Actualizado 29/10/2020 15:23 CET

La Junta culmina la convocatoria de procesos selectivos ordinarios y de estabilización de empleo público

Oposiciones en Andalucía. Foto de archivo
Oposiciones en Andalucía. Foto de archivo - JUNTA - Archivo

SEVILLA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía, desde que el pasado mes de abril de 2019 se empezaran a aprobar las bases de los procesos selectivos pendientes desde las Ofertas de empleo Ordinarias y estabilización de 2017/2018 y extraordinaria de estabilización de 2019, ha convocado todos los cuerpos, salvo el de técnicos de Grado Medio, Especialidad Desarrollo Agrario y Pesquero.

Según ha informado la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior en una nota, se han convocado 19 procesos de promoción interna y se han publicado los listados definitivos de todos ellos. A estos procesos se han presentado 3.178 opositores y han aprobado 1.429. Asimismo, hay 47 procesos iniciados correspondientes a 36 cuerpos (13 cuerpos con plazas solo de convocatorias ordinarias, 11 cuerpos con plazas también en estabilización y 12 cuerpos con plazas solo para convocatorias de estabilización).

A estos procesos se han presentado 17.776 solicitudes ordinarias y 14.494 en estabilización, con un total de 12.551 opositores presentados. En lo que se refiere a procesos a celebrar entre noviembre y diciembre, hay 38 procesos pendientes con 87.599 solicitudes correspondientes a 23 cuerpos (dos cuerpos con plazas solo de convocatorias ordinarias, 15 cuerpos con plazas en convocatorias en estabilización y ordinarias y 6 cuerpos con plazas solo en estabilización).

Las comisiones de selección, conocidos como tribunales, contarán con 672 personas, y habrá 40 colaboradores por centro aproximadamente, lo que supone unos 20.000 funcionarios voluntarios en todas las provincias de Andalucía.

Entre los procesos selectivos que tendrán lugar en este periodo destacan los dos que serán masivos, los de Administrativos (C1) y Auxiliares Administrativos (C2), que se celebrarán los días 21 y 22 de noviembre, respectivamente. Al primero están convocados casi 20.000 opositores y al segundo, 26.000.

NORMAS ANTE EL COVID-19

Junto a ello, se han aprobado una serie de normas ante el Covid-19. Para evitar aglomeraciones de personas en cada sede, se ha establecido grupos reducidos de participantes para la realización de los ejercicios en aulas limitados en su aforo, siendo llamados a aulas específicas y predeterminadas, pudiendo conocerse en qué centro y aula han sido convocados los participantes, a efectos de la identificación epidemiológica. Siempre que el número lo ha permitido se ha realizado en Institutos públicos.

Asimismo, mediante una nota que se publica en la página web del Instituto Andaluz de Administración Pública (IAAP) se da información con la distribución de aulas, hora de acceso al recinto, así como las medidas higiénico-sanitarias establecidas para el desarrollo del ejercicio.

La hora de acceso al recinto será escalonada en los procesos de C1 y C2 y con amplitud de aproximadamente 45 minutos, recordándose a los aspirantes que se personen a la hora indicada y no antes. Los acompañantes no podrán entrar en el recinto donde se celebren las pruebas, recomendándose a los aspirantes que no acudan acompañados, salvo aquellos que necesiten asistencia.

En la puerta de acceso al recinto, el personal colaborador comprobará en el listado que la persona que accede aparece en ellos, que no ha comunicado con anterioridad al desarrollo de las pruebas que está afectado por COVID-19, e indicará al participante se dirija por el circuito establecido directamente y sin detenerse al aula donde está convocado, sin más dilaciones o controles. Se ha procurado que, siempre que sea posible, el acceso al recinto se produzca por más de una puerta.

Dentro del edificio, mediante cartelería, cintas separadoras, pasillos divididos en flujos de entrada y salida, o cualquier otro mecanismo, se garantizará la distancia mínima de seguridad entre los aspirantes que quieran acceder, y de estos con el personal colaborador.

En la puerta de acceso al aula, se realizará las tareas de identificación de aspirantes y de acceso al aula, de forma individual y escalonada, con un estricto protocolo de seguridad (mascarillas, guantes, gel hidroalcohólico y mobiliario que permita la separación y el no contacto entre el personal colaborador y el participante).

Una vez dentro del aula, que deberá en todo momento mantener la ventilación necesaria antes y durante la realización de la prueba, procurando permanecer en lo posible puertas y ventanas abiertas, el opositor tomará asiento en el lugar indicado, que será anotado para la trazabilidad del proceso. Solo podrá levantarse para ir al baño, en la forma dispuesta para evitar concentraciones en los aseos y evitar lo cruces en los pasillos.

Los participantes encontrarán en la mesa asignada en el aula la plantilla de respuestas. Una vez estén todos sentados, se repartirán por el personal colaborador los cuestionarios observando escrupulosamente la higiene de manos en el momento que disponga la comisión de selección correspondiente, que los aspirantes no podrán llevar consigo para eliminar cualquier posible fuente de contagio (solo podrán llevarse su ejemplar autocopiativo de respuestas).

Las pertenencias personales de los aspirantes deberán permanecer apartadas en sus mochilas o bolsos, que dejarán cerrados, depositándolos en los lugares que indique el personal en funciones de vigilancia, siempre manteniendo la distancia mínima de seguridad con las pertenencias de otros opositores, y existiendo prohibición de volver a tocarlas hasta la finalización del examen.

ALGUIEN CON SÍNTOMAS

Si durante el desarrollo del examen la persona responsable del aula observara a algún participante con sintomatología sospechosa de COVID-19 (tos frecuente, estado febril, etc..) deberá indicarlo a la persona designada por el Instituto Andaluz de Administración Pública a tal efecto, a fin de que este proceda según el protocolo establecido más adelante para la gestión de incidencias.

Los opositores abandonarán la sede conforme vayan finalizando el ejercicio, de manera escalonada, sin detenerse y de manera ordenada por proximidad a la salida del recinto.

En todo momento el personal colaborador designado por el IAAP para la organización de las pruebas velará por el control en el uso de mascarillas por todos los asistentes; el uso del gel hidroalcohólico antes de la salida del aula para acudir al baño y a la vuelta del mismo; que no se compartan objetos personales ni se ubican juntas pertenencias de diferentes personas; y la debida ventilación del aula con las ventanas (en su caso) y puertas abiertas, así como que se mantienen las medidas de distanciamiento desde que aceden al recinto hasta que lo abandonan una vez concluida la pruebas.

Contador