Actualizado 02/04/2012 16:57:43 +00:00 CET

El Gobierno vasco intensifica la vigilancia de la calidad de aire en torno a Petronor

Refinería de Repsol
REPSOL

BILBAO, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno vasco mantiene activados seis equipos de medición en las inmediaciones de la refineria de Petronor para controlar y evaluar la contaminación y su correlación con las molestias manifestadas por los habitantes del entorno, especialmente en las fases de parada y puesta en marcha de la refinería.

En un comunicado, la Consejería que dirige Pilar Unzalu ha informado de que la reanudación de la actividad de la planta no ha registrado incidencia alguna.

Con estos equipos, el Departamento de Medio Ambiente evalúa y cuantifica los valores de las emisiones habituales y las específicas de estas instalaciones cuando no están en su régimen normal de funcionamiento (parada y puesta en marcha), momentos en los que se incrementan las quejas vecinales por olores y ruidos.

Medio Ambiente del Gobierno vasco dispone actualmente, además de las tres cabinas de calidad de aire fijas, de otras tres unidades móviles en la zona (una con los parámetros habituales de calidad de aire en Las Carreras y otras dos, una en Las Carreras y otra en Muskiz, específicas para el control de compuestos orgánicos volátiles mediante cromatografía de gases).

Durante los próximos días se mantendrá un seguimiento especial de los resultados de estas unidades para evaluar si existe alguna afección al entorno.

La parada total de la refinería de Petronor se originó el pasado 20 de marzo, cuando la dirección de Calidad Ambiental del Gobierno Vasco hizo un requerimiento a los responsables de la factoría para que remitieran los datos de sus emisiones y conocer el origen de las quejas y valores de Compuestos Orgánicos Volátiles superiores a los niveles habituales que estaban provocando malos olores y dolores de cabeza entre parte de la población del entorno.

Tras ver que dichos valores eran anormales, con elevados niveles de partículas de benzeno, Medio Ambiente ordenó el cierre total de la refinería hasta que sus responsables evaluaran y subsanaran los problemas.

Localizada y reparada la incidencia (avería en la refrigeración de la unidad 1) Petronor ha vuelto a poner en marcha la refinería el pasado 1 de abril.

Medio Ambiente está, en todo momento, supervisando las medidas que desde Petronor se han tomado para minimizar las molestias durante la fase de arranque y, "a día de hoy, se puede constatar que no ha habido incidencia alguna", ha reiterado.

Además, el operativo se mantendrá durante toda esta semana para vigilar tanto la calidad del aire como la ausencia de molestias para los habitantes de la zona.