Actualizado 23/09/2015 16:12 CET

Euskadi cerró con 2014 con un saldo positivo de 3.600 personas

Una de cada dos personas que abandona la comunidad autónoma tiene nacionalidad extranjera

BILBAO, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Euskadi cerró 2014 con un saldo migratorio positivo, ya que recibió a 3.602 personas más de las que abandonaron la comunidad autónoma. Todas las comunidades autónomas aportan más población al País Vasco que la que reciben y una de cada dos personas que emigran es de nacionalidad extranjera, según los datos publicados dos este miércoles por el Instituto vasco de Estadística, Eustat.

Gipuzkoa tuvo el saldo migratorio más elevado en cifras absolutas, 2.195 personas más, mientras que Álava tuvo un saldo positivo de 1.326 personas y Bizkaia ganó 82 personas por causa de la migración. Por su parte, las tres capitales tuvieron saldos positivos, que se elevaron en Vitoria a 1.446 personas, en San Sebastián a 510 y en Bilbao a 298 personas. Las tres ciudades concentran el 63% de estas personas.

En relación a los movimientos que se producen entre Euskadi y el resto de comunidades autónomas, durante el año 2014 continuó la tendencia positiva iniciada en 2008 y se produjo un saldo positivo de 5.809 personas, de las que el 83% tenía nacionalidad extranjera. Por el contrario, el saldo con los países extranjeros fue negativo, con 2.207 personas más que emigraron al extranjero que inmigraciones al País Vasco desde otros países.

La movilidad geográfica externa o extracomunitaria, que ha afectado durante 2014 a 31 de cada 1.000 habitantes de Euskadi (Álava 37,8 por cada 1.000, Bizkaia 28,6 y Gipuzkoa 31,9), es cinco puntos inferior a la del conjunto de comunidades autónomas, donde se mueven en promedio 36 de cada 1.000 habitantes.

Todas la comunidades autónomas aportan al País Vasco más población de la que reciben de ella. Lidera el grupo de comunidades que más inmigrantes aportan Castilla y León, seguida de Madrid, Cataluña, Cantabria, Andalucía y Comunidad Valenciana.

Las comunidades autónomas que más emigrantes atraen de Euskadi, por su parte, son Madrid, Castilla y León, Cantabria, Cataluña, Andalucía y Navarra. Entre las seis reciben un 65% de las personas que dejan el País Vasco con destino a otras regiones del Estado.

Las inmigraciones de personas de nacionalidad extranjera se cifraron el año pasado en 18.602. De ellas, 8.022 llegaron desde otras comunidades autónomas, principalmente desde Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Andalucía y Castilla y León, y las otras 10.580 vinieron directamente del extranjero.

Las emigraciones de personas de nacionalidad extranjera ascendieron a 14.332. Casi una de cada dos personas que abandona Euskadi es de nacionalidad extranjera, concretamente el 45% de los emigrantes. En el 78% de los casos, su destino es el extranjero.

La edad media de las personas emigrantes es de 36 años, ligeramente superior a la de las personas inmigrantes (33,1 años). Un 52% de los inmigrantes son hombres y un 48% mujeres, mientras que en las emigraciones la diferencia entre sexos es algo mayor, con un 54% hombres y un 46% mujeres.

EL 70% ES MOVILIDAD INTERNA

El 9,9% de la población vasca realizó algún cambio de residencia durante 2014, si bien el 69% de la movilidad es interna, unas cifras "prácticamente idénticas" a las de 2013.

En total, se contabilizaron 214.810 cambios de residencia habitual en Euskadi, de los que 97.021 correspondieron a cambios de domicilio dentro del mismo municipio. La movilidad intracomunitaria (con origen y destino los distintos municipios vascos) ascendió a 50.409 movimientos.

Asimismo, se registraron 35.491 inmigraciones externas o extracomunitarias (con origen fuera de la Comunidad y destino en Euskadi), de las que 12.746 provinieron del extranjero.

Por último, se produjeron 31.889 variaciones residenciales originadas en un municipio vasco y con destino fuera de la comunidad autónoma. De ellas, 14.953 tuvieron por destino al extranjero, lo que supone una disminución de 16% respecto a las cifras de 2013.