Publicado 26/10/2022 13:13

Salud fomenta la atención integral a personas que sufren daño cerebral y sus familias

Salud fomenta la atención integral a personas que sufren daño cerebral y sus familias
Salud fomenta la atención integral a personas que sufren daño cerebral y sus familias - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud y Consumo está fomentando, a través del Plan Integral de Atención a la Accidentabilidad, la atención integral a las personas que han sufrido daño cerebral así como la mejora de la asistencia desde el punto de vista de la humanización y el cuidado a las familias.

En el Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido, se destaca la necesidad de atender al paciente que sufre daño cerebral desde el primer día así como a su familia, ya que se trata de una situación que produce un gran impacto en todo el entorno familiar, especialmente en el círculo más cercano.

En este sentido, según destaca la Consejería en nota de prensa, el Sistema Sanitario Público de Andalucía ofrece una Rehabilitación Integral, especialmente centrado en los casos moderados-severo, a través de los Servicios de Rehabilitación donde un equipo multidisciplinar compuesto por médicos rehabilitadores especializados en Neurorehabilitación junto con un equipo de profesionales como fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas, psicólogos o trabajadores sociales aseguran la atención de los déficits y discapacidad de este proceso.

Igualmente, desde la Consejería de Salud y Consumo se fomenta la continuidad asistencial con los equipos de atención primaria para facilitar la vuelta del paciente a su entorno con seguridad y realizan un acompañamiento continuado a la familia, así como con el sector sociosanitario, ya que en muchos casos se produce una discapacidad crónica.

ACTUALIZACIÓN DEL PLAN

En la actualidad, se está procediendo a la actualización del Plan Integral de Atención a la Accidentabilidad para avanzar en estos ámbitos. Así, se han definido tres líneas de trabajo simultáneas, que se corresponden con las distintas fases que rodean a un accidente, es decir antes, durante y después de que el mismo ocurra: una primera línea dirigida, a través de acciones preventivas intersectoriales, encaminadas a evitar que el accidente se produzca; y una segunda línea destinada a la prestación de la mejor asistencia sanitaria disponible, potenciando la coordinación de los distintos servicios y dispositivos implicados, tanto a nivel prehospitalario como hospitalario.

Además, una tercera línea plantea una atención de rehabilitación integral, especialmente en pacientes que presentan procesos de secuelas graves con un abordaje multidisciplinar, así como tras el alta, las actuaciones necesarias que garanticen la continuidad asistencial en el domicilio en función de las secuelas con los equipos de atención primaria.

Se ha constituido un Comité Director, un Comité Coordinador y tres grupos multidisciplinares formados por profesionales expertos en distintas disciplinas y responsabilidades de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, el Servicio Andaluz de Salud y de Iavante, así como profesionales de otros sectores implicados en este área.

Las funciones de estos grupos son, entre otras, establecer objetivos comunes, orientar la ruta de trabajo y las tareas a desarrollar, tomar decisiones y responder a imprevistos que surjan, delimitando el marco referencial desde el que construir el plan y conseguir un abordaje integral e intersectorial de la accidentabilidad en Andalucía.

De ellos saldrán los objetivos, acciones e indicadores del Plan procediendo posteriormente a la elaboración del cuadro de mandos que será fundamental para el desarrollo, el seguimiento y el grado de cumplimentación del mismo así como la puesta en marcha del plan de comunicación.

PRINCIPALES CAUSAS

Los traumatismos craneoencefálicos (TCE) son una de las dos causas principales de daño cerebral adquirido en nuestra población junto al proceso ictus. En Andalucía, según datos del Instituto Nacional de Estadística relativos a 2019, se produjeron 2.538 altas hospitalarias por traumatismo intracraneal, de las que 205 requirieron ingreso hospitalario de entre 31 días a seis meses y 16 casos precisaron más de seis meses de hospitalización. Estos datos muestran el impacto en salud pública que suponen los traumatismos craneoencefálicos y la severidad de los mismos.

Hay que resaltar que los traumatismos craneoencefálicos suelen afectar predominantemente a una población joven, en edad activa, incluso en etapas formativas y, en muchos casos, con hijos pequeños a su cargo. Cuando se produce un accidente que como consecuencia se presenta un TCE moderado-severo, cuya severidad va a afectar no sólo a la esfera motórica sino a la sensorial, visceral, comunicativa o la neurocognitiva, conlleva en muchas ocasiones cambios de comportamiento que suelen ser muy discapacitantes y difíciles de entender o asumir por la familia.

En Andalucía, los accidentes de tráfico causaron en 2020 un total de 12.792 víctimas, de las que 1.139 precisaron un ingreso hospitalario y causaron 254 víctimas mortales (informe de la DGT).
Según datos del Instituto Nacional de Estadística, las causas externas fueron la principal causa de mortalidad en Andalucía entre la población de 15 a 29 años, suponiendo la causa del fallecimiento del 50% de los jóvenes en la comunidad. De estas causas externas, los accidentes de tráfico son la principal causa de mortalidad de este grupo etario en varones y la segunda en mujeres. Estas cifras son similares al resto de España y países de nuestro entorno.

Ante estas cifras, la Asamblea General de las Naciones Unidas se ha fijado un ambicioso objetivo de reducir la mortalidad y lesionados por accidentes de tráfico en el decenio 2021-2030 en un 50%. Este objetivo ha sido asumido también por la Unión Europea.

Junto a los accidentes de tráfico, las actividades deportivas y de ocio, accidentes laborales o caídas son otros motivos frecuentes de accidentes con graves consecuencias. Entre estos, las caídas han aumentado en los últimos años.

Por este motivo, desde el Plan de Accidentabilidad de la Consejería, se incide en la importancia de que los accidentes son causales. En la inmensa mayoría de los casos, hay causas que han propiciado que se produzca, lo han facilitado o han propiciado que las consecuencias de los mismos sean más graves.

De esta forma, cada vez más se utiliza el término siniestralidad.
Un muy alto porcentaje de los casos son evitables, es posible reducir y controlar las secuelas con estrategias de prevención y promoción de la salud y con un abordaje multidisciplinar en los casos que no se han podido prevenir el accidente, tanto de la atención sanitaria urgente como una Rehabilitación Integral en los casos de traumatismos craneoencefálicos.

PROYECTO 'TE PUEDE PASAR'

Precisamente, dentro de las actividades de promoción de la salud, la Consejería ha impulsado, junto a la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesleme) la campaña 'Te puede pasar', dirigida a sensibilizar a jóvenes sobre la importancia de adoptar hábitos de vida saludables y evitar conductas de riesgo para prevenir los siniestros viales.

En el marco de esta campaña, promovida por el Plan integral de Atención a la Accidentabilidad, se han realizado un total de 200 intervenciones en distintos centros educativos de Andalucía durante el primer semestre de 2022, en las que han participado un total de 9.652 jóvenes.

El objetivo es reducir los accidentes y sus consecuencias, mejorar la asistencia sanitaria que se presta a las víctimas debido a los accidentes, así como la rehabilitación integral de los pacientes con secuelas de estos accidentes, entre ellas lesión medular, traumatismo craneoencefálicos o politraumatismos.