el proceso de identificación y evaluación de este trastorno y las áreas de intervención tanto en el sistema educativo como sanitario, y presenta los recursos terapéuticos (psicológicos, psicopedagógicos y farmacológicos), además de determinar la coordinación interdepartamental (Sanidad y Educación) e interniveles (Atención Primaria con las Unidades de Salud Mental Comunitaria, Neuropediatría y las Unidades de Salud Mental Infanto-Juvenil) y definir los criterios de derivación.

Este documento determina los pasos que se deben seguir si la detección del trastorno se produce en el centro educativo o si es en los servicios sanitarios; establece los procesos de identificación, evaluación y diagnóstico en ambos ámbitos, así como los espacios de coordinación intersectorial y, dentro del ámbito sanitario, entre Atención Primaria y las USMC, con la intervención de neuropediatría cuando sea preciso. Se refiere igualmente, al proceso de intervención y tratamiento, también desde los dos ámbitos, así como al procedimiento de intercambio de información entre los servicios sanitarios y educativos.

Actualmente, se ha puesto en marcha un grupo de trabajo intersectorial que está elaborando una serie de recomendaciones para la atención a las personas con TDAH en los momentos de transición y cuando la detección se hace en personas adultas no diagnosticadas. Este material se incluirá como adenda al Protocolo TDAH. La mejora de la atención sanitaria y sociosanitaria es uno de los objetivos primordiales del Gobierno de Andalucía para esta legislatura, como se ha puesto de relieve mediante la firma del Pacto Social y Económico por el Impulso en Andalucía, firmado el 13 de marzo de 2023, entre la Presidencia de la Junta de Andalucía y los agentes sociales, donde se establece un apartado específico dedicado a las líneas de mejora en la atención a la salud, servicios sociales y dependencia.

Contador