Cáritas atendió a 13.569 personas en 269 proyectos desarrollados en Bizkaia durante 2018, el 54% de ellas mujeres

Publicado 19/06/2019 16:32:14CET

Más de 6.000 personas atendidas pertenecen a familias con menores, casi la mitad monoparentales y principalmente encabezadas por una mujer

BILBAO, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cáritas Bizkaia atendió durante el pasado año a 13.569 personas, el 54% de ellas mujeres, en 269 proyectos desarrollados en ese territorio. En total, invirtió 11,2 millones de euros, sobre todo en las áreas de grave exclusión, acogida y empleo.

La organización ha presentado este miércoles el balance de actividad del pasado año en una comparecencia en Bilbao, en la que ha alertado de que las dificultades de acceso al trabajo y la precariedad laboral son "algunos de los principales problemas" de las personas atendidas en Cáritas. A ellos se unen las dificultades para el acceso y mantenimiento de la vivienda.

Entre sus conclusiones, se advierte de que las mujeres con hijos a su cuidado y con "poca red de apoyo" muestran mayores obstáculos para compaginar el acceso al empleo, "normalmente precario", o para el desarrollo de acciones formativas o de mejora de su situación. Por ello, incide en la importancia de los apoyos para la conciliación, especialmente para las familias más vulnerables.

Cáritas ve un "riesgo de dualización social" y, por ello, reivindica "políticas sociales que atiendan a las características de la población que se está quedando al margen". Asimismo, apuesta por el empleo inclusivo y la económica solidaria "como oportunidad".

Según los datos que ha presentado este miércoles, Cáritas Bizkaia "acompañó" en 2018 a un total de 13.569 personas, de las que el 54% eran mujeres, a través de 269 proyectos en este territorio. Para ello, contó con la colaboración de 2.021 personas voluntarias, un 81% de ellas mujeres, y las aportaciones económicas de 4.312 personas socias y colaboradoras, la mitad de ellas mujeres, que aportaron 3,7 millones de euros.

Además, recibió 300.000 euros a través de herencias y legados, empresas y entidades privadas que colaboraron a través de la aportación de 1,2 millones y la comunidad cristiana de Bizkaia aportó 742.000 euros en distintas colectas en las parroquias, mientras que las administraciones públicas aportaron 3,9 millones.

El resto de ingresos propios (1,3 millones) completan los 11,2 millones de euros invertidos por Cáritas Bizkaia en 2018, principalmente en el área de grave exclusión (3,5 millones de euros), en la acogida (2,1 millones) y en empleo (1,6 millones).

En el perfil de las personas atendidas destacan las 6.440 personas acompañadas que pertenecían a familias con menores, de las cuales un 47% son familias monoparentales principalmente encabezadas por una mujer. Además, la acción de Cáritas llegó a 2.895 niños y a 1.639 jóvenes, colectivos en los que "la situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social es especialmente crítica".

La organización atendió a 2.554 personas en situación de exclusión, de las que un 14% son mujeres. En este sentido, ha precisado que, si bien "las situaciones de exclusión severas son más visibles en los hombres, existe una realidad de exclusión que afecta a las mujeres, y que poco a poco va aflorando". Por otro lado, Cáritas acompañó a 350 personas mayores, de las que el 89% son mujeres, y a 43 familias cuidadoras a lo largo del pasado ejercicio.

Sus responsables han destacado que un 42% de las personas atendidas eran de origen autóctono y que la mitad de las personas migrantes acompañadas se encontraban en situación administrativa regularizada.

PROYECTOS

Entres los proyectos que realizó Cáritas durante el pasado año se encuentran los dirigidos al empleo inclusivo, área en la que participaron más de 1.000 personas en los diferentes servicios de inserción laboral como orientación socio-laboral, formación para el empleo y talleres prelaborales.

En ellos, se contabilizaron 440 participantes, el 73% de ellos mujeres, en itinerarios personalizados de inserción laboral. El servicio de intermediación laboral, el acelerador de empleo y el programa de prospección de empleo contribuyeron a que 323 personas (61% mujeres) lograron en 2018 encontrar empleo y 91 (el 53% mujeres) hayan iniciado proyectos laborales como autónomas.

Por otro lado, el desarrollo de iniciativas de economía solidaria como Zaintzalan-Lapiko y Koopera permitieron sacar adelante 196 puestos de trabajos sociales y de inserción.

Por su parte, en los proyectos en materia de vivienda, se activó en el 2018 una red de 96 viviendas a través de la Fundación Eguzkilore y 12 proyectos de eliminación de barreras arquitectónicas y mejoras básicas en viviendas de personas mayores a través del Programa Barriztu.

La inversión para el apoyo a personas y familias en situación de pobreza supera el millón y medio de euros en ayudas económicas, principalmente dirigidas a "la subsistencia diaria", y se invirtieron 83.398 euros en ayudas a la contratación.

Para leer más