Publicado 19/07/2021 15:33CET

El eurodiputado Jordi Cañas (Cs) pide "política sin siglas" para "convertir en europeos los problemas de Ceuta"

El eurodiputado Jordi Cañas (Cs) pide "política sin siglas" para "convertir en europeos los problemas de Ceuta"
El eurodiputado Jordi Cañas (Cs) pide "política sin siglas" para "convertir en europeos los problemas de Ceuta" - GOBIERNO DE CEUTA

CEUTA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado de Ciudadanos (Cs) Jordi Cañas, "artífice" de la resolución con la que el Parlamento europeo dejó claro el pasado 10 de junio que la de Ceuta "es una frontera exterior de la Unión Europea cuya protección y seguridad concierne a la UE en su totalidad", ha visitado este lunes la ciudad autónoma para reunirse con su presidente, Juan Vivas (PP), ante quien ha abogado por hacer "política sin siglas" a escala local, nacional y comunitaria para "convertir en europeos los problemas de Ceuta".

En una comparecencia ante los medios junto al líder del Ejecutivo regional, el político catalán ha elogiado la respuesta "solidaria, humana y comprometida" que la sociedad y las instituciones de Ceuta dieron a la crisis migratoria de mediados de mayo, cuando unos 12.000 marroquíes accedieron irregularmente a territorio español durante 48 horas, y ha enfatizado que "la capacidad de resiliencia y adaptación de esta ciudad frente a un problema inimaginable es un ejemplo para toda Europa".

"La histórica resolución del Parlamento europeo es sólo el inicio de lo que tiene ser un abordaje integral de la situación de Ceuta y Melilla para construir un itinerario de inversiones y compromisos que garanticen un futuro próspero y mejor para sus ciudadanos", ha señalado Cañas, quien también ha advertido que el progreso de las dos ciudades españolas norteafricanas "tendrá que ser un ámbito compartido con su entorno, pues no se puede ser una isla de prosperidad en un mar de desigualdad".

Para conseguirlo ha abogado por que las instituciones europeas sean más "exigentes" con Marruecos, "un socio muy privilegiado" de la UE al que ha opinado que "debe pedírsele que cumpla los acuerdos firmados y los compromisos adoptados, como el del rey Mohamed VI para propiciar el retorno de los menores extranjeros no acompañados".

"Desde 1997 no se había hablado de Marruecos en la Eurocámara y con los vecinos es mejor llevarse bien, pero cuando se rompe el respeto y se abusa hay que decir hasta aquí hemos llegado, que es lo que transmite la resolución adoptada por la mayoría del Parlamento europeo haciendo política sin siglas para dejar claro que la UE no va a aceptar chantajes", ha señalado el europarlamentario, que ha resaltado que "el Reino alauita intentó hacer parecer esta crisis bilateral cuando es multilateral".

"Los acuerdos con Marruecos los firma la UE y por lo tanto es la Unión Europea la que tiene que exigirle que cumpla sus compromisos: colaboración estrecha, pero siendo exigentes, porque la cooperación y el respeto deben ir de mano y en las dos direcciones", ha señalado Cañas, que también ha reclamado "mecanismos de solidaridad comunitarios" para atender problemáticas como la de los más de mil niños y adolescentes marroquíes solos que permanecen en Ceuta, "un 10% de todos los menores extranjeros no acompañados tutelados en España, algo inasumible para esta ciudad".

A juicio del eurodiputado, "si un sueco, un danés o un alemán cree que lo de Ceuta no va con ellos se equivoca porque las fronteras para la inmigración existen relativamente y muchos de los menores y adultos que acceden a esta ciudad no buscan quedarse en ella o en el resto de España, sino ir a sus países". "Tenemos que convertir en europeos los problemas de Ceuta", ha añadido Cañas, que tras reunirse con parte del Gobierno local y visitar la frontera del Tarajal ha lamentado que su estado "no es acorde con el que debe tener una frontera exterior de la UE".

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha agradecido al europarlamentario haber impulsado "un pronunciamiento sin precedentes por categórico y concluyente sobre lo que somos" y ha lamentado que "Ceuta superó un trance difícil en el que estuvimos al borde del abismo, pero no ha recuperado la normalidad porque cerca de 2.500 personas entre adultos y menores de las que entraron en mayo siguen aquí, algo insostenible desde el punto de vista humanitario y por su impacto sobre la seguridad y la tranquilidad de los ceutíes".

"Tuvimos el alma en vilo, pero afrontamos lo que sucedió como una oportunidad para sentar las bases de un futuro más seguro, próspero y estable reivindicando una frontera con las infraestructuras y medios necesarios para funcionar y parecer lo que es; un Plan de Inversiones del Estado que genere renta y empleo; un Plan de Reconversión de nuestro modelo económico; y un afianzamiento de nuestra integración en la UE a través de Schengen, la Unión Aduanera y un reconocimiento formal de nuestro singular hecho fronterizo", ha resumido sus prioridades el líder del Ejecutivo local, que también ha apostado por recuperar "buenas relaciones con Marruecos basadas en el respeto, la complementariedad y la cooperación en beneficio del bienestar de quienes residen a ambos lados de la frontera".

Contador