Publicado 13/07/2021 13:10CET

El embajador británico en España anticipa "fricciones" por el Brexit pero descarta que Londres esté "solo ante el mundo"

Archivo - El embajador británico en España, Hugh Elliott.
Archivo - El embajador británico en España, Hugh Elliott. - Cézaro De Luca - Europa Press - Archivo

Considera que España es un país "seguro" y aboga por demostrar la doble vacunación como sistema para facilitar los movimientos

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Reino Unido en España, Hugh Elliott, ha anticipado este martes que habrá "fricciones" con terceros países a raíz del Brexit, pero ha descartado que Londres se encuentre "solo ante el mundo" tras su salida de la Unión Europea dado que siguen manteniendo "relaciones intensas" con el bloque comunitario.

En un evento del Executive Forum, Elliott ha señalado que estas fricciones podrían dificultar a cierto nivel los "movimientos" desde y hacia Reino Unido, una cuestión que se hace "un poco más difícil".

No obstante, ha recalcado que el país se mantiene "muy abierto a los trabajadores extranjeros" y ha explicado que existe un nuevo sistema de migración que "se está igualando para todos los terceros países". "Hay más papeleo porque se terminó el libre movimiento. (...) Nuestra política lo que intenta establecer son criterios iguales para diferentes países", ha matizado.

Así, ha detallado que, en términos generales, "no habrá incentivos para ningún país" dado que la idea es igualar criterios. Además, ha aclarado que es muy importante el hecho de que Reino Unido esté fuera de la UE en materia de política de seguridad y defensa.

"Yo no creo que estemos solos ante el mundo porque seguimos con relaciones intensas con la UE y somos miembro de muchas organizaciones internacionales, como la OTAN, y siempre ha habido colaboraciones muy intensas en la industria de defensa", ha afirmado.

En este sentido, ha manifestado que "no se dará un giro a nivel político" sino una "mayor apertura hacia otros mercados y colaboraciones". "Es lo que tiene sentido. No vamos a desaparecer del mapa en absoluto, esas colaboraciones siguen siendo muy importantes", ha añadido.

Además, ha recordado que Reino Unido es "un país de migrantes". "La migración es fundamental para nosotros y lo ha sido durante muchísimo tiempo. Si uno va 1.000 años atrás verá que no toda era totalmente voluntaria. (...) Hemos recibido la migración con gusto y quienes eran inmigrantes ahora son británicos con toda la diversidad que eso implica", ha destacado.

"Queremos tener un sistema de control de fronteras, como todos los países, que nos permita gestionar las diferentes presiones que ciertamente existen (...) y así buscar un equilibrio en un tema sensible y seguir trabajando por supuesto para apoyar a nivel global a quienes se vean desplazados de sus tierras", ha dicho antes de matizar que "hace falta una gran solidaridad internacional y creo que España y Reino Unido tienen una visión parecida" en esto.

No obstante, ha hecho hincapié en que es difícil actualmente "desarticular el efecto COVID-19 del efecto Brexit", aunque ha admitido que se ha producido un descenso importante en el comercio bilateral a lo largo de 2020. A su vez, ha indicado que los cambios introducidos a raíz de la salida del país del bloque han constituido una mayor dificultad para las pequeñas empresas.

LA PANDEMIA

Sobre la gestión de la pandemia a nivel internacional, el embajador ha defendido que "cada administración ha intentado hacerlo lo mejor posible para garantizar la seguridad y salud de sus ciudadanos" y ha reconocido que se ha ido "aprendiendo poco a poco".

"Frente a esa complejidad, por supuesto, una colaboración internacional perfecta hubiera sido idónea, pero con los tiempos que se manejaban había que actuar con mucha rapidez (...) y creo que no había ni capacidad ni tiempo para una coordinación perfecta", ha valorado. Para él, entre España y Reino Unido ha habido mucha "comunicación para entender las medidas que se imponían y ver cómo se podían compaginar".

Por otra parte, Elliott ha lamentado la "frustración" e "incertidumbre" sufrida por el sector turístico, que ha vivido varias etapas. "Ha sido complicado para los gobiernos saber responder a una pandemia que afectaba a diferentes países, de diferentes modos y en diferentes momentos", ha aseverado.

"Todos estamos intentando arreglar las cosas y entender lo que tenemos que hacer. (...) Creo que ahora hay mucho más respeto hacia las decisiones de otras administraciones aunque sean diferentes", ha sostenido antes de puntualizar que el "sistema de semáforo británico tiene un entendimiento sobre los datos y su fiabilidad".

Respecto a la situación epidémica y las salidas de Reino Unido, ha subrayado, sin embargo, que España es un turismo seguro, aunque "hay matices". "Digo sí pero con matices porque estamos viendo ahora en España y Reino Unido, y por la variante delta, un crecimiento muy importante de casos. Sigue siendo una enfermedad grave, que puede matar, que puede tener consecuencias en la salud de larga duración...", ha apuntado.

"Sigue siendo una situación que hay que saber manejar con precaución y cautela y por eso España ha estado en nuestra lista ámbar para el turismo, que no significa que no se pueda ir pero que hay restricciones a la vuelta" ha especificado, si bien ha aclarado que los británicos que regresen de España y cuenten con la pauta completa de vacunación podrán evitar la cuarentena.

Respecto al uso de un 'pasaporte COVID' ha preferido "cuidar sus palabras", pero ha resaltado que "demostrar la doble vacunación tendrá un papel muy importante a la hora de facilitar los movimientos".

"Si esto se llama pasaporte COVID, sí, justo para la semana que viene estamos introduciendo esta posibilidad para los residentes en Gran Bretaña que quieran ir a un país que está en ámbar", ha asentido el diplomático, que prevé buenas noticias en el marco económico para 2022 a menos que aparezcan nuevas variantes que "nos den una mala noticia".

LA CUESTIÓN DE GIBRALTAR

En relación con la situación en Gibraltar, el político británico ha explicado que el pasado 31 de diciembre se llegó a un acuerdo "muy bueno, constructivo" con el Gobierno español para intentar establecer una "nueva relación con la UE respecto a Gibraltar".

"Tocaba buscar una solución para Gibraltar. (...) Son negociaciones constructivas, hay un marco de acuerdo, y ahora hay que convertir eso en un tratado entre la UE y Reino Unido sobre Gibraltar", ha declarado.

Para ello, ha matizado, se espera que durante las próximas semanas se concrete y las partes "entren en negociaciones formales para concluir ese tratado". "Nosotros estamos listos, hemos tenido muchas conversaciones preparatorias, queremos convertir ese marco de acuerdo en un tratado siguiendo fielmente lo que acordamos ahí y será una tarea para los próximos meses que habrá que concluir para la prosperidad de todos en la zona", ha zanjado.

Contador

Para leer más