Actualizado 03/03/2021 18:21 CET

Euskadi espera reducir a la mitad los fallecidos y heridos graves en accidentes de tráfico en 2030

El viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, y la directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera
El viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, y la directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera - IREKIA

Un total de 38 personas fallecieron en accidente de tráfico en 2020 en Euskadi, 13 menos que en 2019

BILBAO, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno Vasco se marca como objetivo reducir el número de personas fallecidas y heridas graves en accidente de tráfico en un 50% para 2030, con respecto a 2020, año en el que 38 personas perdieron la vida en siniestros de circulación, 13 menos que en 2019.

El viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, y la directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera, han presentado este miércoles, en el pleno de la Comisión de Seguridad Vial de Euskadi, el Plan de acciones previsto para 2021.

Además, han entregado la memoria de actuaciones ejecutadas en 2020, todas ellas enmarcadas en el "Plan Estratégico de Seguridad Vial y Movilidad Segura y Sostenible" del Gobierno Vasco.

La reunión anual del pleno de la Comisión de Seguridad Vial de Euskadi se ha desarrollado de forma telemática, desde el Centro de Gestión de Tráfico de Euskadi, en Bilbao. Han participado representantes de los ayuntamientos, las tres diputaciones forales, los departamentos del Gobierno Vasco cuyas competencias están relacionadas con la seguridad vial (Educación, Salud, Transportes, Emergencias), la Fiscalía de Seguridad Vial de Euskadi y los agentes sociales de diversos sectores económicos y profesionales implicados en la mejora de la movilidad.

El viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, ha presentado el balance de accidentalidad de 2020, un año marcado por las restricciones a la movilidad derivadas de la pandemia, que se cerró con 38 personas fallecidas en accidente de tráfico, 13 menos que en 2019.

En el análisis realizado, ha señalado que la accidentalidad cayó un 28% y que el 45% de las personas fallecidas en accidentes de tráfico pertenecía a un colectivo vulnerable: nueve motoristas, dos ciclistas y seis viandantes. Respecto a 2019, este porcentaje descendió un 14%.

Además, 29 de las víctimas mortales eran conductoras, (nueve de moto, 18 de turismo u otro vehículo y dos de bicicleta), tres eran ocupantes y seis viandantes. En cuanto a género, el 90% de los fallecidos fueron hombres y el 10% mujeres.

Por su parte, la directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera, ha explicado que el Gobierno Vasco apuesta por continuar desarrollando "políticas de sensibilización y concienciación a través de la educación vial, para reducir el número de víctimas, con acciones específicas dirigidas a los colectivos más vulnerables, que representan el 45% de las personas fallecidas en accidente de tráfico en 2020".

El impacto de la crisis sanitaria en la movilidad; la elaboración de un decálogo para circular en moto de forma segura; la ampliación de la Red Innovabide, que alberga empresas comprometidas con la seguridad vial; la consolidación de la Estrategia Don't be Dummy; o la celebración de la Jornada Profesional de Tráfico en formato semipresencial, desde la Torre Iberdrola de Bilbao, son algunas de las otras actuaciones que se recogen en la Memoria 2020.

PLAN ESTRATÉGICO

Además, Josu Zubiaga ha presentado en el Pleno los ejes del nuevo Plan Estratégico de Seguridad Vial y Movilidad Segura y Sostenible de Euskadi para los próximos cinco años. El Plan, según ha indicado, está alineado con la Declaración de Estocolmo sobre Seguridad Vial aprobada en la Tercera Conferencia Global celebrada en 2020 en Suecia, para analizar los objetivos de la nueva década de acción 2030.

El viceconsejero de Seguridad ha destacado que el Ejecutivo vasco "trabaja activamente con una Visión Cero víctimas, para situar a Euskadi como un referente a nivel europeo en materia de seguridad vial y gestión del tráfico, cumpliendo los objetivos globales de reducir el número de personas fallecidas y heridas graves en accidente de tráfico en un 50% para 2030, con respecto a 2020".

En 2021 se han programado 46 campañas de vigilancia y control, 29 más que en 2020. Las llevará a cabo la Ertzaintza, en colaboración con las policías locales, con especial atención a algunos de los factores de riesgo que más influyen en la accidentalidad en Euskadi, como son las distracciones o la velocidad inadecuada. El objetivo es mejorar la seguridad vial, corregir comportamientos inadecuados en la conducción y reducir el número de víctimas por accidentes de tráfico.

Además de las acciones de vigilancia y control policial, se desarrollarán acciones de sensibilización y cursos de formación dirigidos al colectivo de motoristas, en el marco de la estrategia de visión compartida "Ponte en mis ruedas".

Se analizará la prevención de atropellos en el colectivo de personas mayores, se editarán materiales didácticos dirigidos a los centros educativos, se trabajarán programas específicos con estudiantes y se diseñarán líneas de actuación para prevenir accidentes de tráfico.

La Red Innovabide seguirá fomentando la seguridad vial en el ámbito laboral, se trabajarán proyectos de investigación con la Universidad del País Vasco y se celebrarán Jornadas para generar intercambio de experiencia y conocimiento en materia de movilidad y de seguridad vial.

Asimismo, desde el Centro de Gestión de Tráfico se apostará por implementar herramientas tecnológicas que contribuyan a una mejor y más eficiente gestión del tráfico en tiempo real.