Actualizado 29/06/2022 16:15

Moreno propone celebrar el debate de investidura los días 20 y 21 de julio y tomar posesión el 22 de julio

Archivo - El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante su intervención en la segunda y última jornada del Debate sobre el Estado de la Comunidad en el Parlamento de Andalucía. A 28 de octubre del 2020, en Sevilla (Andalucía, España).
Archivo - El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante su intervención en la segunda y última jornada del Debate sobre el Estado de la Comunidad en el Parlamento de Andalucía. A 28 de octubre del 2020, en Sevilla (Andalucía, España). - María José López - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente electo de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha propuesto a los grupos parlamentarios celebrar el debate de investidura los días 20 y 21 de julio para tomar posesión la jornada siguiente, el viernes 23, como jefe del Ejecutivo andaluz de la XII legislatura tras la holgada mayoría absoluta lograda en las elecciones autonómicas del 19 de junio.

Así lo ha confirmado este miércoles el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz en funciones, Elías Bendodo, que ha asegurado que este calendario, que permitirá al nuevo Ejecutivo ponerse en marcha en la última semana de julio, ha sido bien recibido por los grupos parlamentarios.

El primer hito será la constitución del Parlamento andaluz de la XII legislatura, fijado en el decreto de convocatoria de las elecciones autonómicas para las 12.00 horas del jueves 14 de julio y que deberá elegir a los miembros de la Mesa de la Cámara incluida la persona que ostentará la Presidencia, que por primera vez en la historia de la autonomía recaerá en un diputado o diputada del PP-A.

A partir de la constitución del Parlamento, el Reglamento establece en su artículo 138 un plazo máximo de 15 días para que el presidente o presidenta de la Cámara proponga un candidato a la Presidencia de la Junta "previa consulta a los portavoces designados por los partidos o grupos políticos con representación parlamentaria".

Según ha detallado Bendodo, Moreno quiere acortar el plazo máximo previsto para situar el debate de investidura los días 20 y 21 de julio, de forma que Moreno pueda tomar posesión el viernes 22 y, ya como presidente electo de la XII legislatura, designar a su Gobierno para que empiece a funcionar en la última semana de julio.

"SIN PERDER NI UN MINUTO"

El objetivo de Moreno es tener "cuanto antes" el Gobierno "constituido y funcionando con normalidad sin perder ni un minuto" y ha defendido que el calendario propuesto a los grupos "es realista y el mejor para Andalucía" porque "se puede cumplir" para que el Gobierno andaluz "eche a rodar en el menor plzo posible".

Bendodo ha situado como prioridad que Andalucía pueda contar "cuanto antes" con un nuevo presupuesto, después de que el rechazo de PSOE-A, Vox, Unidas Podemos y Adelante Andalucía tumbase en noviembre el proyecto de Ley de Presupuestos presentado por el Gobierno de PP y Ciudadanos (Cs) para 2022.

Moreno justificó en su día la convocatoria anticipada de los comicios precisamente en la necesidad de que Andalucía pudiera contar con nuevos presupuestos antes del próximo año para afrontar el difícil escenario económico provocado por el alza de la inflación y los efectos de la guerra en Ucrania.

LEGISLATURA DEL AGUA

De otro lado, Elías Bendodo ha manifestado que la intención del nuevo Gobierno andaluz es impulsar la gran "legislatura del agua", un recurso fuente de empleo, de oportunidades, de vida y de riqueza. "El agua no es de derechas ni de izquierdas, es de todos", ha indicado el consejero en funciones, apuntando que Andalucía es una de las regiones más vulnerables ante el cambio climático y la escasez de agua.

"Reivindicamos una política del agua que no esté sometida a ideologías", según ha agregado Bendodo, quien ha expuesto que el primer Gobierno de Juanma Moreno ha invertido 1.500 millones en obras hidráulicas.

Ha agregado que Andalucía necesita la implicación de todas las instituciones para garantizar este recurso, empezando por el Gobierno central, que también tiene que "arrimar el hombro" y llevar a cabo las obras hidráulicas de interés general del Estado en esta comunidad, como las de depuración y saneamiento.