Actualizado 19/10/2009 16:59 CET

CIC microGUNE y Gaiker-IK4 trabajan en un biosensor para detectar 'salmonella' en los alimentos

SAN SEBASTIAN, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El centro vasco de investigación en micro y nanotecnologías CIC microGUNE y el centro tecnológico Gaiker-IK4 trabajan en un proyecto denominado PATSENS que permitirá identificar 'salmonella' en los alimentos.

Según informó hoy el CIC microGUNE en un comunicado, esta iniciativa "permitirá identificar 'in situ', de manera rápida y sin necesidad de la infraestructura de un laboratorio", agentes patógenos que puedan existir "en toda la cadena alimentaria, desde la granja a la mesa".

Este proyecto, diseñado para cubrir las necesidades actuales de la industria agroalimentaria, desarrollará varios biosensores basados en diferentes tecnologías de detección. Estos microdispositivos permitirán la rápida detección de los patógenos una vez se incorporen al sistema de trazabilidad actual, de modo que abarcarán desde el control de las materias primas hasta el proceso de producción y los puntos de venta.

PATSENS se inició a finales de 2008 y tiene previsto finalizar en 2011. Además, esta coordinado por el centro tecnológico Gaiker-IK4, cuenta con la colaboración de CIC microGUNE a través de sus laboratorios en Tekniker-IK4 y Ceit-IK4, así como de otros agentes como el Instituto de Química Orgánica General del CSIC, la Universidad Politécnica de Valencia, la Universidad de Barcelona, el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentaries (IRTA) y las empresas Inkoa y Eliker,

Este proyecto cuenta con un presupuesto global de cerca de 700.000 euros y ha solicitado financiación en la convocatoria de Proyectos Singulares y Estratégicos, dentro del Plan Nacional de I+D+i impulsado por el Gobierno español.

CIC microGUNE destacó que la seguridad alimentaria tiene una "creciente repercusión" en la salud pública y es un problema "de primera magnitud" tanto sanitario como económico.

"Las alertas alimentarias en la UE se han multiplicado por cuatro en apenas cinco años, muchas de ellas causadas por la 'salmonella', que infecta a 160.000 personas al año y causa más de 300 muertes", además de suponer unos costes sanitarios anuales de "unos 2,8 billones de euros", afirmó.