La inversión comprometida por la Junta para infraestructuras de depuración supera ya los 513 millones de euros

José Fiscal, en su visita a la depuradora de Aznalcóllar
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 18/09/2018 18:14:26CET

SEVILLA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, ha informado en el Parlamento andaluz de que su departamento ha comprometido, a fecha 31 de diciembre de 2017, una inversión que supera los 513 millones de euros para la construcción de infraestructuras de depuración declaradas de Interés de la Comunidad Autónoma en 2010 por el Gobierno andaluz: en total son 300 actuaciones, repartidas entre las ocho provincias.

Durante su intervención, a petición del PP, en la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el consejero ha explicado que para financiar todas estas actuaciones la Ley de Aguas creó el canon de mejora de infraestructuras hidráulicas, de carácter finalista y solidario, que se invierte en proyectos de depuración, en cumplimiento de la normativa europea.

Así, lo recaudado en cada uno de los núcleos urbanos se emplea en pagar todas las inversiones necesarias para alcanzar los objetivos de depuración, con independencia de su lugar de ejecución.

Desde su entrada en vigor en 2011, los ingresos recaudados hasta el 31 diciembre de 2017 han sido de 583,13 millones de euros, los cuales son controlados por la Intervención General del la Junta. En esta línea, Fiscal ha recordado que durante los cinco primeros años de vigencia del canon la cuota variable se ha ido aplicando progresivamente en unos porcentajes que han ido aumentando desde el 30 por ciento inicial hasta el 100 por ciento alcanzado en mayo de 2015.

En opinión del titular de Medio Ambiente, la Ley de Aguas no fija un escenario temporal respecto al canon. Esto quiere decir que lo recaudado en una anualidad no tiene por qué ser aplicado a un mismo ejercicio presupuestario, ni siquiera en el inmediatamente posterior; no en vano, desde que se inicia la tramitación hasta que se produce la ejecución final de una infraestructura de depuración pasan entre cuatro y seis años.

Por último, el consejero ha destacado el trabajo y el compromiso del Gobierno andaluz para que a la mayor brevedad posible se lleven a cabo todas las actuaciones necesarias que posibiliten el cumplimiento con lo establecido en la Directiva europea 91/271 de depuración de aguas residuales urbanas.

Como ejemplo, se cuenta el protocolo firmado en 2017 con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para definir las líneas a seguir por ambas administraciones y poder cumplir por tanto este objetivo o el esfuerzo inversor realizado este año por la Junta en la provincia de Granada, destinando 80 millones de euros para la ejecución de infraestructuras de depuración.

LOS ANDALUCES PAGARÁN "DOBLEMENTE"

Del lado del Grupo Popular, la parlamentaria Aránzazu Martín ha recordado la sanción de en torno a 50 millones de euros que Europa ha interpuesto a España por el incumplimiento de la directiva marco del agua, incidiendo en que de las nueve depuradoras que incumplen siete están en Andalucía.

"Me parece bien que saque pecho de sus obras de depuración, pero la triste realidad es que vamos a tener que pagar doblemente los andaluces, por este canon del agua que la Junta se inventó para pagar las obras de depuración y porque estamos expuestos a la sanción por sus incumplimientos en esta materia", ha dicho Martín, haciendo hincapié en las "muchísimas" obras pendientes de ejecución.

A todo ello, Fiscal ha respondido lamentando que la oposición "se refiera siempre con desprecio al canon del agua", al que se empeñan en "satanizar", y ha aludido a la supuesta pretensión de los populares de "apostar por la iniciativa privada en la gestión del agua", toda vez que, además, las depuradoras andaluzas están terminadas o "encarriladas".