Laboral Kutxa cierra 2014 con un beneficio de 109,2 millones

Actualizado 19/02/2015 12:16:36 CET

El volumen de recursos intermediados alcanza los 18.063 millones, un 5,26% más y su índice de morosidad se sitúa en el 8,59%

BILBAO, 19 (EUROPA PRESS)

Laboral Kutxa ha cerrado 2014 con un beneficio consolidado de 109,2 millones, lo que supone un incremento del 26,4%. El volumen de recursos intermediados alcanzó los 18.063 millones, un 5,26% más y su índice de morosidad se situó en el 8,59%, según ha informado en un comunicado.

La entidad ha destacado que estos resultados se han obtenido en un ejercicio caracterizado por la caída de los tipos de interés, en mínimos históricos, que "presionan de manera relevante sobre los márgenes del negocio típico bancario" y la consiguiente minoración de ingresos y costes de captación del pasivo. A ello se une una "progresiva" reducción de las carteras de crédito, a pesar del repunte de formalizaciones en la segunda parte del ejercicio.

La cooperativa de crédito ha apuntado que este cambio de tendencia en la actividad crediticia ha ido acompañado de la contención e incluso mejora de los ratios de morosidad del sector, "por primera vez en los últimos seis años".

En este escenario, Laboral Kutxa ha destacado que han cerrado el ejercicio con un "balance equilibrado, excelentes niveles de liquidez, y un alto nivel de capitalización". En este sentido, ha subrayado que la cuenta de resultados sigue evidenciando la "consistencia" del negocio ordinario, aunque todo ello condicionado por la situación de los tipos de interés.

CUMPLIDAS PREVISIONES

La entidad ha afirmado que cumple sus previsiones, como consecuencia de la contención de los gastos y la minoración de las provisiones, por lo que cierra el año con un beneficio neto consolidado de 109,2 millones de euros, que supone un incremento del 26,4% con respecto al ejercicio anterior. Además, ha apuntado que se sitúa como una de las entidades más rentables del sector, con un ROE del 7,56%.

El resultado consolidado antes de impuestos, una vez realizadas dotaciones a provisiones y saneamientos, ha alcanzado los 123,9 millones, un 29% más que el año anterior.

Laboral Kutxa ha señalado que presenta unos buenos niveles de rentabilidad, y obtiene un margen de intereses de 368,2 millones de euros. Ello, junto con el incremento en los ingresos por comisiones, dividendos y otras operaciones financieras permite que el margen bruto se sitúe en 517,8 millones, un 2,8% más que en 2013. Los gastos de administración se sitúan en 253,4 millones.

La entidad ha destacado la "fortaleza" en solvencia, al cerrar con un ratio del 13,56%, -medido por el Common Equitiy Tier 1 (CET1)-, uno de los más destacables del sector.

Asimismo, ha indicado que en que 2014 ha reforzado su "ya favorable" posición de liquidez, situando su ratio de créditos sobre el total de depósitos concedidos en el 96,42%, mientras que la media de las entidades del sector que operan en el mercado minorista era del 126,9% a noviembre.

Laboral Kutxa ha señalado también que uno de sus "puntos fuertes" tiene que ver con la gestión de los riesgos, y especialmente del riesgo de crédito. Su índice de morosidad se sitúa en el 8,59%, con una reducción de 1,09 puntos porcentuales sobre la cifra del año pasado, siendo "sensiblemente inferior" a la media del sector, que era del 12,61% a diciembre de 2014, presentaba un ratio del 12,61%. Según ha subrayado cuenta con un "elevado" nivel de coberturas específicas y con una provisión genérica de 125,6 millones de euros.

La entidad, que ha subrayado su "destacada" posición de rating en el contexto del mercado financiero estatal, ha afirmado que mantiene su política de prudencia en la cobertura de riesgos, habiendo realizado dotaciones, saneamientos y absorbido deterioros por un importe total de 119,5 millones de euros, un 14,9% menos que en el ejercicio anterior.

INVERSIÓN CREDITICIA

El crédito total a clientes, neto de provisiones, se elevó en 2014 a 14.143 millones de euros, con un descenso de 5,65%, menor que el del sector.

Los saldos de créditos a hogares con garantía hipotecaria alcanzan los 10.258 millones de euros, con un descenso del 3,9%, caída "ligeramente inferior" a la del sector. En este sentido, ha subrayado la evolución de la nueva producción hipotecaria del segundo semestre, con un incremento del 25% con respecto al mismo período del año anterior. En el negocio de consumo, los saldos presentan una mínima reducción del 1,39%, y las formalizaciones del segundo semestre se incrementan en un 17%.

Por otra parte, ha manifestado que 2014 ha supuesto un punto de inflexión en la actividad relacionada con la Banca de Empresas. La inversión en empresas, en términos de nueva formalización de crédito, se ha incrementado en un 29% con respecto al pasado ejercicio, y el número de empresas destinatarias de esta inversión en un 32%.

RECURSOS INTERMEDIADOS

En 2014 el volumen total de recursos intermediados, que incluye los saldos de particulares, empresas e instituciones, alcanzó los 18.063 millones, con un incremento en el año del 5,26%. Los principales crecimientos se dan en las cuentas Max y Ahorro Bienestar, que incrementan sus saldos en un 7,3% y las cuentas operativas, que lo hacen en un 7,5%.

Respecto a las figuras fuera de balance, que incluyen los fondos de inversión, planes de previsión y pensión, los incrementos son del 9,9%.

Por otra parte, su negocio de seguros, aporta ya al Grupo Laboral Kutxa unos resultados globales de 28,5 millones. Otros hechos destacados de 2014 son la firma del acuerdo de colaboración con el Fondo Europeo de Inversiones en el marco del Programa Europeo de Microfinanciación "Progress", que ha puesto a disposición de sus clientes una línea de financiación de 24 millones o la renovación del acuerdo firmado con CEPES para atender las necesidades más demandadas por las empresas de la economía social.

Por último, ha destacado que cuenta con 280.000 usuarios activos en los diversos canales a distancia, con más de 87 millones de transacciones en 2014. También ha puesto de manifiesto que el pasado año destinó 20 millones en subvenciones para el "progreso de la sociedad" en la que desarrolla su actividad.