Gobierno Vasco espera que los PGE no impliquen "una rebaja drástica" en la previsión de inversiones en Euskadi

Erkoreka y Tapia
GOBIERNO VASCO
Publicado 15/01/2019 13:10:40CET

Tapia asegura que le preocupa "un poco" que se pueda poner en duda que el TAV se ponga en marcha en 2023

VITORIA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, espera que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) no implique "una rebaja drástica o una supresión radical" de previsión de inversiones en Euskadi. Además, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha asegurado que le preocupa "un poco" que se pueda poner en duda que el TAV se ponga en marcha en 2023.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka ha señalado que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu "todavía no ha analizado detenidamente cuáles son las partidas que integran la previsión o el proyecto de cuentas públicas que puedan afectar a Euskadi".

Por ello, ha dicho que no tienen "una visión de conjunto exhaustiva" del proyecto de las Cuentas. "Lo que espera el Gobierno Vasco es que, sea cual sea el contenido que tenga el proyecto puesto sobre la mesa por el Gobierno central, la tramitación parlamentaria pueda permitir incorporar a ese documento las dotaciones que garanticen la continuidad de los proyectos que están en marcha, de los que han estado previstos ya en Cuentas públicas anteriores", ha indicado.

En este sentido, espera que no se encuentren ahora con unos Presupuestos "que implique una rebaja drástica o una supresión radical y unilateral de previsiones de inversión que vienen ya sosteniéndose y defendiéndose desde ejercicios anteriores".

TAV

En cuanto a la puesta en marcha del Tren de Alta Velocidad (TAV) para 2023, Arantxa Tapia, ha señalado que, además de introducir las partidas presupuestarias "suficientes", hay que elaborar los proyectos "con mucha diligencia".

Por ello, cree que, "si en estos momentos, alguien pone en duda que vaya a llegar en el año 2023, está poniendo en duda una de las dos cosas: o que no va a haber partida presupuestaria suficiente o que se va a acabar con menos diligencia de la prevista". "Me empieza a preocupar un poco", ha asegurado.

(Habrá ampliación)