Expertos creen que un bebé tiene en la actualidad 50 veces más probabilidades de sufrir estrés que hace tan sólo 15 años

Actualizado 23/06/2009 20:06:04 CET

BILBAO, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Expertos advirtieron hoy, en la presentación del estudio 'El estrés del bebé' en el Museo de Reproduciones Artísticas de Bilbao, que, en la actualidad, un bebé tiene 50 veces más probabilidades de sufrir estrés que hace tan sólo 15 años, debido al estilo de vida actual, en el que aparecen mayores exigencias, mayor competitividad, mayores necesidades, cambios en el modelo social y familiar, que, a su vez, producen un aumento importante del estrés.

Forum Almirón de la Inmunonutrición presentó este 'Estudio sobre el estrés del bebé' con el objetivo de incidir en la importancia de proporcionar a los bebés una correcta y equilibrada alimentación para fortalecer su sistema inmunológico y así evitar posibles patologías o enfermedades.

En el estudio, los expertos explican que el estrés se puede producir antes del nacimiento, ya que a través de los vasos de la placenta pueden pasar las hormonas de la respuesta de activación del estrés de la madre al hijo en formación. Otra posibilidad se daría durante el parto, con el estrés del propio parto o bien desde el momento del nacimiento.

En la presentación de este estudio participaron expertos en proyectos de investigación sobre ansiedad y estrés en el bebé, como el doctor Francisco Miguel Tobal, profesor titular de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

Según los expertos, existen numerosos factores causantes de la ansiedad y el estrés en los bebés, entre los que destacan las enfermedades (cólico del lactante), la falta de cuidados, factores ambientales (ruidos, aislamiento, oscuridad), alimentación insuficiente o inadecuada y el ambiente familiar (falta de cariño, discusiones, incomunicación, etc.).

También indicaron que no existen datos sobre la incidencia del estrés en el bebé, aunque existen evidencias de que puede estar aumentando en la últimas generaciones debido a distintas causas como los cambios en el modelo social y familiar, el exceso de exigencia o permisividad y la incomunicación, entre otros. Algunos autores hablan de una tasa de prevalencia del estrés en la población infantil que oscila entre el 9 y el 21 por ciento.

Para María Jesús Mardomingo, jefe de Psiquiatría Infantil del Hospital Gregorio Marañón, el estrés se manifiesta con ansiedad, a veces con depresión o incluso con trastornos del comportamiento, siendo más frecuente en las niñas la ansiedad y la depresión, mientras que en los niños, los trastornos de comportamiento (reacciones agresivas, hostilidad, dificultad en las relaciones).

Según distintos autores, la ansiedad y el miedo son experiencias humanas universales desde el nacimiento y constituyen uno de los rasgos más relevantes de la personalidad.