Actualizado 20/02/2024 14:43

López defiende una administración "humana" con la voluntad de las personas en situación de dependencia "en el centro"

844698.1.260.149.20240220133355
Vídeo de la noticia
Archivo - La consejera de Integración Social, Juventud e Igualdad de oportunidades de la Junta de Andalucía, Loles López, archivo - Álex Zea - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Loles López, ha destacado que el nuevo decreto ley de simplificación administrativa de la Junta "acorta plazos" en el proceso de dependencia, lo que lleva a "mejorar y alargar la vida de las personas", poniendo de manifiesto la "apuesta" del Ejecutivo andaluz por "una administración con alma, donde la persona decida sobre su bienestar y ponga su voluntad en el centro".

Así se ha manifestado la consejera este martes en Sevilla, en el marco de la conferencia 'Andalucía: una administración con alma', donde ha desgranado las principales medidas en materia de dependencia recogidas en el cuarto decreto de simplificación administrativa de la Junta, con la presencia de miembros del Gobierno andaluz como los consejeros Catalina García, Patricia del Pozo, Rocío Blanco y José Antonio Nieto.

López ha subrayado que le nuevo decreto supone "una nueva forma de gestionar la dependencia", asegurando que "vamos a darle un giro de 180 grados".

En este punto, ha señalado que la Junta trabaja por lograr un sistema administrativo "más rápido, sencillo, seguro, cercano y humano", y para ello "vamos a dejar atrás los procedimientos obsoletos" para adaptarlos a los nuevos tiempo con "digitalización, robotización, silencio administrativo positivo y declaraciones responsables", todo ello "sin dejar de lado el trabajo de inspecciones y controles de la Junta".

UNA ÚNICA VISITA DE VALORACIÓN

Loles López ha destacado que con el nuevo decreto el reconocimiento de la dependencia se hará en una sola visita. Así, ha explicado que actualmente, cuando una persona solicita la dependencia, recibe una primera visita en su domicilio del valorador para ver las condiciones en las que se encuentra y también la situación de la vivienda y una segunda visita para informar del grado de dependencia que se ha determinado y las prestaciones a las que se puede acoger.

La titular de Inclusión Social ha recalcado que con una única visita y un único procedimiento y resolución "se acortan los plazos y se preserva la intimidad de la persona, evitando molestias a ella y a su entorno". Además, el personal de la dependencia explicará las prestaciones y servicios del catálogo de la Junta, recogiendo su preferencia, "para que la Administración no decida por las personas".

En cuanto a los centros residenciales, la consejera ha remarcado que la incorporación de la persona al centro se va a reducir de 15 a siete días. Asimismo, se facilita el camino a las entidades y empresas para la construcción de nuevas residencias y centros de día con una subvención por 73,3 millones, para así luchar contra la falta de plazas.

"Además, hasta ahora para la apertura de un centro residencial teníamos autorización previa, provisional y definitiva", mientras que con el decreto "se resume en una sola autorización y silencio positivo".

De otro lado, ha explicado que con el decreto se ha consolidado una medida ya puesta en marcha por la que la deuda económica que adquiere la administración con una persona que tiene concedida la prestación económica se hará en un único pago, en lugar de fraccionado en el tiempo.