Actualizado 30/08/2008 20:32 CET

Una gran urna de cristal albergará las partidas de la Final de Maestros del Grand Slam de Ajedrez de Bilbao

BILBAO, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una gran urna de cristal de 4 metros de alto y 8 x 8 metros de extensión, ubicada en la Plaza Nueva de Bilbao, albergará las partidas de la Final de Maestros del Grand Slam de Ajedrez, que se jugará en la capital vizcaína del 2 al 13 de septiembre.

Según informó hoy el Ayuntamiento de Bilbao, ésta es la primera ocasión en la historia del ajedrez en la que un torneo de este nivel se juega en plena calle. Para garantizar el máximo de confort a los seis Grandes Maestros que disputarán este torneo y facilitar las óptimas condiciones para el desarrollo de las partidas, se ha diseñado esta urna de forma específica para el torneo de Bilbao, garantizando un total aislamiento acústico y térmico respecto del exterior de la misma.

La urna cuenta con el espacio suficiente para que las tres parejas de jugadores jueguen con comodidad y simultáneamente sus partidas, además de la presencia del árbitro internacional que en todo momento estará junto a ellos.

La urna cuenta con un doble acristalamiento de un grosor total de cuatro centímetros, con la parte interior tratada para evitar los rebotes acústicos y los reflejos de luz indeseados que provengan del exterior. Tiene su propio sistema de aire acondicionado y de renovación del aire interior para garantizar las condiciones de confort en el entorno de 25º de temperatura y 55% de humedad relativa.

La iluminación del interior se ha diseñado de forma similar a la de un estudio de dibujo, concebida para evitar que se generen sombras, por ejemplo, de las piezas de ajedrez o de los propios jugadores. La urna está unida por un pasillo a una zona de descanso y cuenta también con inodoros químicos, ya que los jugadores no pueden tener contacto con el exterior en el transcurso de las partidas. Todo el conjunto está formado con estructuras que permiten su desmontaje y traslado para futuras utilizaciones. En total, los materiales que la componen superan las 15 toneladas.

La urna ha sido construida en Linares por la empresa Sistemas Integrados de Comunicación, SIC, que cuenta con una amplia experiencia como soporte y apoyo logístico y tecnológico a grandes eventos internacionales del mundo del ajedrez. Ha contado con el apoyo técnico del arquitecto alavés Javier Bárcena y la colaboración de ingenieros de iluminación y acústicos.