Actualizado 20/05/2010 15:34

La Cámara vasca insta al Gobierno central a no paralizar ni posponer las infraestructuras ferroviarias de Euskadi

Pide que defina plazos y calendarios de la alta velocidad Bilbao-Santander, y los tramos de su competencia en la Y vasca

VITORIA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento vasco instó hoy al Gobierno central a "no paralizar ni posponer" las infraestructuras ferroviarias comprometidas en Euskadi, definiendo los plazos y calendarios de ejecución de la alta velocidad entre Bilbao (Bizkaia) y Santander (Cantabria), así como los tramos de su competencia en la Y vasca.

La Cámara vasca aprobó esta iniciativa después de que ayer el ministro de Fomento, José Blanco, anunciara que, debido al Plan de Ajuste previsto por el Gobierno central, todas las actuaciones, tanto en carreteras como en ferrocarriles van a sufrir un retraso medio de al menos un año en los plazos de ejecución.

La enmienda de transacción fue firmada por PNV, PSE-EE y PP a una moción presentada por los jeltzales relativa a la conexión ferroviaria. La iniciativa fue apoyada por los grupos firmantes y el rechazo de Aralar. El grupo mixto (EA,EB y UPyD) rechazó algunos de los puntos como el que hace referencia a la ejecución de la alta velocidad.

El Parlamento vasco instó al Gobierno central a que exija al Ministerio de Fomento la ejecución "sin más demora" de los estudios y proyectos que tiene pendientes, relativos a las infraestructuras ferroviarias en Euskadi.

Además, emplazó al Gobierno central a "no paralizar ni posponer" las infraestructuras ferroviarias comprometidas en Euskadi, definiendo los plazos y calendarios de ejecución de la alta velocidad entre Bilbao (Bizkaia) y Santander (Cantabria), así como los tramos de su competencia en la Y vasca. La Cámara también pidió al Gobierno central a poner en marcha las "medidas necesarias" para la conexión ferrorivaria con Castro Urdiales (Cantabria).

Por último, instó al Gobierno vasco a ejecutar las inversiones en infraestructuras ferroviarias previstas "sin recorte presupuestario alguno, impidiendo que se produzcan más dilaciones y retrasos".

DEBATE

El parlamentario del PNV Juan Antonio Arieta-Araunabeña hizo referencia al anuncio de Fomento, para criticar que, desde el Gobierno central, se hable de "priorizar" otras líneas de alta velocidad con colaboración público-privada, ya que, "si otros corredores de la península se ponen en marcha antes que el nuestro, no vamos a ver una mercancía que venga del Norte de África ni en pintura".

Además, denunció que el Gobierno de López no haya "protestado o exigido" que se cumplan los acuerdos. "Parece que no les importa que las máquinas dejen de trabajar. ¿eso no tiene repercusión?, ¿qué van a hAcer esas empresas?, ¿va a haber despidos?. ¿Esto no tiene la suficiente importancia para haber salido protestar?", se preguntó.

Por último, acusó al PSE-EE de "dejar los proyectos que hay que hacer, no generar riqueza, gastar el dinero de los presupuestos en propaganda, la deuda gastarla en gasto corriente y no exigir al Gobierno central que cumpla con sus obligaciones con Euskadi sumiso y callado". "Este Parlamento parece que va a defender los intereses de Eukadi, lo que parece que no es capaz de hacer este Gobierno", concluyó.

El parlamentario del PSE Txarli Prieto defendió su apoyo a la enmienda transaccional para exigir, "sin más demora", al Gobierno central los proyectos pendientes sobre las infraestructuras ferroviarias en Euskadi. Además, enumeró una serie de proyectos iniciados por el anterior Gobierno del PNV que el PSE "paralizó" a su llegada al Ejecutivo, con un ahorro de más de 20 millones de euros para los contribuyentes vascos.

Prieto insistió en que el AVE en Gipuzkoa lo ha "relanzado" el actual Gobierno, así como el soterramiento de Vitoria, que el Gobierno de Ibarretxe tenía "bloqueado" porque "no se quería llegar a un acuerdo financiero con las partes". "Usted puede ver la diferencia entre un Gobierno que hace infraestructuras, el TAV, conexiones ferroviarias y resuelve problemas, algo de lo que ustedes eran incapaces", defendió.

El parlamentario socialista hizo referencia a la actual crisis y a las medidas anunciadas por Blanco, y afirmó que, "efectivamente", se deberán revisar estos proyectos, como "es obvio", pero insistió en apoyar la propuesta que insta al Gobierno central a "no paralizar ni posponer" las infraestructuras ferroviarias comprometidas en Euskadi.

La parlamentaria del PP Esther Martínez consideró que el debate sobre cuáles deben ser la infraestructuras ferroviarias en Euskadi "no está de más", y mostró su "alegría" por el impulso del metro de Bilbao para llegar a Rekalde y sentar bases de llegada a Galdakao.

Respecto a la conexión con Castro Urdiales, defendió que es "viable, lógico y razonable" y que esta reivindicación no es nueva. Respecto al anuncio de Fomento, criticó que el PSOE no haya concretado cuánto tiempo se van a demorar las obras y acusó a Zapatero de "improvisación". Por último, consideró que, "más allá de querer que se haga, el PSE tiene respnosdabilidades de gobierno, por lo que "debe tener capacidad de gobernar y priorizar".

PARALIZAR PROYECTOS

Aralar, por su parte, ironizó al afirmar que apoya el anuncio realizado ayer por el ministro de Fomento sobre el retraso de las obras del TAV, y defendió que, "gracias a la crisis, se ve que no hay ningún tipo de beneficio en este proyecto". "Si era tan estratégico para nuestra economía. ¿Por qué tenemos que pararlo ahora?", se preguntó.

Además, consideró que, tras el texto aprobado, hay una "intención" de "dar prioridad" a la conexión Bilbao-Santander y calificó la postura del PNV como "curiosa", ya que "da la impresión de que se les ha olvidado que, durante muchos años, eran ellos quienes gestionaban euskotren". "Es curioso que, cuando el Gobierno vasco menciona una conexión, el PNV reinivinca otras conexiones que ellos no han atendido cuando gestionaban", concluyó.

Desde EA, Jesus Mari Larrazabal, manifestó su "sorpresa" por el apoyo del PSE a la iniciativa, y manifestó su rechazo a determinados puntos de la iniciativa al cuestionar que, en este momento, haya que solicitar que no se paralice la alta velocidad de Bilbao y Santander porque el "propio proyecto se puede poner en duda".

El parlamentario de EB Mikel Arana pidió contextualizar el debate, ya que se ha utilizado para reprochar la gestión de los Gobiernos del PNV y el PSE, y defendió que, "si no fuera por la pérdida de empleos que puede suponer el anuncio de Blanco, casi sería una buena noticia, porque supondría repensar algunas de las macroinfraestructuras de coste desorbitado y medioambiental".

El representante de UPyD, Gorka Maneiro, recordó que la actual situación económica es "dramática", y que el Estado va a tener que reducir inversiones y obra pública. Por ello, consideró que la iniciativa debe tener en cuenta la actual situación y apostó por instar al Ministerio a "racionalizar y priorizar" las inversiones "más allá de intereses exclusivamente localistas".