Actualizado 17/11/2009 15:39

Gobierno vasco aprueba el calendario legislativo 2009-2013, con 48 proyectos de ley

No incluye la reforma de la Ley de Territorios Históricos aunque algunas leyes provocarán modificaciones en ella

VITORIA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno vasco aprobó en su reunión de hoy el Calendario Legislativo de la novena Legislatura 2009-2013, que incluye 48 proyectos de Ley entre los que destaca la Ley Municipal o la Ley vasca del Empleo, que se remitirán entre los ejercicios 2010 y 2011, mientras que al final de la legislatura el Gobierno presentará aquellas leyes que "requieren de un enorme trabajo de coordinación con otras instituciones" como la Ley de Función Pública o la Ley de Cajas.

En rueda de prensa, la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, explicó que el objetivo del calendario es "el desarrollo coordinado del conjunto de iniciativas legislativas precisas para alcanzar los objetivos que se ha propuesto el Ejecutivo durante los próximos cuatro años en sus diferentes áreas de actuación".

El calendario contiene un total de 48 proyectos de ley a desarrollar hasta el año 2013, aunque precisó que la "mayor actividad" se contempla en los años 2010 y 2011 "quedando para los últimos años aquellas leyes que requieren de un enorme trabajo de coordinación con otras instituciones" como la Ley de Función Pública, la ley de Asistencia integral a las víctimas de violencia de género o la de Patrimonio Cultural.

Entre los proyectos previstos para el 2010 destacan la Ley del Consejo Vasco de Mujeres para la Igualdad, la modificación de la Ley de Policía del País Vasco, la Ley de la Agencia Vasca de la Competencia, la Ley de Finanzas, la Ley de Derecho de Vivienda o la Ley de Caza.

También contempla otros proyectos como la Ley Contra el Dopaje en el País Vasco, la Ley de Transporte por Cable, la Ley de Puertos, la Ley de Movilidad Suficiente, la Ley del Sector Ferroviario, la Ley Vasca de Empleo o la Ley Integral sobre Transexualidad.

Según Mendia, con este calendario el Gobierno vasco retoma, "después de muchos años sin hacerlo", la "sana y democrática" costumbre de enviar la Parlamento su programa legislativo "para que la Cámara pueda realizar mejor la labor de control del Ejecutivo, función esencial para el funcionamiento de la Democracia".

"Se trata de un ejercicio de regeneración democrática y de transparencia, ya que el Gobierno vasco comparte sus intenciones con la ciudadanía y las pone negro sobre blanco en un papel", defendió.

POLÍTICA PLANIFICADA

Para la portavoz, el calendario legislativo aprobado tras seis meses de Gobierno es "la expresión más clara de que el gobierno lleva a cabo una acción política planificada, coherente y coordinada" y manifestó la intención del Ejecutivo de "realizar un esfuerzo enorme por llegar a acuerdos con el mayor número de grupos posibles, además de con su socio preferente, que es el PP".

Asimismo, subrayó que el Gobierno ha elaborado el calendario como un documento "dinámico que se debe ir rediseñando, adaptando y perfeccionando en virtud de las eventuales variaciones que se produzcan en función de las nuevas necesidades", por lo que "está configurado de manera que sea posible la adecuación, incorporación o separación de aquellas iniciativas legislativas que así se demande por circunstancias sobrevenidas".

El acuerdo aprobado establece el compromiso de los Departamentos de remitir cada seis meses a la Secretaría General de Coordinación una memoria sobre el cumplimiento o modificación, en su caso, de los compromisos establecidos en este calendario, "a fin de facilitar su seguimiento y evaluación".

Mendia explicó que la reforma de la Ley de Territorios Históricos (LTH) "no es una prioridad" del Gobierno, por lo que ha quedado fuera del calendario legislativo presentado hoy, aunque señaló que la reforma de algunas leyes provocarán modificaciones en la LTH porque hacen referencia al reparto de competencias. "La LTH es una ley fundamental del país y para reformarla se requiere de amplios consensos y de grandes debates", señaló.

LEY DE CAJAS

Respecto a la Ley de Cajas de Ahorros vasca, explicó que está previsto que se modifique en el segundo semestre de 2012, aunque no quiso hacer pronóstico sobre el apoyo que tendrá. Sin embargo, recordó que el Gobierno tiene un socio preferente, que es el PP, pero que también está abierto a buscar nuevos acuerdos para la modificaciones legislativas.

En este sentido, afirmó que "hay leyes que necesitan, por lo menos, del acuerdo de los partidos con más representación en la Cámara". "La ley de Cajas, por la polémica que arrastra con ella, requiere del consenso transversal con otros partidos, y especialmente con el PNV y el PP", insistió.

Asimismo, recordó que el calendario es "flexible", por lo que "si hubiera alguna actuación en la vida económica y mercantil que solicitara la modificación de la Ley de Cajas o de cualquier otra, no habría problema por parte del Gobierno para adelantar el proyecto al Parlamento si fuera necesario".

Finalmente, Mendia hizo referencia a la reforma de la Ley de Elecciones al Parlamento vasco, prevista para el cuarto trimestre de 2011, para avanzar que existen determinadas cuestiones que es necesario modificar ya que la ley actual es de 1994. La actualización incluirá la modificaciones de la Ley Estatal y las realizadas por la Juntas Electoral central y la Junta del País Vasco.