Publicado 26/03/2023 12:26

Los datos de monitorización de glucosa de personas con diabetes se integran en la Historia Clínica Digital

Archivo - Sistema flash de monitorización de glucosa
Archivo - Sistema flash de monitorización de glucosa - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha dado un paso más en la mejora del proceso de monitorización de glucosa intersticial (MGI) de personas con diabetes, iniciando la integración de las mediciones de glucosa, obtenidas a través del sistema de monitorización flash, en su Historia Clínica Digital. Esto permitirá a los profesionales de cualquier ámbito asistencial poder acceder a ellos mediante Diraya.

Las descargas de los datos registrados por estos dispositivos a la Historia Clínica Digital se realizarán de forma periódica cada dos semanas por lo que cualquier paciente, registrado en MGI, que acuda a consulta ya sea en atención primaria, hospitalaria o urgencias, tendrá asociada a su Historia Clínica Digital, un informe de seguimiento calculado sobre las mediciones generadas por los sensores en los últimos 14 días, con información no solo en texto sino también de forma gráfica, según ha detallado la Consejería de Salud y Consumo en un comunicado.

Hasta el momento, para acceder a estos datos, los profesionales sanitarios tenían que acceder a un programa externo a la Historia Clínica Digital y a un registro personal para ello, con lo que esta integración facilitará el acceso a los datos actualizados para todos los profesionales, junto al resto de la información clínica del paciente.

El Sistema Sanitario Público de Andalucía es pionero en España y en Europa en la incorporación de los datos de monitorización flash de glucosa en la Historia Clínica Digital, "lo que supone un hito organizativo y tecnológico para avanzar en la continuidad asistencial de las personas con diabetes", han destacado.

Para ello, los pacientes con este tipo de sensores, que estén previamente autorizados a su uso por un profesional del SAS y, que deseen que los datos de sus mediciones de glucosa queden registrados en su Historia Clínica Digital deben identificarse en el sistema de información, denominado 'Freestyle'. De esta forma, el paciente autoriza al SAS el acceso a sus datos.

Asimismo, los usuarios a este sistema podrán acceder, como hasta ahora, a sus datos mediante la aplicación que tengan instalada en sus dispositivos móviles, donde se descarga el resultado de sus mediciones, aunque a medio plazo está prevista la integración con la app Salud Andalucía y ClicSalud+.

Por lo tanto, la integración con Diraya de estos datos supone una notable mejora en la continuidad asistencial por parte del profesional, pero también una mejora en la prestación sanitaria a las personas con diabetes y sus cuidadores, facilitando el seguimiento remoto y la teleasistencia.

MONITORIZACIÓN FLASH

El sistema de monitorización flash de glucosa es un sistema mínimamente invasivo que mediante un sensor flash instalado en la piel del brazo del paciente estima con alto grado de exactitud los niveles de glucosa obtenidos, mejorando así su grado de control metabólico y reduciendo la necesidad de realizarse las tradicionales punciones digitales, en beneficio de la calidad de vida del paciente y la gestión diaria de su enfermedad, ya que genera hasta 1.440 datos diarios.

El programa del que ahora forman parte unas 30.000 personas con diabetes, usuarios del SAS, empezó en el año 2018 con la incorporación de pacientes con diabetes mellitus tipo 1 (DM1) en menores de 18 años. En el año 2020, se extendió a personas adultas con DM1 a los que se fueron sumando otros perfiles clínicos (diabetes insulinopénicas en tratamiento insulínico), hasta alcanzar los 23.500 pacientes en la actualidad.

En abril 2022, la Consejería de Salud, a través del Plan Integral de Diabetes, decidió sumar a este sistema a los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) que precisan terapia con pautas intensivas de insulina en régimen bolo basal, siendo hoy más de 5.000 las personas que se benefician, priorizadas por sus necesidades clínicas y calculando un grupo de usuarios potenciales para los próximos dos años de unos 25.000 más.

El sistema recibe una continua actualización de nuevas personas con diabetes tanto de DM1 o de DM2 que van añadiendo los profesionales sanitarios, que estiman que cuentan con el perfil para formar parte de este servicio, por lo que va aumentando de forma progresiva siendo, por tanto, un programa vivo, que ve incrementado su número de usuarios diariamente.

Estos pacientes una vez propuestos y registrados por el profesional sanitario de la Unidades Hospitalarias (Endocrinología, Nutrición o Pediatría) o de Atención Primaria pueden adherirse al programa denominado 'HomeDelivery', que consiste en el envío periódico del dispositivo a su domicilio, ya que debe sustituirse cada 14 días.

De esta manera, no tienen que desplazarse a un centro de salud del Sistema Sanitario Público de Andalucía para obtenerlo, lo que resulta muy ventajoso tanto para las personas con diabetes como para el personal asistencial en su desempeño laboral.

El Plan Integral de Diabetes, perteneciente a la Secretaría General Humanización, Planificación, Atención Sociosanitaria y Consumo de la Consejería de Salud y Consumo, tiene como objetivo contribuir a frenar la incidencia creciente de diabetes y mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes a través de una asistencia sanitaria integral, coordinada y adaptada a las situaciones de complejidad que puedan acontecer a lo largo de la vida del paciente, de forma eficiente.