Actualizado 15/08/2009 16:24 CET

Azkuna defiende que convivencia es "vivir entre diferentes" y decir "con firmeza no al terrorismo y a la violencia"

El Obispo de Bilbao expresa su apoyo a las víctimas del terrorismo y recuerda a las familias que están siendo "golpeadas" por la crisis

BILBAO, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna (PNV), aseguró hoy que convivencia es "fundamentalmente vivir entre diferentes", por lo que pidió "un esfuerzo a todos" para "seguir unidos en lo fundamental dentro de nuestras diferencias". Además, señaló que convivencia también es decir "con firmeza no al terrorismo y a la violencia".

En declaraciones tras asistir en la Basílica de Begoña a la misa con motivo de la festividad de la Asunción de la Virgen, Azkuna explicó que le había pedido a la Virgen patrona de Bizkaia "paz y libertad".

"Le he pedido que, en una sociedad tan plural como la bilbaína, haya convivencia. Convivencia es fundamentalmente vivir entre diferentes y eso es lo más importante. Yo pido un esfuerzo a todos para, dentro de nuestras diferencias, seguir unidos en lo fundamental y así Bilbao progresará", explicó.

Asimismo, aseguró que convivencia "significa decir con firmeza no al terrorismo, no a la violencia", a la vez que implica hacer los esfuerzos "necesarios para salir cuanto antes de la crisis", porque la actual situación económica también "ayuda a que haya violencia y a que haya muchos problemas en las familias".

Azkuna reiteró que sus paticiones a la Virgen de Begoña habían sido "paz, libertad, convivencia", con "una postura clarísima ante el terrorismo y la violencia" y una voluntad de "trabajar cuanto más mejor para salir cuanto antes de la crisis".

Por último, respecto a la Aste Nagusia de Bilbao que comienza esta tarde, apostó porque las fiestas de Bilbao se desarrollen con "paz, libertad y alegría".

"Dentro de una semana, seguiremos con los problemas de siempre. Aquí estaremos en el Ayuntamiento para intentar resolver los que haya. Gracias y felices fiestas", concluyó.

OBISPO

El obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, que también realizó declaraciones tras la misa que él mismo había oficiado, mostró un rechazo "enérgico" del terrorismo, que, a su entender, debe ser aplicado también "en las interpretaciones que hace a veces de la historia y en los objetivos que se propone y quiere proponernos".

Al mismo tiempo, quiso hacer público su apoyo a las víctimas del terrorismo quienes, con su actitud, "nos están diciendo que la libertad, la convivencia en paz, el respeto y la justicia tenemos que apoyarlo todos".

Blázquez recordó igualmente a las "muchas familias y personas" que también en Euskadi están siendo "golpeadas" por la crisis económica y laboral, puesto que precisan "solidaridad" para que "a nadie falte lo que necesita para una vida digna".

"He pedido también que el Señor y la Virgen nos aclaren en la defensa de la vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural", añadió.

En este sentido, subrayó que "nadie tiene el derecho" de arrogarse el poder de "privar a un ser humano indefenso, inocente, del derecho fundamental a la vida".

Por último, explicó que ha pedido a la Virgen de Begoña la "estabilidad en el amor" porque con las rupturas familiares "todos salimos perdiendo", tanto los esposos, como los hijos, las familias, la sociedad y la Iglesia.