Publicado 28/05/2020 14:46:23 +02:00CET

Aburto pide a ediles "dejar de lado expresiones insultantes" ante el debate "muy poco edificante" de ayer en el Congreso

PP reprocha a Elkarrekin y EH Bildu su apoyo al "régimen totalitario" de Venezuela que ha provocado "la huida de cinco millones de venezolanos"

BILBAO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha pedido este jueves a los concejales que integran la corporación municipal que "dejen de un lado expresiones que pueden resultar insultantes", tras asistir al "debate muy poco edificante y muy poco interesante" de ayer en el Congreso de los Diputados.

Aburto ha tomado la palabra este jueves en el pleno durante el debate de una moción de Elkarrekin Podemos relativa a la acogida de personas migrantes en Bilbao, tras la intervención del edil del PP Carlos García reprochando tanto a la formación morada como a EH Bildu que hablen de refugiados "sin sonrojarse por ocultar que el principal problema humanitario de refugiados que existe en el mundo son los 5 millones de venezolanos que, por culpa de un régimen totalitario, que Elkarrekin Podemos y EH Bildu apoyan, han tenido que huir con lo puesto".

Aburto ha lamentado que ayer, en el Congreso de los Diputación, "vimos un debate muy poco edificante y muy poco interesante para a ciudadanía", en referencia enfrentamiento que mantuvieron la portavoz popular, Cayetana Álvarez de Toledo, con el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

Tras afirmar que los ciudadanos "buscan que quienes tienen alguna responsabilidad pública sean capaces de discutir y de entenderse", ha pedido a los miembros del pleno que "dejemos de un lado expresiones que pueden resultar insultantes".

Según ha dicho, "la demencia es algo que va consustancial, y cuando uno cree en ciertas cosas es demente y no pasa nada y podemos ser todos dementes, pero intentemos hacerlo siempre desde un planteamiento diferente". "En esto también en Bilbao tenemos que ser diferentes y estoy seguro que, con el compromiso de todo, lo podemos cumplir", ha afirmado.

En la moción objeto de la polémica, Elkarrekin Bilbao instaba al equipo de gobierno a impulsar un protocolo de trabajo para una acogida "integral, inclusiva y de calidad de las personas migrantes y refugiadas que llegan a Bilbao, coordinado con otras administraciones y con la participación de personas expertas, teniendo en cuenta para ello experiencias exitosas como la conocida como 'Modelo Riace'".

Finalmente, ha salido adelante una enmienda de modificación del equipo de gobierno transaccionada con Elkarrekin Podemos, con el rechazo únicamente del PP y la abstención de EH Bildu, por la que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Bilbao se compromete a "participar activamente en el Modelo vasco de acogida que se está diseñando desde el Gobierno Vasco dentro del V plan de Actuación en el ámbito de la Ciudadanía, Interculturalidad e Inmigración", y cuyo plan de trabajo contempla la colaboración de todos los agentes sociales que trabajan en los ámbitos municipales y forales.

En la defensa de su moción, el concejal de Elkarrekin Podemos Xabier Jiménez ha puesto el ejemplo del pueblo italiano de Riace y su programa de acogida de personas migrantes y refugiadas que, "no sólo ha conseguido rejuvenecer su población en pocos años o convertirse en un ejemplo de convivencia intercultural, sino que además ha sido capaz de tejer un potente tejido comunitario, poner en marcha un modelo económico de economía circular a través de pequeños talleres de reparación, programas de reciclaje o de rehabilitación de vivienda".

En ese sentido, ha propuesto impulsar "un nuevo protocolo de trabajo para una acogida integral y de calidad de las personas migrantes y refugiadas que llegan a Bilbao, coordinado con el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia, contando para su diseño con la participación de personas expertas y organizaciones sociales y teniendo en cuenta experiencias exitosas como el internacionalmente conocido Modelo Riace, un modelo participativo, inclusivo e integral, interinstitucional y con los distintos agentes que trabajan el sector".

Desde Elkarrekin Podemos, apuestan por "un modelo verdaderamente transformador, que responda a los distintos perfiles de las distintas personas que llegan a nuestra ciudad, y que les garantice un recorrido ajustado a sus necesidades y características".

"Las personas no son ilegales. No es ilegal buscar un futuro mejor. Ilegal es matar. Ilegal es robar. No buscar un futuro mejor, y eso es lo que queremos garantizar, que tanto las personas de aquí como las que vienen puedan disfrutar de su total derecho a poner en marcha su proyecto de vida entre nosotros, con nosotros", ha demandado Jiménez.

El edil de Elkarrekin Podemos ha insistido en la necesidad "un modelo de acogida integral, interinstitucional y debidamente planificado y financiado", así como que sea "participativo y diseñado con los colectivos sociales que trabajan en el ámbito de la acogida y las migraciones".

Así, ha subrayado la necesidad de que sea un modelo de acogida integral, y, para ello, debe abordar "la acogida, la convivencia y la sensibilización, o tener en cuenta las características propias de Bilbao, como el euskera", y responder a "las distintas casuísticas con distintas respuestas adaptadas a cada caso".

Desde EH Bildu, la edil Alba Fatuarte ha afirmado que, "desde la política municipal, y en concreto desde este Ayuntamiento, se debe y se pueden hacer muchísimas cosas para mejorar el modelo de acogida de las personas migrantes y refugiadas", y, tras elogiar el modelo de Riace, ha considerado que en Bilbao "tenemos que desarrollar un modelo propio, inclusivo, adaptado a nuestra realidad, que sea transversal, participativo e integral, dando importancia al euskera como elemento social vertebrador".

En su opinión, el empadronamiento, "competencia municipal", es "el elemento fundamental para garantizar todos los derechos y obligaciones de todas las personas que residen en Bilbao, sea cual sea su situación administrativa".

Además, desde EH Bildu, que ha presentado también enmienda a la moción de Elkarrekin Podemos, han pedido que en las medidas extraordinarias que se están tomando en este momento a raíz de la crisis del coronavirus, "tengan en cuenta a las personas migrantes y refugiadas, sea cual sea su situación administrativa actual", porque son las personas que se están encontrando "en una situación más vulnerable".

Así mismo, ha recogido la reivindicación de colectivos sociales en e sentido de instar al Gobierno de España a hacer "una regulación urgente de todas las personas que se encuentran en situación administrativa irregular".

Por su parte, el concejal del PP Carlos García ha considerado "increíble" que Elkarrekin Podemos y EH Bildu presenten una moción hablando de refugiados "sin sonrojarse por ocultar el principal problema humanitario de refugiados que existe en el mundo, también en España y del que Bilbao no es ajeno, que son los cinco millones de venezolanos que, por culpa de un régimen totalitario, que Elkarrekin Podemos y EH Bildu apoyan, han tenido que huir con lo puesto".

En contestación al edil popular, Alba Fatuarte ha pedido "unidad para hacer frente a discursos del odio, porque son muy peligrosos y están haciendo mucho mal en toda Europa", mientras que Xabier Jiménez ha censurado el "discurso de la extrema derecha" del PP, cuando lo que "se plantea es de extrema necesidad, porque lo que planteamos es acoger personas".

En su respuesta a los grupos, el concejal de Acción Social, Juan Ibarretxe, ha señalado que, "aun siendo muy importante la acogida, ésta supone una primera etapa del proceso de integración, de manera que también hay que atender otros aspectos fundamentales como la educación, la convivencia en barrios, la discriminación y la sensibilizzación".

"Todos ellos están contemplados en el segundo plan municipal en fase de evaluación, que se realizará en base a procesos participativos", ha destacado, para precisar que "la responsabilidad del padrón no es municipal, sino estatal".