Publicado 27/12/2022 16:00

El Gobierno andaluz aprueba un nuevo decreto de estructura de la Consejería de Universidad

El consejero de Universidad e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, en el transcurso de una entrevista con Europa Press.
El consejero de Universidad e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, en el transcurso de una entrevista con Europa Press. - Joaquin Corchero - Europa Press

SEVILLA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes un nuevo decreto de estructura orgánica de la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación, que modifica a su vez el Decreto 158/2022, de 9 de agosto, mediante el cual se realiza una mejora de las funciones y atribuciones que ya venían ejerciendo los órganos directivos de la extinta Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidad.

Este nuevo decreto contempla una serie de modificaciones y concreciones en la delimitación y organización de las competencias atribuidas en materia de fomento del emprendimiento, según una nota del Gobierno andaluz.

El nuevo organigrama aprobado adscribe a la Secretaría General de Universidades la Dirección General de Fomento del Emprendimiento y la Formación Continua, a la que le corresponden las competencias de la Fundación Andalucía Emprende, además de asumir, como en el anterior decreto de estructura, el Consejo Andaluz de Universidades y la Dirección General de Coordinación Universitaria, a la que se vincula el Consejo Asesor de Estudiantes Universitarios de Andalucía.

La Fundación Andalucía Emprende se integra como entidad inscrita a la Consejería a través de la Dirección General de Fomento del Emprendimiento y la Formación Continua.

La modificación del decreto 158/2022 es necesaria para delimitar las competencias que, en materia de emprendimiento, comparten la Consejería de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa con la de Universidad, Investigación e Innovación a través de la Agencia Digital de Andalucía.

La Secretaría General de Investigación e Innovación se desvincula del Centro Informático Científico de Andalucía (CICA) y de la Red Informática Científica de Andalucía (RICA), que pasan a depender de la Agencia Digital de Andalucía al tratarse de infraestructuras meramente informáticas; mientras que el Sistema de Información Científica de Andalucía (SICA) continua adscrito a la Dirección General de Planificación de la Investigación de la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación.

La nueva estructura orgánica asigna a la Dirección General de Fomento de la Innovación, dependiente de la Secretaría General de Investigación e Innovación, la coordinación, el fomento y la ejecución de estrategias de Territorio Inteligente, en consonancia con la modificación de los Estatutos de la Agencia Digital de Andalucía y con la redistribución de competencias en la materia entre la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación y la Consejería de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa.

El decreto contempla, además, algunos cambios en competencias que tienen asignadas y han de desarrollar los diferentes órganos directivos en que se organiza la Consejería al constatarse disfunciones que han sido puestas de manifiesto al comenzar a ejecutar los proyectos que tienen atribuidos en el ámbito competencial que le es propio y que permitirán mayor eficacia, eficiencia y agilidad en su desarrollo.

El Gobierno andaluz asegura que la nueva estructura no supone aumento alguno en gasto, a pesar de las nuevas funciones que asume la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación, ya que se ha procedido a trasladar competencias y estructuras entre consejerías, así como que se consigue maximizar la eficiencia con los recursos disponibles y optimizar la necesaria coordinación con el resto de consejerías en aquellas materias compartidas o afines.