Actualizado 05/07/2022 11:23

Moreno reivindica un "autonomismo útil" preservando como "innegociables" los "logros" del Estatuto de Andalucía

El presidente de la Junta de Andalucía en funciones, Juanma Moreno, realiza la ofrenda floral durante el acto institucional del Parlamento en conmemoración del nacimiento de Blas Infante, a 5 de julio de 2022 en Sevilla
El presidente de la Junta de Andalucía en funciones, Juanma Moreno, realiza la ofrenda floral durante el acto institucional del Parlamento en conmemoración del nacimiento de Blas Infante, a 5 de julio de 2022 en Sevilla - Joaquin Corchero - Europa Press

SEVILLA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Junta de Andalucía en funciones, Juanma Moreno, ha invitado este martes a "mantener vivo y actualizado un autonomismo útil" en la comunidad autónoma, así como ha expresado su compromiso con los "logros y aspiraciones" que ofrece el Estatuto de Autonomía en el próximo mandato que afrontará como jefe del Ejecutivo andaluz merced a la mayoría absoluta lograda por el PP-A en las pasadas elecciones del 19 de junio, subrayando que se trata de cuestiones "completamente innegociables".

   Así lo ha enfatizado el presidente andaluz en funciones en el transcurso de su intervención en el acto de conmemoración del 137 aniversario del nacimiento de Blas Infante, reconocido en el Estatuto como 'Padre de la patria andaluza', y que se ha celebrado, como es tradicional cada año el 5 de julio, en el Parlamento andaluz.

   Antes de Moreno han intervenido en este acto el vicepresidente de la Fundación Blas Infante, Javier Delmás; y la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, y a este homenaje han asistido también, entre otras autoridades, el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández; el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu; la presidenta de la Cámara de Cuentas de Andalucía, Carmen Núñez; consejeros del Gobierno andaluz en funciones encabezados por su vicepresidente, Juan Marín, además de representantes de la mesa de la Diputación Permanente y de partidos políticos, como el secretario general del PSOE-A y senador por designación autonómica, Juan Espadas.

   Juanma Moreno ha defendido en su discurso que el actual momento que atraviesan Andalucía, España y el mundo, marcado por circunstancias como la guerra "cruenta e injusta" en Ucrania o la "durísima" pandemia de Covid-19, "nos requiere estar muy acertados en las decisiones, moderados en las formas y abiertos para integrar visiones diferentes".

   El presidente ha aludido a las recientes elecciones al Parlamento andaluz del 19 de junio, con las que los andaluces "acaban de escribir un nuevo capítulo de la defensa del autonomismo", según ha defendido Moreno, que ha querido dejar claro que, "mientras tenga el inmenso honor" de dirigir el Gobierno de la Junta, está "garantizado" el "mandato" de que "los logros y aspiraciones que nos ofrecen nuestro Estatuto son completamente innegociables" y "no se tocan, por convicción y por compromiso", según añadido, y "porque la nueva mayoría que aspiro a representar es la reafirmación necesaria de los andaluces con nuestro modelo de autonomía constitucional, para decidir con competencias transferidas sobre servicios fundamentales para la calidad de nuestras vidas".

   Moreno ha defendido que "en ningún lugar mejor que en Andalucía se va a decidir con el respeto a las necesidades y singularidades de nuestro territorio", así como que el Gobierno andaluz "no es un hito conseguido y ya amortizado, sino un bien que nos corresponde proteger a todos y poner al servicio de una Andalucía mejor".

   En esa línea, ha realizado una invitación pública "a mantener vivo y actualizado un autonomismo que debe y va a ser útil a los ciudadanos que vivimos en esta maravillosa tierra, acorde a la realidad de los andaluces, que asegure un autogobierno para crecer, ser mejores y aspirar a alcanzar nuevas cotas de prosperidad, bienestar y liderazgo", ha proclamado.

   Moreno ha apostado así por "un autonomismo que haga del éxito de Andalucía un soplo de vitalidad para el conjunto de España", y por "hacer de la transformación de Andalucía una tarea de todos los andaluces, no solo de un gobierno en un momento determinado", sino que implique "al propio Parlamento y la sociedad en su conjunto", y "con especial responsabilidad" a "los representantes de sus instituciones".

   Al evocar la figura de Blas Infante, Moreno ha defendido que "debemos muchas cosas" al 'padre de la Patria andaluza', como es "la gran obra de avivar un sentimiento compartido, de orgullo andaluz, de reivindicación y compromiso con nuestra tierra, de pertenencia e identidad con una tierra singular, maravillosa y compleja" como Andalucía, "tan fuerte como para unir a personas diferentes bajo símbolos comunes y una misma convicción, que es nuestra autonomía, entendida entonces y hoy como modelo solidario entre las distintas comunidades autónomas de España", según ha subrayado.

   Moreno ha defendido que Infante "abría el camino hacia el autogobierno que los andaluces merecemos, disfrutamos y debemos mantener en liza siempre", y "por eso, para los que creemos en el autonomismo moderno y constitucional, traer a la memoria al padre de la patria andaluza trasciende del reconocimiento y del recuerdo", y "su legado es todo un encargo, el de asumir nuevas esperanzas y conquistas para una Andalucía única, entusiasta y capaz".

PAPEL "PROTAGONISTA" DE ANDALUCÍA EN ESPAÑA

   El presidente ha remarcado que la autonomía andaluza se inserta en "un Estado con una arquitectura institucional que nos legitima para reclamar lo que es justo y sin ningún tipo de agravio hacia nuestra tierra, que reconoce a Andalucía y a los andaluces con voz propia y un destino" para esta comunidad, el de "desempeñar un papel claramente protagonista en España".

   "Esa es nuestra aspiración", ha enfatizado Moreno para añadir que Andalucía es "una parte esencial de este gran proyecto común y compartido que es España", en cuya "agenda institucional" esta comunidad "tiene que jugar un papel destacado", ha añadido, y en esa línea ha defendido que, "cuando se marquen las pautas y objetivos de nuestra nación, siempre tiene que estar presente Andalucía, no solamente" por su "peso cuantitativo" como región más poblada, "sino también por nuestra trayectoria histórica, por nuestros fundamentos, singularidad, nuestras capacidades y talento", y "porque creemos en Andalucía y su capacidad, enorme vocación universal y fortaleza para no renunciar a ambiciones que se traduzcan" en una tierra "atractiva, de prestigio y tantas oportunidades como andaluces somos".

BOSQUET REIVINDICA UN "ANDALUCISMO INTEGRADOR"

   Por su parte, la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, ha rememorado en su discurso la figura de Blas Infante como "uno de los responsables del inicio del camino hacia el andalucismo histórico e integrador que, con el amor a su tierra, alimentó la esperanza de los andaluces trabajando para dar derechos, libertades y mejores oportunidades a sus hijos".

   Ha defendido su ejemplo "que nos debe inspirar e impulsar para seguir construyendo, entre todos, una Andalucía cada día más próspera y con mejores oportunidades", y el trabajo de quienes, como él, "abrieron camino a Andalucía y marcaron el rumbo dotando al pueblo andaluz de un proyecto político, el de su autonomía".

   "Con su vida y con su obra sembraron un ideal que hoy son nuestras raíces, desde las que nació, hace cuatro décadas, la Andalucía democrática", ha destacado Marta Bosquet, quien ha reivindicado que la Cámara autonómica que ha presidido en la XI Legislatura "es heredera directa del sueño de una Andalucía con voz propia que recoge aquella aspiración de un pueblo orgulloso de su identidad para construir su futuro". "Y es la culminación política del triunfo de ese ideal humanista, solidario e integrador que tiene como principio y como meta la dignidad y el reconocimiento del pueblo andaluz", ha remarcado.

   Por último, el vicepresidente de la Fundación Blas Infante, Javier Delmás, ha indicado que este acto supone reiterar el compromiso con Andalucía y reivindicar que Blas Infante sigue siendo un "punto de referencia e irradiación" para los andaluces. Ha señalado que "nunca podrá morir del todo", sino que siempre pervivirá en "nuestras aspiraciones y exigencias como pueblo", y ha subrayado que recordó que los andaluces no "estábamos destinados a ocupar un lugar secundario o marginal", sino que "podíamos y debíamos aspirar a metas superiores".