Arriola anima a las empresas vascas a convertir la economía circular en "una oportunidad de negocio"

El consejero Iñaki Arriola en la empresa Eko-REC
GOBIERNO VASCO
Publicado 24/10/2018 14:44:26CET

Visita la empresa guipuzcoana Eko-REC, que recicla envases de PET y los convierte en nuevos productos para automoción, alimentación y textil

SAN SEBASTIÁN, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, ha animado a las empresas vascas a luchar contra el cambio climático y convertir la economía circular en "una oportunidad de negocio". Además, ha puesto el foco en la contaminación provocada por los plásticos y ha valorado las medidas promovidas en Euskadi para combatirla.

Arriola ha realizado estas afirmaciones en la visita que ha realizado este miércoles a Eko-REC, empresa guipuzcoana líder en el reciclaje del PET, un tipo de plástico muy usado en envases y botellas. Eko-REC, radicada en Andoain, es la única empresa en Europa que, además de reciclar los envases y convertirlos en escamas de plástico reutilizables en otros sectores industriales, elabora en su planta dos tipos de productos: lámina reciclada de PET destinada, fundamentalmente, al sector de la alimentación y fibra cortada de poliéster, dirigida a los sectores de la automoción y textil.

El consejero vasco ha recordado que "anualmente se generan en Europa unos 25,8 millones de toneladas de residuos plásticos, de los que menos del 30% se recogen para su reciclado, y entre 150.000 y 500.000 toneladas acaban cada año en los océanos". "En lo que se refiere a Euskadi, el consumo de plástico se sitúa en torno a las 500.000 toneladas anuales, de las que alrededor de 85.000 son de uso doméstico", ha detallado.

La visita se enmarca en la iniciativa 'Circular Thinking. Euskadi ekonomia zirkularrerantz, Euskadi hacia la economía circular', una acción promovida por el departamento de Medio Ambiente con la que se pretende mover a la acción a los agentes industriales del País Vasco y, según ha añadido, "servir de instrumento para que la economía circular sea identificada como una oportunidad de negocio y de mejora de la competitividad de las empresas".

De la mano del director general de Eko-REC, Santiago Barba, Arriola ha recorrido la distintas naves que conforman la compañía, en las que reciclan entre 5.000.000 y 6.000.000 de botellas al día, que al año suponen 23.000 toneladas de residuos postconsumo, provenientes del contenedor amarillo.

Eko-REC está, además, invirtiendo en I+D+i para el desarrollo de nuevos proyectos de reciclaje de componentes de vehículos fuera de uso, fibra de carbono o tejidos. Así, han puesto en marcha una nueva línea de negocio, "ekomodo", con la que elaboran productos de diseño de uso cotidiano a partir de materiales 100% reciclados y reciclables: fundas para móviles y tablets, carpetas. Este proyecto les ha permitido hacerse con el accésit en la categoría especial de economía circular de los Premios Europeos de Medio Ambiente - Sección País Vasco 2018.

DISEÑO ECOLÓGICO

El consejero de Medio Ambiente ha apuntado que la Unión Europea se ha marcado como metas "avanzar en el diseño ecológico de plásticos, donde prime la ausencia de sustancias peligrosas y su biodegradabilidad, potenciar su reciclado, impulsar un mercado de plástico recuperado y reducir la contaminación, fundamentalmente en el medio marino".

En este sentido, ha animado a las empresas a incorporar los fundamentos de la economía circular en sus procesos productivos, porque, además de ayudar a frenar el deterioro del planeta, "puede crear nuevas iniciativas y oportunidades empresariales y nuevo empleo de calidad".

La economía circular es una de las prioridades del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda para esta legislatura. El objetivo básico de la misma es que los productos, los materiales y los recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible y se reduzca al mínimo la generación de residuos, garantizando siempre la sostenibilidad y la eficiencia.

Euskadi ha sido la primera región en toda Europa en calcular sus indicadores de economía circular como punto de partida para desarrollar una estrategia propia. Los datos obtenidos muestran que el sector industrial vasco necesita para funcionar 46,5 millones de toneladas de materias primas, la gran mayoría importadas (77% del total), que suponen el 61% de los costes de producción. La economía circular en el País Vasco representa el 1,12% del PIB, con unos ingresos brutos anuales de 764 millones de euros y más de 18.000 empleos.

La implantación del modelo de economía circular en las empresas industriales de Euskadi reduciría un 6% el consumo de materias primas y supondría anualmente un ahorro de 2.000 millones de euros. Además, reduciría notablemente el consumo de energía, así como la generación de residuos que acaban en el vertedero.