Ibarra (TSJPV) dice que "invocar el derecho a decidir resulta incompatible" con la legalidad

Juan Luis Ibarra, presidente del TSJPV
EUROPA PRESS
Publicado 14/11/2018 15:31:43CET

BILBAO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, ha asegurado que "la invocación al derecho a decidir como fuente extraconstitucional primaria, y limitante del principio de legalidad, resulta incompatible con el elemento constitutivo del Poder Judicial".

Ibarra se ha pronunciado, de este modo, durante su intervención en la apertura del Año Judicial, que ha acogido este miércoles el Palacio de Justicia de Bilbao y en la que también han intervenido el lehendakari, Iñigo Urkullu, y la Fiscal Superior del País Vasco, Carmen Adán.

En su discurso, el presidente del TSJPV ha alertado sobre "la conjugación entre el principio de legalidad, el principio democrático y el llamado derecho a decidir" en el texto sobre la actualización del autogobierno vasco pactado con "un exiguo acuerdo" entre PNV y EH Bildu en el marco de la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco.

"La invocación de un derecho a decidir de la ciudadanía como fuente extraconstitucional primaria y limitante del principio de legalidad resulta incompatible, de raíz, con el elemento constitutivo del poder judicial", ha afirmado.

"JUDICIALIZACIÓN DE LA POLÍTICA"

Asimismo, Ibarra también ha aludido a la llamada "judicialización de la vida política" y ha asegurado que "el enjuiciamiento jurídico de las controversias que afectan a la megapolítica puede y debe contribuir a la realización del principio de paz jurídica en el que se sustenta el contrato social y se construyen, cotidianamente, la bases de la convivencia democrática".

Para ello, ha indicado que es preciso el compromiso de los jueces en "hacer reales y efectivas las garantías propias del derecho a un proceso justo" y también que "los demás poderes" asuman el compromiso de "trasladar a la ciudadanía el mensaje de que la confianza en la actuación de la Justicia es un presupuesto y no un resultado de la calidad de nuestra democracia".

(Habrá ampliación)