Actualizado 17/12/2019 16:44 CET

Condenados a entre 6 y 13 años los principales acusados de una red corrupta vinculada a excargos del PNV

Alfredo de Miguel
Alfredo de Miguel - EUROPA PRESS - Archivo

VITORIA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Álava ha impuesto penas que oscilan entre los seis y los 13 años de cárcel a los principales acusados en el juicio del 'caso de Miguel', el mayor proceso por corrupción de la historia de Euskadi, en el que se ha juzgado a los responsables de una trama de vinculada a excargos del PNV, entre ellos el exdiputado foral y antiguo 'número dos' de la formación 'jeltzale' en Álava, Alfredo de Miguel.

La sentencia, que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo, cierra un largo y polémico proceso judicial, que se prolongó a lo largo de casi todo 2018 y en el que se ha juzgado a 26 personas por diversos delitos cometidos entre 2005 y 2009, de las que finalmente han sido absueltas once.

La Audiencia Provincial de Álava ha dado a conocer este martes la sentencia del conocido como 'caso de Miguel', en una vista a la que no han acudido los principales procesados en este juicio.

El Tribunal ha impuesto a De Miguel, el principal acusado en este proceso, un total de 13 años y tres meses de cárcel --16 años de prisión menos que lo que solicitaba la Fiscalía-- por numerosos delitos relacionados con la corrupción, la mayor parte vinculados a una trama dedicada al cobro de comisiones ilegales a cambio de la concesión de contratos en parques industriales y otros ámbitos de influencia del sector público.

Además, la Audiencia Provincial de Álava ha condenado a los también exdirigentes del PNV Aitor Telleria y Koldo Ochandiano a seis años y seis meses de cárcel, en el primer caso, y a siete años y seis meses, en el segundo.

No obstante, según se establece en el fallo leído este martes por la ponente de la sentencia, Elena Cabero, el tiempo máximo de estancia en prisión de De Miguel, en aplicación de la legislación vigente, será de nueve años.

Entre los delitos que se atribuyen al exdirigente del PNV alavés se encuentran tráfico de influencias, cohecho pasivo, falsedad en documento mercantil, malversación de fondos públicos, cohecho impropio, blanqueo de capitales y asociación ilícita. De Miguel, que deberá hacer frente al pago de multas por un importe global de más de 351.000 euros, ha sido absuelto del delito de coacciones que le atribuía la Fiscalía.

Por su parte, Koldo Ochandiano ha sido condenado a siete años y seis meses de prisión, siete años menos que la pena solicitada por la Fiscalía, así como al pago de multas por un importe global de algo más de 7.000 euros.

ABSUELTOS DEL DELITO DE COACCIONES

Entre los delitos que se atribuyen a Ochandiano se encuentran cohecho, falsedad en documento mercantil, malversación, tráfico de influencias, blanqueo de capitales y asociación ilícita. Al igual que ocurre con De Miguel, el tribunal ha absuelto a Ochandiano del delito de coacciones.

Aunque las penas impuestas por estos tipos penales suman siete años y seis meses de prisión, en el fallo se establece que, de acuerdo a la legislación vigente, el tiempo máximo de privación de libertad que se le impondrá es de seis años y nueve meses.

A su vez, las penas impuestas a Aitor Telleria suman seis años y seis meses de prisión, menos de la mitad de la pena que solicitaba el ministerio público. La Audiencia de Álava le considera responsable de delitos como el tráfico de influencias, malversación de fondos públicos, falsedad en documento mercantil, blanqueo de capitales y asociación ilícita. Al igual que los otros dos principales acusados, Telleria ha sido absuelto del delito de coacciones que se le imputaba.

Ainhoa Bilbao, esposa de Alfredo de Miguel, que se enfrentaba a una petición de pena de cinco años de prisión, ha sido condenada finalmente a un año y medio de prisión por asociación ilícita y blanqueo de capitales. Además, deberá pagar más de 178.000 euros en concepto de multas.

Las esposas de Telleria (Araceli Bajo) y Ochandiano (Iratxe Gaztelu) se enfrentaban a una petición de cinco años de cárcel por blanqueo de capitales y asociación ilícita. En el caso de Araceli Bajo, la Audiencia la ha absuelto de estos delitos, mientras que Iratxe Gaztelu ha sido condenada a un año y medio de cárcel y más de 178.000 euros de multa.

Por su parte, el exresponsable de la red de parques tecnológicos de Euskadi Julián Sánchez Alegría ha sido condenado a siete años de inhabilitación especial para empleo o cargo público por un delito de prevaricación, y a la misma pena por otro delito del mismo tipo prevaricación, si bien ha sido absuelto de las coacciones que le atribuía la Fiscalía.

El antiguo gerente del Parque Tecnológico de Álava Alfonso Arriola ha sido condenado a cuatro años de inhabilitación para ejercer un empleo o cargo público de libre designación por un delito de inducción a la prevaricación y a la misma condena por otro delito de prevaricación, mientras que ha sido absuelto de los delitos de coacciones y de falsedad en documento oficial que se le imputaban.

LARRRAÑAGA, ABSUELTO

Otro de los acusados que han resultado absueltos es el ex viceconsejero de Cultura del Gobierno Vasco Gurutz Larrañaga, al que la Fiscalía había acusado de un delito de prevaricación.

Xabier Sánchez Robles, exdirector de Juventud del Gobierno Vasco y para el que la Fiscalía pedía ocho años de cárcel, ha sido condenado a seis años y tres meses de prisión por malversación de caudales públicos y asociación ilícita.

El empresario Jon Iñaki Echaburu, para el que se pedían seis años y ocho meses de prisión, ha sido condenado a dos años y cinco meses de prisión por cohecho activo, inducción a la prevaricación, asociación ilícita y tráfico de influencias.

La Audiencia de Álava ha condenado a un año y medio de cárcel por falsedad en documento mercantil, prevaricación y cohecho a Sergio Fernández Oleaga, al que ha absuelto del delito de coacciones que también le imputaba el ministerio público.

Iñaki San Juan, que se enfrentaba a siete años de cárcel, ha sido condenado a cuatro años y seis meses de prisión, al considerar la Audiencia de Álava que es responsable de delitos de malversación de caudales públicos y falsedad, asociación ilícita y tráfico de influencias.

Josu Montes --para el que la Fiscalía reclamaba seis años de cárcel-- ha sido condenado a cuatro años y cuatro meses de prisión por asociación ilícita, malversación de caudales públicos y falsedad.

INHABILITACIÓN

La exalcaldesa de Zambrana Justina Angulo ha sido condenada a inhabilitación especial para empleo o cargo público por un periodo de nueve años, un año menos que lo que reclamaba el ministerio público.

Josu Arruti Letemendia, uno de los acusados que en el transcurso del juicio que reconoció parcialmente los hechos que se le imputaban --afirmó haber recibido comisiones ilegales--, ha sido condenado a 15 meses de prisión por tráfico de influencias, blanqueo de capitales y por un delito contra la Hacienda pública. Además, deberá abonar una multa de 80.500 euros.

Su padre, Josu Arruti Odriozola, ha sido condenado a nueve meses por un delito contra la Hacienda pública y otro de blanqueo de capitales, por lo que también deberá pagar más de 145.000 euros de multa.

Además de los mencionados Araceli Bajo y Gurutz Larrañaga, también ha sido absuelto el constructor Prudencio del Hierro, para el que la Fiscalía pedía tres meses de prisión por un delito de falsedad en documento mercantil y Miren Bilbao, que se enfrentaba a cuatro años de prisión.

Asimismo, se ha absuelto a Estíbaliz Arruti, a los empresarios Joaquim Sabater, Ramón Tomás, Francesc Fernández y Placid Casas, así como a Gorka Errasti.

466043.1.260.149.20191217104356
Vídeo de la noticia

Para leer más