Publicado 18/04/2020 16:54CET

ErNE pide al Ayuntamiento de Bilbao y a Seguridad que denuncien ante Fiscalía a quienes fomenten odio contra la policía

BILBAO, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sindicato ErNE ha exigido al Ayuntamiento de Bilbao y al departamento de Seguridad del Gobierno Vasco que denuncien ante la fiscalía "a aquellos que fomenten el odio contra la policía".

ErNE ha realizado esta reflexión ante un comunicado de SOS Racismo y avalado por diversos colectivos, entre ellos, "algún sindicato", en el que se difama a la Policía Municipal y la Ertzaintza, sobre actuaciones en la calle San Francisco de Bilbao, "hechos que no han sido probados y falsos".

En ese comunicado, firmado entre otros colectivos por los sindicatos ELA y LAB, denunciaban la "represión y brutalidad policial" que, a su juicio, se está "ejerciendo en el barrio de San Francisco, en estos momentos de confinamiento y estado de alarma".

Ante estas manifestaciones, ErNE ha reclamado al Ayuntamiento de Bilbao y al Departamento de Seguridad que actúen "en defensa de sus cuerpos de policía".

En concreto, ha exigido al alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, y a la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, que "asuman su responsabilidad y pongan en conocimiento de la Fiscalía la actitud de estos colectivos que extienden falsos testimonios que alimentan el discurso de odio contra la policía".

"Juan Mari Aburto y Estefanía Beltrán de Heredia tienen que demostrar su apoyo a la Policía Municipal y a la Ertzaintza, rechazando públicamente unas actitudes que solo buscan erosionar la imagen de un colectivo que está poniendo en grave riesgo su salud luchando a pie de calle por hacer cumplir las normas establecidas", ha agregado.

ErNE ha denunciado que el comunicado de SOS Racismo y sus firmantes, forman parte de una "campaña de desprestigio" contra los cuerpos policiales y "amparan a los que hacen caso omiso de las normas dictadas para luchar contra la pandemia, que por otro lado, sí que cumple escrupulosamente la inmensa mayoría de los ciudadanos".

Por ello, cree que estos comunicados "alientan actitudes que ponen en peligro" la salud de los ciudadanos y de los policías que se encuentran "en primera línea de la lucha contra la pandemia y atentan contra la salud colectiva, lo cual debería ser motivo de preocupación para los responsables políticos".

Fuentes de ErNE han añadido que, en caso de que el Consistorio y el Departamento de Seguridad, no atienda su petición, será seguramente el propio sindicato el que presentará la denuncia ante la Fiscalía.

ErNE ha lamentado que haya sindicatos que "se alineen" con esta clase de posicionamientos que "perjudican a los profesionales a los que luego dicen defender".