Publicado 27/06/2022 13:32

Abogado de Pablo González critica la "falta de interés" del Gobierno central para garantizar los derechos del periodista

Oihana Goiriena explica la situación de su marido Pablo González, periodista detenido en Polonia
Oihana Goiriena explica la situación de su marido Pablo González, periodista detenido en Polonia - PARLAMENTO VASCO

Junto a la mujer de González, denuncia en el Parlamento Vasco la falta de información cuatro meses después de su detención en Polonia

VITORIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El abogado del periodista Pablo González, detenido el 28 de febrero en Przemysl (Polonia) acusado de espionaje mientras cubría las guerra de Ucrania, ha criticado este lunes en el Parlamento Vasco la "falta de interés, de preocupación y falta de actividad por parte del Gobierno español de cara a garantizar los derechos" del periodista y que tenga "un juicio justo". Además, la mujer de Pablo González, Oihana Goiriena, ha reclamado una "comunicación directa" con el Gobierno central "para saber qué están haciendo, qué se puede esperar", y la respuesta recibida por parte del Gobierno de Polonia.

La Comisión de Asuntos Europeos y Acción Exterior del Parlamento Vasco ha acogido la comparecencia del letrado, Gonzalo Boye -- por vía telemática--, y de la mujer del periodista, Oihana Goiriena, a petición de Elkarrekin Podemos-IU, para informar sobre el arresto y la incomunicación del periodista.

Gonzalo Boye ha denunciado que la situación del periodista "no cumple con ninguno de los requisitos establecidos por la Unión Europea para considerarse un proceso, con las debidas garantías".

"Vemos una falta de interés, una falta de preocupación y una falta de actividad por parte del Gobierno español de cara a garantizar sus derechos y sobre todo, el que tenga un juicio justo", ha criticado.

Según ha explicado, no manejan "ningún tipo de información procesal" y ha señalado que las únicas cosas que han sabido son aquellas que han filtrado los servicios secretos polacos y también las Fiscalía polaca". "No sabemos qué credibilidad darle", ha reconocido.

Asimismo, ha subrayado que en su experiencia, esta situación es "tremendamente anómala" y ha defendido que "las autoridades política, sobre todo la del Estado, deberían de jugar un papel más relevante a la hora de exigir el respeto de los derechos y a un juicio justo".

"Pablo, el primer mes, ni siquiera tuvo un abogado de oficio que lo representase; después, la abogada designada, renunció sin haberlo visitado. El siguiente abogado de oficio, lo mismo. Nosotros en ningún momento le hemos podido visitar; no hemos podido hablar con él; no hemos podido ni tener una carta en la que nos explique algo".

Además, ha informado de que no se atreven a enviar una carta con una "estrategia jurídica", ya que "sin duda, la leerían". "Las situación no es solo anómala, si no que está fuera del marco de la Unión Europea", ha reiterado.

Oihana Goiriena, por su parte, ha explicado que la información que le traslada el abogado polaco que tiene su marido es "bastante escasa", y ha destacado la labor que está realizando el cónsul, ya que tras visitar a Pablo hasta en tres ocasiones, es "el único recurso directo y más fiable" que tiene para comunicarse con su marido.

"Lo único que sabemos es que está bien de salud, está optimista, consciente de que puede estar dos años en situación de prisión provisional y que lo afronta con energía. Sabemos que ha perdido 20 kg, pero nos dicen que es normal, aunque estamos preocupados", ha destacado.

No obstante, ha señalado que por parte del Gobierno central no han recibido "el mismo trato" que el facilitado por el cónsul. "Dicen que están haciendo labor diplomática y que tiene que ser discreta. Eso lo entiendo y creo que algo están haciendo pero lo único que han dicho, a través de los medios de comunicación, es que apoyan la actuación de Polonia. No sé cómo pueden apoyar que yo ni sus hijos podamos hablar con él. ¿Cómo pueden justificar eso?", ha preguntado.

Además, ha señalado que esas declaraciones fueron realizadas en un inicio y tras cuatro meses, "creo que ya no les parecerá tan aceptable" y ha dicho que le gustaría tener con el Gobierno de España una comunicación directa, "para saber qué están haciendo, qué puede esperar" y la respuesta que han recibido por parte del Gobierno de Polonia.

"Sé que tiene que ser una labor discreta, secreta, pero agradecería por lo menos una explicación por parte del Gobierno de España a mi, como mujer de Pablo. Creo que deben decirme algo", ha insistido.

Oihana Goiriena ha señalado que "han pasado cuatro meses y continúan igual", sin poder mantener una comunicación directa con su marido, una situación que ha calificado de "escandalosa" porque cree que "medios hay, lo que falta es voluntad política".

Finalmente, ha reiterado que continúan pidiendo "lo mismo que al comienzo: comunicación directa vía telefónica, que pueda visitarle su abogado para poder empezar a preparar su defensa, que su periodo de prisión no se prolongue y pongan, lo antes posible, una fecha para el juicio".