ESLE aspira a desarrollar un tejido empresarial fuerte en Euskadi alrededor del software libre

Actualizado 20/10/2015 9:59:58 CET
Eneko Astigarraga, presidente de ESLE
ESLE

Las empresas de la Asociación de Empresas de Software Libre de Euskadi, que cumple diez años, dan empleo a más de 1.500 personas

BILBAO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Empresas de Software Libre de Euskadi, ESLE, que celebra estos días el décimo aniversario desde su constitución, se marca como reto para los próximos años desarrollar un tejido empresarial "fuerte" en Euskadi alrededor del sofware libre, "capaz de generar productos propios en este campo y que sean competitivos a nivel internacional".

Según ha recordado ESLE, hace ahora diez años, coincidiendo con la visita a Euskadi del sudafricano Mark Shutleworth -fundador del gigante Canonical e impulsor del sistema de software libre Ubuntu-, una quincena de empresas vascas con intereses en el campo de las tecnologías libres constituía en Vitoria la Asociación de Empresas Vascas de Software Libre, ESLE.

La idea era crear una organización en Euskadi que fuera el "elemento tractor" en la generación de productos propios de software libre y que éstos fueran competitivos a nivel internacional. Se trataba de "crear riqueza" a través de las empresas del conocimiento libre, impulsando, de esta manera, el emprendimiento y la generación de empleo cualificado.

Una década después, la asociación -ahora con más de una treintena de socios- se ha consolidado como "uno de los referentes nacionales en el ámbito del software libre y las tecnologías libres" y "comienza a sonar también fuera de las fronteras como uno de los actores principales", han destacado el presidente de la asociación, Eneko Astigarraga.

Según ha señalado, ESLE, "al igual que sus empresas, ha crecido y madurado en estos diez años y ahora somos un interlocutor válido para las empresas e instituciones en todos los ámbitos ligados al conocimiento libre".

En este período, ha indicado, las firmas que integran ESLE "han multiplicado por 11 el número de trabajadores, hasta superar los 1.500 empleos con un elevado perfil cualificado".

Diez años después -y a las puertas del quinto congreso nacional del sector, LibreCon 2015, que se celebrará en Santiago de Compostela los próximos 29 y 30 de octubre- las claves apuntadas en la constitución de ESLE "son todavía más válidas", según los responsables de la asociación.

En este sentido, Astigarraga ha asegurado que el software libre "tiene un gran futuro por delante, con una penetración creciente, tanto en el sector privado como en las administraciones públicas". Según ha dicho, se trata de un sector que "da apoyo a la modernización del resto de sectores económicos del país, desde la industria hasta la agricultura, pasando por todo tipo de servicios". "Además de ser más barato, permite el desarrollo endógeno local, además de ser más avanzado, estable y seguro, desde el punto de vista tecnológico", ha agregado.

CLAVES DE FUTURO

De cara al futuro, la junta directiva de ESLE confirma su objetivo de "aspirar a un tejido empresarial fuerte en Euskadi alrededor del software libre y las tecnologías libres y de posicionar a la asociación como un referente internacional de las industrias del conocimiento libre mediante la puesta en valor del talento".

Así, apuestan por "un tejido empresarial fuertemente ligado con los principios de colaboración y trabajo en red y con capacidad de liderar procesos de innovación, con productos y servicios orientados al cliente".

Las claves de crecimiento para la organización vasca pasan por "aumentar la competitividad de los asociados apoyándoles en sus procesos de innovación y mejorar su competitividad, a través de la optimización de los costes operativos, a través de programas de cooperación con terceros, o bien potenciando la cooperación entre los propios asociados".

Por último, desde ESLE se apuesta igualmente por "profesionalizar la gestión de los asociados, apoyar a éstos en sus procesos de internacionalización y facilitarles, por último, la obtención de masa crítica a través del desarrollo de estrategias de crecimiento".