Publicado 02/12/2021 17:33CET

Luz Arcas lleva al Teatro Central de Sevilla 'Toná', donde confronta lo popular con el individualismo

La bailarina Luz Arcas
La bailarina Luz Arcas - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Teatro Central, escenario de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico que gestiona la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, presenta los días 3 y 4 de diciembre el espectáculo de danza 'Toná', de la bailarina malagueña Luz Arcas y su compañía La Phármaco. En este caso, la creadora e intérprete se apoya en el baile de verdiales para reivindicar el imaginario popular frente al individualismo. Este espectáculo para tres intérpretes, se representa en la sala B, desde las 19,30 horas, con dirección, coreografía e interpretación de Luz Arcas, el violín y la electrónica de Luz Prado, y la voz, palmas y percusiones de Lola Dolores.

Con 'Toná' la bailarina y coreógrafa se enfrenta a una de las obras "más especiales" dentro de su trayectoria, según ha detallado la Junta de Andalucía, destacando que se trata de una pieza "más orgánica, libre e intuitiva" que otros trabajos, el resultado de un proceso creativo "muy lento", marcado por momentos vitales definitivos y por una crisis artística "muy fuerte".

Arcas ha señalado que, antes de que estallara la pandemia viajó a Málaga para pasar un tiempo con su padre enfermo. "En su casa, donde me crié, me reencontré con referencias olvidadas, anécdotas y miedos y volví a conectar con el folclore de mi infancia", ha añadido. A partir de esa experiencia la artista malagueña transforma en danza ese sentimiento tan propio de aquel folclore: "la muerte como celebración de la vida, la catarsis individual y colectiva".

Tras 'Una gran emoción política' y 'Bekristen/Cristianos' (ambos vistos en el Central) la creadora malagueña se sumerge en una pieza con verdiales, folclore malagueño prerromano, como base para reivindicar el imaginario popular frente al individualismo. Realiza "un acto de insumisión contra un sistema que niega y destierra la vejez y la enfermedad". La enfermedad del progenitor de Arcas sirve como punto de inicio para la obra.

LA PHÁRMACO

Luz Arcas dirige La Phármaco desde 2009. Entre sus creaciones destacan 'Kaspar Hauser. El huérfano de Europa' (Teatros del Canal, Festival Otoño a Primavera, 2016), 'Miserere. Cuando la noche llegue se cubrirán con ella' (Teatros del Canal, 2017), 'Una gran emoción política' (Teatro Valle Inclán de Madrid, coproducida por el Centro Dramático Nacional 2018), 'Los hijos más bellos' (coproducida por el Ballet de Víctor Ullate/Comunidad de Madrid, 2018), 'Dolorosa' (2019, creada para la Compañía Nacional de El Salvador) y el nuevo proyecto 'Bekristen/Cristianos', una trilogía cuyo primer capítulo se estrenó en noviembre de 2019 en Teatros del Canal de Madrid, y 'Toná', coproducida por Festival de Otoño de Madrid y estrenada en el Teatro de la Abadía en 2020.

La creadora explora espacios no teatrales, como en 'Chacona' (2015, Centre Pompidou), 'Embodying what was hidden' (2016, King Juan Carlos Centre, NYU), 'La errancia' (2018, Conde Duque, Garden State), 'Habitación con mi alma fuera' (2019, Museo Picasso, exposición de Bruce Nauman) o 'Y qué más da, todo es gracia' (2019, Museo Picasso, exposición Calder-Picasso). La Phármaco aborda también proyectos pedagógicos como el de 'Mundo y Lenguaje' (2016, Malabo, Guinea Ecuatorial, 'Tú que tienes la luz', en la National School of Drama de Nueva Delhi (2016).

Arcas es Premio El Ojo Crítico de Danza 2015, Mejor Intérprete Femenina de Danza 2015 en Premios Lorca, finalista Mejor Intérprete Femenina de Danza en Premios Max 2017, Premio Injuve 2009, Málaga Crea 2009.