Actualizado 22/06/2020 15:33:15 +00:00 CET

Urkullu espera que haya un Gobierno de mayoría absoluta PNV-PSE, y cree "obsoleto" un tripartito de izquierdas

El lehendaki del Gobierno Vasco, Iñigo Urkullu, durante uno de los encuentros digitales de Europa Press, en Vitoria-Gasteiz, Álava, País Vasco
El lehendaki del Gobierno Vasco, Iñigo Urkullu, durante uno de los encuentros digitales de Europa Press, en Vitoria-Gasteiz, Álava, País Vasco - Iñaki Berasaluce - Europa Press

Desea que no haya una campaña "abrupta" porque su intención es que, posteriormente, se alcancen "acuerdos de país" entre todos

Podcast Íñigo Urkullu, lehendakari del Gobierno Vasco

Podcast Íñigo Urkullu, lehendakari del Gobierno Vasco

BILBAO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, espera que se conforme un Gobierno Vasco de mayoría absoluta entre el PNV y PSE-EE tras las elecciones del 12 de julio, y cree "obsoleto y anacrónico" el planteamiento de un tripartito de izquierdas como alternativa.

Además, ha mostrado su deseo de que no haya una campaña electoral "abrupta" porque su intención es que, posteriormente, se alcancen "acuerdos de país" entre todos para superar la actual situación de crisis provocada por el coronavirus, de la que la Comunidad Autónoma Vasca "está saliendo con magulladuras", y ponerse "en pide de manera sólida".

En un encuentro digital de Europa Press, Urkullu ha recordado que en Euskadi es "imposible" la mayoría absoluta en Euskadi de un partido, pero desea que el PNV gane las elecciones con "una importante suficiencia" y sobre una base "de una relación positiva" que ha mantenido la coalición entre jeltzales y socialistas en el Ejecutivo, en Diputaciones Forales y ayuntamientos, así como con el Gobierno de Pedro Sánchez, y con otras comunidades autónomas próximas.

"Creo que hay base suficiente como para pensar en un futuro y ojalá los números pudieran reflejar una posibilidad de mayoría absoluta de un Gobierno de coalición, de cara a los retos que hay que hacer frente en el próximo cuatrienio", ha apuntado.

El Lehendakari no cree posible que se pueda conformar un tripartito de izquierdas entre EH Bildu, Elkarrekin Podemos-IU y el PSE-EE. Asimismo, ha recordado que, "por el momento", los propios socialistas se han manifestado en los últimos días en contra del "permanente cebo" lanzado por Elkarrekin Podemos-IU para una alianza de izquierdas.

"El PSE-EE ha dicho que esto no es posible en este momento, cuando menos. Otra cosa es que haya una aspiración por parte de determinadas formaciones políticas de pensar en ese esquema, que es obsoleto, absolutamente pasado y anacrónico, de ejes de izquierdas y derechas", ha indicado.

Asimismo, ha dicho que le llama particularmente la atención que Elkarrekin Podemos haga este planteamiento de alianzas de izquierdas, cuando ha facilitado la aprobación de los Presupuestos del Gobierno Vasco para este año 2020. "El PNV ha liderado, en su mayor parte, durante estos 40 años el Gobierno Vasco y, por lo tanto, la implementación de la mayoría de las políticas sociales han salido con el concurso del PNV", ha indicado.

En cuanto a Vox, Iñigo Urkullu ha explicado que las encuestas no auguran que logre representación en el Parlamento Vasco. "Creo que la sociedad vasca, en su inmensa mayoría, vive el fenómeno de Vox como una interpretación clara de cuál es su discurso político y social, y en ese sentido, en lo político, hay una realidad singular que refleja nuestro autogobierno, construido mediante un fundamento que fue un pacto a nivel de Estado español en la transición", ha añadido.

En cuanto al discurso social, ha subrayado que Euskadi "refleja una sociedad lo más cohesionada posible", y el mensaje de Vox en este aspecto, "no tiene encaje" en la sociedad vasca.

IMPORTANCIA DE LAS ELECCIONES

El Lehendakari cree que toda la ciudadanía vasca "es consciente de la importancia de la cita electoral" del 12 de julio, y el Gobierno Vasco las organiza para "que se desenvuelva con todo tipo de garantías sanitarias".

No obstante, entiende y comprende "que no haya un sentimiento o sensación de clima pre ni electoral" de cara a los comicios porque Euskadi "acaba de salir de un periodo de estado de alarma, y la ansiedad por parte de la ciudadanía lleva a otros parámetros de intento de normalidad en su vida individual y colectiva".

En todo caso, ha apuntado que los vascos saben que "es necesario" que se forme una Cámara vasca "cuanto antes" porque el Parlamento está disuelto hace meses, sin capacidad legislativa, y "con una situación a afrontar en lo que afecta a la sanidad, la educación, el medio ambiente, la igualdad y la economía".

"Necesitamos un Parlamento del cual resulte un Gobierno constituido de manera sólida, con capacidad de afrontar esta situación, incluso en un tiempo que pueda permitir el diseño y, si es posible, la aprobación de unos Presupuestos para 2021", ha apuntado.

A su juicio, en esta situación, "la ciudadanía necesita expresar su voluntad mediante el voto" en las urnas y no espera una participación menor que la de hace cuatro años.

CAMPAÑA PROPOSITIVA

Sobre la posibilidad de que la campaña electoral pueda ser "dura", El Lehendakari ha apuntado que dependerá de lo que quiera hacer cada formación", pero su intención es que sea "propositiva", y que puedan hacer "con cierto rigor y esperanza, combinando el balance de los que se ha hecho durante los últimos cuatro años", con planteamientos de futuro. En este sentido, ha afirmado que su Ejecutivo ha cumplido "la palabra dada" en la pasada legislatura.

Iñigo Urkullu ha precisado que ahora hay que intentar volver "a ponerse en pie de manera sólida". "Estamos saliendo de esta situación de pandemia con muchas magulladuras. Tenemos que hacer frente a una situación dura, y eso requiere de un esfuerzo propositivo y de voluntad de acuerdo", ha aseverado.

Por ello, ha emplazado a alcanzar "acuerdos de país", algo por lo que también abogó hace siete años para salir de la crisis hace siete años, aunque "no fue posible con todas las formaciones políticas".

"Al final, se sumó el PSE-EE. Creo que a futuro tendremos que intentar sembrar y, para eso, no es bueno que las campañas electorales sean abruptas, que la crítica, que es legítima, vaya más allá de lo que razonablemente se pueda hacer", ha manifestado. Por ello, su disposición será la de llegar a acuerdos.

ELECCIONES DECISIVAS

El Lehendakari ha señalado que los comicios serán "decisivos de cara al futuro". Según ha precisado, cada proceso electoral "nos pone ante una pregunta nuclear a la que dar respuesta y, en esta ocasión, la pregunta es: "¿en manos de quién queremos poner el volante de este país para pilotar la salida de la crisis que enfrentamos?". "La respuesta a esta pregunta es la que se dilucidará en las elecciones del próximo 12 de julio", ha insistido.

Durante su intervención, ha explicado que otorga una "gran importancia a la forma de hacer política", y ha indicado que hay que superar la crisis "lo antes posible y evitar sus secuelas económicas y sociales" mediante una actuación "con cabeza, corazón y capacidad".

"Es necesario actuar con cabeza para situarnos en el principio de realidad. Visualizar e imaginar un futuro ilusionante y ambicioso, pero realista, con prioridades definidas y alcanzables", ha asegurado.

Tras asegurar que "el corazón representa el principio de solidaridad", ha apuntado que "la capacidad refleja el valor de la aptitud". "Se refiere a la destreza práctica para gestionar la ejecución eficaz de las políticas públicas. Este país, la sociedad en su conjunto y sus instituciones, hemos demostrado que tenemos experiencia probada en estas tres dimensiones. Demostramos tener cabeza en la respuesta a la dura crisis económica e industrial de los años 80, o en la más reciente financiera y global de 2008", ha aseverado.

Por ello, ha destacado que, "frente a visiones utópicas y sin anclaje en la realidad", en Euskadi se ha demostrado "tener visión para abordar una transformación económica que es la base a su desarrollo y bienestar actual".

También ha asegurado que se tiene "corazón para lograr un desarrollo armónico y equilibrado entre la economía y el bienestar social" porque el "objetivo compartido es el bien común".

Además, ha dicho que la Comunidad Autónoma Vasca tiene "capacidad, experiencia y compromiso para lograr implantar las políticas públicas en entornos de dificultad y turbulencia", es decir, "capacidad para actuar sin improvisaciones y con determinación".

Contador