Los embalses guipuzcoanos se recuperan tras las últimas lluvias

Actualizado 18/01/2017 13:51:28 CET
EUROPA PRESS

SAN SEBASTIÁN, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La embalses guipuzcoanos han recuperado sus niveles tras las lluvias registradas en los últimos días, aunque el de Lareo continúa en situación de alerta y el de Urkulu en prealerta, según datos del Consorcio de Aguas de Gipuzkoa, recogidos por Europa Press.

El embalse de Lareo (Ataun), con un llenado del 68,64%, y que abastece a una población de 1.514 ciudadanos, está en situación de alerta, pero ha superado la de emergencia que vivió hace unas semanas.

Por su parte, el de Urkulu (Aretxabaleta), con una capacidad de 10 Hm3 y que da servicio a 65.500 guipuzcoanos, presenta un nivel de llenado del 76,59%, lo que le coloca en nivel de prealerta.

Los cinco embalses restantes que también gestiona el Consorcio de Aguas de Gipuzkoa se encuentran ya en situación normal. El de Ibai-eder, ubicado en Azpeitia y que abastece a una población de 68.649 habitantes, está al 94,78%. Se trata del pantano más grande del territorio histórico con 11,3 Hm3 de capacidad.

El embalse de Arriaran (Beasain), que da servicio a 36.398 guipuzcoanos, tiene un llenado del 98,69% tras el último episodio de lluvias, mientras que Barrendiola, que abastece a 26.015 ciudadanos, presenta un llenado del 100,71%.

Finalmente, el pantano de Ibiur, que presta servicio a 52.105 guipuzcoanos, cuenta con un llenado del 87,13% y el embalse de Aixola en Elgeta, que da servicio a 27.500 guipuzcoanos, tiene un llenado del 99,10% de su capacidad.

El embalse del Añarbe, que gestiona Aguas del Añarbe y abastece a los municipios de San Sebastián, Errenteria, Hernani, Lasarte Oria, Pasaia, Oiartzun, Lezo, Urnieta, Usurbil y Astigarraga, con una población de más de 300.000 habitantes, presenta un llenado del 95,31%.