Desciende en Euskadi la gripe en la última semana, con 217 casos y once fallecimientos

Publicado 07/02/2019 10:36:39CET
EUROPA PRESS

BILBAO, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La actividad gripal de Euskadi ha experimentado un descenso en la última semana, en la que la tasa de incidencia ha sido de 217,6 casos por 100.000 habitantes, frente a los 393,8 de la semana previa. El número de fallecimientos por complicaciones relacionadas con la gripe desde el inicio de la temporada se eleva a 63 en el País Vasco, de ellos once en esta última semana.

Según el último informe de la Red de Vigilancia Epidemiológica-Médicos Vigía del Departamento de Salud y Osakidetza, que analiza el periodo comprendido entre el 28 de enero y el 3 de febrero, las consultas por gripe en los centros de salud de Atención Primaria han disminuido en la misma proporción, de forma que esta semana se han registrado 3.725 consultas, frente a las 6.868 de la anterior.

En el informe de la Red de Vigilancia Epidemiológica-Médicos Vigía se aprecia igualmente una importante caída de la incidencia de la gripe en niños de entre 0 y 4 años, el grupo de edad que mayores tasas de contagio suele registrar. En esta ocasión la tasa registrada ha sido de 937,5 casos por 100.000 habitantes, frente a los 1.568 de la semana anterior.

A la espera de comprobar cómo evoluciona la gripe durante las próximas semanas, los datos parecen indicar que la actividad gripal en Euskadi seguirá disminuyendo hasta volver a registros inferiores al umbral epidémico, situado en 55,7 casos por 100.000 habitantes.

El número de personas que han precisado ser hospitalizadas desde que arrancó la temporada ha sido de 1.433, y de ellas 364 cumplían criterios de gravedad. Además, 63 personas han fallecido por complicaciones relacionadas con la gripe, todas ellas pertenecían a grupos de riesgo, es decir, o eran mayores de 65 años o presentaban alguna enfermedad crónica.

El Departamento de Salud y Osakidetza recuerdan que la ciudadanía tiene a su disposición distintos recursos sanitarios en caso de notar los síntomas propios de la gripe, pero insiste en la importancia de hacer un "uso resaponsable" de ellos.

En este sentido, han indicado que la gripe es una enfermedad molesta, pero benigna en la población sana, y que no tiene tratamiento específico, por lo que el reposo, la ingesta de abundantes líquidos y antitérmicos para atajar la fiebre son las principales recomendaciones.

En el caso de que la fiebre persista, se deberá consultar con el médico de familia, acudir a un Punto de Atención Continuada o, en última instancia, a las urgencias hospitalarias.

Para leer más