ELA critica que los responsables policiales y políticos del 'caso Cabacas' "no se sientan en el banquillo"

Publicado 19/10/2018 11:28:14CET

Dice que es consecuencia de "un modelo policial necesitado de profundos cambios" y lamenta el "cierre de filas" de otros sindicatos

BILBAO, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

ELA ha reclamado que el juicio del 'caso Cabacas' debe "ayudar a esclarecer los hechos y depurar las responsabilidades penales", si bien ha advertido de que "los responsables policiales y políticos no se sentarán en el banquillo de los acusados". El sindicato ha denunciado que la muerte de Iñigo Cabacas es consecuencia de "un modelo policial necesitado de profundos cambios" y ha lamentado el "cierre de filas" de "los sindicatos corporativos" de la Ertzaintza.

El sindicato ha hecho público un comunicado con motivo del inicio esta semana del juicio por la muerte del joven aficionado del Athletic, que resultó herido de gravedad en la noche del 5 de abril de 2012 en una carga policial que realizó la Ertzaintza con motivo de los incidentes que se produjeron en Bilbao después del partido entre el equipo rojiblanco y el Schalke 04. El joven falleció cuatro días después en el Hospital de Basurto.

ELA ha manifestado su solidaridad con la familia de Iñigo Cabacas, cuya muerte "no es un accidente", sino "la consecuencia más extrema de una actuación policial que deja en evidencia un modelo policial necesitado de profundos cambios".

El sindicato ha criticado que la instrucción de este caso ha puesto de manifiesto "gravísimas irregularidades que son muestra de un modelo policial que necesita ser revisado y transformado en profundidad". Según ha lamentado, "han fallado los mecanismos de rendición de cuentas en la cadena de mando y en relación con instituciones representativas como el Parlamento o instituciones independientes como el Ararteko".

ELA ha advertido de que el Auto evidencia "la utilización de manera irresponsable de la fuerza, sin tener en cuenta las condiciones en que se desarrolló el operativo", además de "la falta de control sobre el armamento y la escasa formación de los agentes" y también "la ausencia de discrecionalidad que se exige a los agentes, para que obedezcan órdenes sin rechistar".

El sindicato ha denunciado que los responsables del Ejecutivo vasco "eludieron importantes responsabilidades" y, de hecho, "se ascendió al responsable principal del desgraciado operativo". Asimismo, ha censurado que la Fiscalía ha actuado "insuficientemente".

ELA ha reclamado que "el juicio oral debe ayudar a esclarecer los hechos ocurridos y depurar las responsabilidades penales". No obstante, ha precisado que "de ninguna manera están encausadas todas las personas que deberían estarlo", sino que se "hace recaer todo el procedimiento penal en algunos de los escalones más bajos de la cadena".

"Los responsables policiales y políticos de la muerte de Iñigo Cabacas no se sentarán en el banquillo de los acusados", ha denunciado el sindicato, que ha recordado que, "desde el primer momento", exigió la investigación "en profundidad" de los hechos y la depuración de "todas las responsabilidades a todos los niveles".

RETICENTES A "CORREGIR"

ELA ha señalado que "es evidente que las autoridades han tomado nota de no pocas de las irregularidades, aunque se muestran reticentes a corregir elementos relacionados con el modelo de policía" como la formación o la rendición de cuentas.

"Fuimos el único sindicato en la Ertzaintza en exigir la retirada de las pelotas de goma, cosa que finalmente se ha hecho. Estos hechos, y otros muchos, deben servirnos para hacer un debate en profundidad sobre el modelo de policía que necesita este país. Un debate que debe ocupar no sólo a las instituciones y partidos, sino también a las organizaciones sociales y a las que trabajan por los derechos humanos", ha defendido.

ELA ha lamentado "el papel que están jugando los sindicatos corporativos" de la Ertzaintza, que "anteponen un cierre de filas corporativo frente a la verdad y la justicia".

En este sentido, tras recordar que fue "ELA en solitario el sindicato que exigió el cese del consejero Rodolfo Ares", ha considerado que "resultan especialmente preocupantes las consignas exculpatorias que algunas de estas organizaciones están lanzando durante estos días". Por su parte, ha insistido en que "los ertzainas son servidores públicos, y su defensa y apoyo pasa por el esclarecimiento, sin ninguna opacidad, de lo realmente ocurrido".

Finalmente, ha advertido de que "la concatenación de irregularidades e injusticias, unida al alargamiento del proceso, están a buen seguro provocando un sufrimiento añadido e injusto" a los familiares de Iñigo Cabacas.