Más de mil personas visitan el Museo Vasco del Ferrocarril en Azpeitia

Actualizado 12/10/2015 17:14:34 CET
Museo
Foto: MUSEO

SAN SEBASTIÁN, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La programación del Museo Vasco del Ferrocarril de Azpeitia durante este fin de semana, coincidiendo con su 21 aniversario, ha batido records de público, ya que han sido más de mil personas las que han conocido las instalaciones y viajado en viejos trenes de vapor entre Azpeitia y Lasao siendo necesario habilitar un convoy extraordinario.

   Según ha informado el Departamento vasco de Medio Ambiente, el tren de modelismo tripulado de la Asociación Navarra de Amigos del Ferrocarril ha sido una de las grandes atracciones sobre todo para los más pequeños que han viajado en él para luego hacerlo en las grandes unidades de vapor.

   El sábado, 512 personas viajeras utilizaron los cuatro trenes históricos que el Museo de Euskotren puso en circulación y todos ellos registraron el "completo" de sus plazas.

   "Ayer domingo, todavía mejor --ha indicado Juan José Olaizola, responsable de las instalaciones ferroviarias--. En principio, era un domingo normal, con un solo tren de vapor programado a las 12.30 horas, pero a las 11.40 horas las responsables de atención a la clientela informaron de que ya se habían vendido las 200 plazas que, como máximo, podemos ofrecer con una composición de cuatro coches, la máxima que entra en andenes, así que organizamos un segundo viaje, para no dejar a nadie sin disfrutar de esta experiencia. En conclusión, 1.035 viajeros en los dos días".

   Según ha explicado, "este año está siendo magnífico y, a estas alturas, ya hemos superado el número de viajeros de trenes especiales de todo el año 2014 ¡que fue el segundo mejor de la historia del museo!. Además, la experiencia "fogoner@ por un día" -solo puede participar uno al día- está funcionando por encima de lo previsto ya que esperábamos unos 10 cursillistas para todo el año y ya llevamos 15".

   Las actividades que desarrolla el Museo Vasco del Ferrocarril son seguidas por cientos de personas aficionadas del País Vasco y otras comunidades organizadas en Asociaciones de Amigos del Ferrocarril. El impacto cultural y económico en la comarca del Urola es "positivo", ya que se trata de un turismo de calidad que aprovecha la visita para conocer otros enclaves del entorno.