Publicado 01/12/2021 18:28

El Creditrans subirá entre uno y tres céntimos, Gizatrans un céntimo y el billete ocasional entre dos y cinco

Archivo - Unidad de Bizkaibus
Archivo - Unidad de Bizkaibus - DIPUTACIÓN DE BIZKAIA - Archivo

BILBAO, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las tarifas en el transporte de Bizkaia se incrementará entre un céntimo y tres euros. El Creditrans, el más utilizado, subirá entre uno y tres céntimos, Gizatrans un céntimo, y el billete ocasional aumentará entre dos y cinco céntimos.

El Consejo General del Consorcio de Transportes de Bizkaia (CTB) ha aprobado este miércoles una modificación de las tasas del transporte, que se incrementarán entre un céntimo y tres euros, dependiendo del título de transporte.

Estas tarifas no se revisaban desde hace dos años en el caso de Creditrans, Gizatrans y del billete ocasional, y desde diciembre de 2016 en el caso de los títulos temporales, como son los Gazte, dirigidos a menores de 26 años, y los Bidai, para las personas a partir de 26 años.

El menor aumento se producirá en el Gizatrans (un céntimo más respecto a la tarifa actual), mientras que el título de transporte más utilizado por las personas usuarias del transporte público en Bizkaia, Creditrans, tendrá un incremento de entre uno y tres céntimos, y el billete ocasional, de entre 2 y 5 céntimos. En el caso de los billetes temporales, la actualización de precio después de cinco años se traducirá en entre 25 céntimos y 3 euros más.

PLAN DE ACCIÓN CONTRA EL RUIDO

En el encuentro de hoy también se ha puesto sobre la mesa el inicio del plan de acción contra el ruido y las vibraciones de las líneas de ferrocarril metropolitano de Bilbao para el periodo 2021-2024, en el que se incluyen actuaciones para reducir la propagación del ruido en exteriores en Sopela y Gobela, y acciones para aminorar las vibraciones en las zonas de Getxo-Neguri, San Ignacio, Areeta y Erandio.

Este plan también prevé integrar soluciones acústicas dirigidas fundamentalmente a reducir las vibraciones en el proyecto de ejecución de la vía en Sarratu, en Basauri.

En el caso de Sopela, los trabajos a realizar, basados en la instalación de pantallas y minibarreras, vienen determinados por un análisis previo en el que se detectaron dos zonas afectadas por ruido en el entorno de las estaciones de esta localidad y Larrabasterra.

En conjunto, hay 57 edificaciones sensibles con 440 personas afectadas, un centro de enseñanza y un centro de salud. En este municipio se ha desarrollado ya una primera actuación con la que se ha reducido el impacto acústico mediante la colocación de pantallas en la zona de Sugurdialde, con inversión de 583.472 euros.

Una acción similar a la de Sopela se ejecutará en Gobela, donde se ha determinado que existen seis edificaciones residenciales afectadas por el ruido, en las que viven 40 personas. Además, hasta 2024 se realizarán también labores de mantenimiento y sustitución de componentes de la infraestructura que mejorarán la situación acústica de los ámbitos en los que se llevarán a cabo, si bien estos trabajos no están vinculados con el grado de afección acústica que existen los tramos objeto de las tareas.

Metro Bilbao y CTB también tienen previsto realizar estudios piloto en cuatro zonas del trazado del ferrocarril metropolitano seleccionadas, atendiendo a criterios de exposición acústica y que se considera, además, que permitirán recopilar información para aplicar y replicar las conclusiones y soluciones en otros puntos de la infraestructura.

En este sentido, se realizarán estudios de vibraciones en la zona de la estación de San Ignacio --en el entorno de la calle Lehendakari Agirre-- y en Santurtzi, así como estudios para establecer la viabilidad de colocación de minibarreras o pantallas acústicas en Berango y en Bidezabal.

El plan aprobado por el Consejo General del CTV es una continuación de las actuaciones previstas en el anterior, definido para los años 2017-2021.

Dentro de este último, se han desarrollado numerosas iniciativas para frenar el impacto acústico, que han requerido una inversión de 10,2 euros y que incluyen actuaciones en las vías, reperfilado de las ruedas de las unidades de metro, adecuaciones en el trazado y en las velocidades en algunos tramos, sustituciones de sujeciones de aparatos de vía y sustituciones de estos últimos, o el apantallamiento de las zonas en las que se genera ruido.

Entre estas últimas se cuenta el soterramiento de Urduliz, aprovechando la supresión del paso a nivel, la colocación de una marquesina de protección en la salida de soterramiento de Maidagan, en el lado de Bidezabal, la instalación de una pantalla vegetal en Gobela- Neguri y de otra pantalla en Larrabasterra-Sopela.