Publicado 28/07/2021 13:08CET

Salud se suma a la celebración del Día Mundial contra la Hepatitis

Archivo - Foto de archivo tratamiento Hepatitis C.
Archivo - Foto de archivo tratamiento Hepatitis C. - HAILSHADOW - Archivo

SEVILLA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud y Familias se suma este miércoles a la celebración del Día Mundial contra la Hepatitis que, con el lema 'La hepatitis no puede esperar', persigue aumentar la conciencia y la comprensión de la hepatitis viral y las enfermedades que causa.

En Andalucía se están realizando una serie de acciones, fundamentalmente relacionadas con el conocimiento de la epidemiología de las personas con hepatitis C, la detección precoz en los grupos de riesgo establecidos, el diagnóstico microbiológico en un paso único y el tratamiento con antivirales de acción directa, según ha explicado la Junta en un comunicado.

No obstante, "aún existe un porcentaje no desdeñable de personas con hepatitis C que desconocen su situación y que deben ser identificadas con el doble objetivo de evitar la progresión de la enfermedad a nivel individual y de evitar la transmisión a nivel colectivo", ha señalado la Consejería.

En la actualidad, desde Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería se está elaborando el Plan estratégico andaluz para el abordaje de las Hepatitis (Peahep).

Para ello, la Junta ha señalado que se ha constituido un Comité Director, un Comité Coordinador y tres grupos multidisciplinares, formados por profesionales de reconocido prestigio de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, el Servicio Andaluz de Salud (SAS), y la Escuela Andaluza de Salud Pública.

Las funciones de estos grupos serán, entre otras, establecer objetivos comunes, orientar la ruta de trabajo y las tareas a desarrollar, tomar decisiones y responder a imprevistos que surjan, delimitando el marco referencial desde el que construir el plan y conseguir un abordaje integral de las hepatitis virales en Andalucía.

La Consejería ha apuntado que los esfuerzos para combatir las hepatitis virales deben centrarse en crear conciencia sobre la enfermedad; mejorar la prevención mediante la promoción de la vacunación, el sexo seguro y las prácticas seguras de inyección; y garantizar un acceso equitativo a las pruebas y el tratamiento para todos los que lo necesiten.

TIPOS DE HEPATITIS

Hay cinco tipos de virus de la hepatitis --A, B, C, D y E--. Todos ellos pueden causar una infección aguda e inflamación del hígado, pero la infección por los virus de la hepatitis B, C y D también puede provocar una hepatitis crónica que puede evolucionar a cirrosis y cáncer de hígado, ha precisado la Consejería.

La principal vía de transmisión de las hepatitis A y E es la fecal y oral, sobre todo en países con dificultades de acceso al agua potable y condiciones sanitarias deficientes, se transmite persona a persona fundamentalmente por la inadecuada higiene de manos o la ingesta de agua o alimentos contaminados.

Las hepatitis virales B y C son los principales problemas de salud pública y las causas fundamentales del cáncer de hígado, sus principales vías de contagio en todo el mundo son perinatal --de la madre al hijo durante el parto--, entre niños, por inyecciones y transfusiones o por prácticas sexuales sin protección.

La hepatitis C, por su parte, es de 'transmisión parenteral', lo que significa que las personas se infectan por contacto directo con sangre infectada.

En Andalucía, la Junta ha indicado que la prevalencia actual de la hepatitis A es baja con una tasa de incidencia de 2,43 casos registrados por 100.000 habitantes en el año 2019 y con una tendencia descendente en los últimos años. La hepatitis E en Andalucía, tiene también una baja incidencia y están relacionadas con la cabaña porcina principalmente. La infección se transmite a los humanos por comer carne contaminada mal cocinada y puede derivar en una hepatitis aguda.

La vacuna de la hepatitis B se administra en la comunidad autónoma a toda la población infantil desde 1994. Se oferta, igual que la vacuna de la Hepatitis A, a las personas consideradas de mayor riesgo, o que presentan mayor vulnerabilidad frente al virus, como son quienes mantienen contacto estrecho con enfermos de hepatitis, las personas que mantienen prácticas sexuales de riesgo; las personas con infección VIH; los consumidores de drogas inyectadas; los profesionales que por su trabajo estén expuestos a la infección; las personas que padecen hepatopatía crónica, o las que han recibido o esperan un trasplante de hígado, y los viajeros a países de riesgo.

Tanto en España como en Andalucía, la Junta ha apuntado que las tasas de incidencia de la hepatitis B siguen una tendencia ligeramente decreciente en los últimos años, afectando principalmente a hombres adultos en las edades medias de la vida.

El grupo de trabajo del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social sobre el estudio de prevalencia de la infección por hepatitis C en población general en España concluyó que la infección por el VHC sitúa a nuestro país en un nivel de prevalencia bajo (menos del 1%), sin embargo, una de cada tres personas no conocía estar infectadas.

Actualmente, no se dispone de vacuna, pero la Consejería ha asegurado que los fármacos con los que se cuenta actualmente permiten la curación de prácticamente del cien por cien de los enfermos, por lo que la estrategia actual consiste en realizar la prueba del VHC en los grupos de población de mayor riesgo de exposición al virus y tratar a los positivos. En España, desde junio de 2017, el acceso al tratamiento de la hepatitis C es universal.