Publicado 05/02/2021 17:31CET

Comisión Europea.- El Gobierno reformará el marco legal para aumentar las ayudas directas a autónomos y empresas

La vicepresidenta tercera, Nadia Calviño.
La vicepresidenta tercera, Nadia Calviño. - MINISTERIO DE ASUNTOS ECONÓMICOS

Prepara medidas para aliviar la carga financiera de autónomos y empresas y reforzar la solvencia de negocios viables

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno va a reformar el marco legal existente para poder aumentar las ayudas directas a autónomos y empresas afectados por la pandemia de la Covid-19, una vez que la Comisión Europea revisó el pasado 28 de enero el marco comunitario de ayudas de Estado, y trabaja en medidas para aliviar la carga financiera de autónomos y empresas, y reforzar la solvencia de negocios viables.

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital explica en una nota que este nuevo marco pretende adaptar la respuesta económica y social a la pandemia a las necesidades actuales, con el fin de seguir protegiendo el tejido productivo y el empleo, y reforzando la solvencia de empresas y negocios viables.

Desde el pasado mes de octubre el Gobierno ha estado trabajando con la Comisión Europea para la revisión del Marco Temporal de Ayudas de la Unión Europea.

La Comisión Europea aprobó el pasado 28 de enero una nueva modificación del Marco Temporal europeo, que incluye la posibilidad de conversión de las ayudas en forma de anticipos reembolsables, garantías, préstamos u otros instrumentos en subvenciones directas. Asimismo, extiende el plazo de aplicación de las medidas hasta el 31 de diciembre de 2021.

Tras esa decisión, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos ha acordado en su reunión de este viernes notificar a la Comisión Europea la extensión del marco nacional aplicable a todas las ayudas que pueden conceder las distintas administraciones.

Para la puesta en marcha de las ayudas del marco español será necesaria la aprobación por parte de la Comisión Europea.

La intención del Gobierno es acelerar "todo lo posible" este proceso de autorización para poder establecer el nuevo marco nacional "cuanto antes" y seguir protegiendo el tejido productivo y el empleo para contar con una base "lo más robusta posible" para impulsar la recuperación.

Dentro de este nuevo marco, el Gobierno trabaja en medidas para aliviar la carga financiera de autónomos y empresas, y reforzar la solvencia de negocios viables.

LAS MEDIDAS YA ADOPTADAS SUPERAN EL 20% DEL PIB

Este nuevo marco se sumará a las medidas adoptadas desde marzo del año pasado hasta el momento, que han supuesto ayudas por encima del 20% del PIB (más del 5% en ayudas directas de impacto presupuestario y un 15% en medidas de liquidez) para proteger las rentas de las familias, los trabajadores, los sectores más vulnerables, los autónomos y las empresas, y que "están permitiendo mantener la actividad económica".

A este respecto, Economía destaca que el volumen de ayudas directas activadas en España está entre los más elevados de los grandes países de la UE, según refleja, entre otros, el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Por su alcance e impacto presupuestario, las más relevantes son las ayudas directas a trabajadores y empresas mediante los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs), la prestación extraordinaria para autónomos y las incapacidades laborales por la pandemia, que ascienden a 40.800 millones de euros.

A ello se suman los más de 116.000 millones de euros de financiación al tejido productivo canalizados a través de la Línea de Avales del ICO y los 10.000 millones de euros en ayudas directas del Fondo de apoyo a la solvencia.

Adicionalmente, Economía recuerda que el Gobierno tomó medidas en 2020 para que las comunidades autónomas contaran con la mayor financiación de su historia, lo que "les ha permitido tener margen presupuestario para combatir la pandemia y aprobar ayudas para autónomos y pymes".

Por un lado, el Gobierno blindó el sistema de financiación y fijó unas entregas a cuenta que no recogieron la caída de la recaudación, al tiempo que aprobó el Fondo Covid-19 de 16.000 millones de euros, la mayor transferencia aprobada al margen del modelo de financiación.

Para el ejercicio en curso, el Gobierno ya ha comunicado que fijará una transferencia extraordinaria de 13.400 millones de euros a las regiones y, además, las comunidades autónomas contarán con recursos de los fondos europeos.

En este sentido, el Gobierno ya ha informado del reparto a las comunidades autónomas de 10.000 millones de euros del Fondo REACT, que servirán para reforzar el sistema sanitario y también para impulsar un crecimiento económico más sostenible.

Además de las ayudas públicas directas, se han adoptado medidas como las moratorias en el pago de créditos hipotecarios y sin garantía hipotecaria, cuya extensión a nueve meses se aprobó el pasado 2 de febrero, tras la modificación del marco regulatorio por parte de la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Estas moratorias han permitido que más de 1,3 millones entre familias, autónomos y empresas de los sectores del turismo y transporte hayan podido aplazar el plago de sus préstamos.

Finalmente, el pasado mes de noviembre se aprobó la extensión del periodo de carencia hasta los 24 meses y del plazo de amortización de las líneas de avales del ICO hasta los ocho años, con el objetivo de que las empresas y autónomos dispongan de mayor margen para recuperar su actividad económica.

También se aprobaron medidas para el aplazamiento de pagos a Hacienda y a la Seguridad Social y se estableció un marco de actuación para la flexibilización en el pago de las rentas de alquileres, tanto particulares como de locales comerciales.

"A todas estas medidas se suman las ayudas directas concedidas por comunidades autónomas y ayuntamientos, adaptadas a la situación específica y las restricciones de cada territorio en respuesta a la pandemia", recuerda el Ministerio.

Para leer más