Publicado 04/02/2021 18:06CET

La Comisión Europea valora "el avance" del proyecto LIFE IP Urban Klima 2050, "pese a las dificultades de la pandemia"

Area natural de Tonpoi, en Bermeo (Bizkaia)
Area natural de Tonpoi, en Bermeo (Bizkaia) - IHOBE

BILBAO, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La supervisora de la Comisión Europea Diana Oancea ha valorado "el avance" del proyecto vasco de acción climática LIFE IP Urban Klima 2050, en su primer año de andadura, "pese a las dificultades de la pandemia". El proyecto, que implica a una veintena de entidades, cuenta con un presupuesto de 19,8 millones de euros.

Según ha informado la sociedad pública de gestión ambiental del Gobierno Vasco Ihobe en un comunicado, LIFE IP Urban Klima 2050 es "el mayor proyecto de acción climática" de Euskadi, que aglutina 40 acciones de mitigación y adaptación a los efectos del clima en tres áreas de la geografía vasca, con costas, cuencas de los ríos y áreas urbanas "está dando ya sus primeros pasos".

El consorcio formado por las 20 entidades que participan en la iniciativa, lideradas por Ihobe, se ha reunido hace unos días con la supervisora de la Comisión Europea y las responsables del equipo de monitorización, por tratarse de una iniciativa financiada en un 52% -casi 10 millones de euros, de los 19,8 de presupuesto total- por el programa europeo LIFE.

La responsable de la CE para este proyecto, Diana Oancea, ha valorado los esfuerzos realizados en el primer año por las entidades socias, "teniendo en cuenta las complicadas circunstancias" derivadas de la covid-19.

Oancea, que supervisa el proyecto desde EASME (la Agencia Ejecutiva para las Pymes de la Comisión Europea), ha destacado "la integración del cambio climático en las políticas sectoriales en Euskadi que se está desarrollando en el proyecto Urban Klima 2050 como una buena práctica transferible a otras regiones".

Según Ihobe, transcurrido un año desde el arranque del proyecto integrado LIFE Urban Klima 2050, "se han constatado las dificultades para poner en marcha algunas de las iniciativas previstas a causa de la pandemia". Sin embargo, "se han desarrollado planes alternativos y ya se han cumplido varios de los primeros hitos".

Durante el primer año, ya se han activado "diferentes acciones". Entre los avances, destaca la revisión de la Estrategia de Cambio Climático del País Vasco (KLIMA 2050), "un análisis que resultará de gran utilidad de cara a la elaboración del Plan de Transición Energética y Cambio Climático que se diseñará a lo largo de 2021".

El proyecto LIFE IP Urban Klima 2050 desarrolla actuaciones piloto en las tres capitales vascas así como en cuatro municipios, Bakio, Bermeo, Gernika-Lumo y Zarautz.

En el marco del proyecto se desarrollan intervenciones "para adaptar la costa vasca al cambio climático", entre ellas, la instalación de un sistema de monitorización mediante vídeo en la Bahía de la Concha, así como en el paseo marítimo de Zarautz, "que en los temporales queda rebasado por el mar".

"Se ha realizado un diagnóstico, con los daños causados históricamente y se estudian posibles medidas basadas en actuaciones similares en otros lugares del mundo", según Ihobe. Por otro lado, se buscan "soluciones naturales" en los tres territorios.

Además, se han emprendido acciones como el asesoramiento para la creación de parcelas con cultivos agroecológicos y la restauración de áreas periurbanas en Vitoria-Gasteiz. En San Sebastián, se ha naturalizado la zona de la presa de Artikutza y se han llevado a cabo las tareas previas de reforestación en Oberan. En Bermeo, se ha habilitado un nuevo paseo peatonal y está en proceso la recuperación del área natural de Tonpoi.

También se trabajando en la aplicación de los criterios de acción climática en los planes municipales de emergencias, así como en las políticas de agua y en las políticas municipales de salud.

"Otras acciones más específicas" buscan "conocer la relación entre el cambio climático y algunos posibles vectores de enfermedades", según Ihobe.

"ÚLTIMO AÑO"

En el último año, en concreto, se ha elaborado un estudio "para identificar la presencia de algunos insectos", como dos especies de mosquitos --'aedes alopictus' y 'aedes japonicus'- localizadas en 18 municipios.

También se trabaja en "diversas acciones para favorecer la mitigación del cambio climático". Un ejemplo es la herramienta de cálculo de emisiones de gases de efecto invernadero en el ámbito comarcal "que se ha desarrollado en el marco del proyecto, y que permitirá a las entidades comarcales calcular su huella de carbono y las emisiones de gases de efecto invernadero de su territorio".

Esta herramienta se basa en la que utilizan los municipios "gracias a Udalsarea 2030, la Red Vasca de Municipios Sostenibles en la que se integran 191 municipios vascos".

Además, destacan proyectos en marcha ligados a la energía, como los cinco nuevos relativos a energías renovables de autoconsumo en San Sebastián.

LIFE IP Urban Klima 2050, "el mayor proyecto de acción climática de Euskadi" pretenre transformar el territorio vasco ·mediante la coordinación de un total de 40 acciones de mitigación y adaptación al cambio climático en el periodo 2019-2025".

Está liderado por la sociedad pública Ihobe, dependiente del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, que trabaja junto a una veintena de entidades.

Dotado con un presupuesto de 19,8 millones de euros, facilitará el despliegue efectivo de la Estrategia de Cambio Climático del País Vasco, KLIMA 2050.

Para leer más