La mitad de vascos del baby boom cree que no podrá vivir sin aprietos en la vejez y un 91% quiere ligar pensiones a IPC

Publicado 30/11/2019 11:18:41CET
Recurso de ancianos, jubilados.
Recurso de ancianos, jubilados. - Europa Press - Europa Press - Archivo

Instituto BBVA de Pensiones ve "deseable" la vinculación al IPC pero defiende equilibrar primero el sistema para no añadir déficit adicional

BILBAO, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La mitad de los miembros de la generación del "baby boom" del País Vasco, un 49%, no cree que sus ingresos les van a permitir vivir sin aprietos durante la vejez. Un 93% declara que le gustaría jubilarse a los 65 años o antes y el 91% considera que el Gobierno tiene que asegurar siempre el poder adquisitivo de las pensiones, ligándolas al IPC, según los datos de la VII Encuesta Instituto BBVA de Pensiones-Mi Jubilación.

El Instituto BBVA de Pensiones viene realizando diversas encuestas en torno a la visión y el conocimiento de la ciudadanía sobre las pensiones y, en esta ocasión, tras recoger 4.000 opiniones en toda España del 10 de septiembre al 6 de octubre, ha querido conocer aspectos relativos a la preparación de la jubilación en la generación del 'baby boom' (1957-1977).

En el caso de Euskadi, los 'baby boomers' reconocen mayoritariamente, en concreto, un 75%, que la vida hasta ahora ha sido mejor que la de sus padres, un porcentaje por encima de la media nacional que ronda el 70%, mientras que solo un 9% de los vascos declara que ha sido peor.

No obstante, el 13% de los 'baby boomers' vascos asegura que le resulta difícil llegar a fin de mes, un porcentaje menor que el del conjunto de España (20%) y el 30% llega justo.

En cambio, un 55% declara poder ahorrar cada mes y, de ellos, cinco de cada diez, afirma ahorrar, como mínimo, 300 euros al mes. La media del ahorro mensual, en el caso de Euskadi, asciende a 445 euros, mientras que en el conjunto del Estado es de 463. Por lo tanto, según ha destacado, en declaraciones a Europa Press, el director del Instituto BBVA de Pensiones, Luis Vadillo, "hay más gente que ahorra en Euskadi" pero la cantidad ahorrada es "menor" que en la media de España.

VIVIR CON APRIETOS

En la encuesta, destaca también el hecho de casi la mitad de los vascos, un 49% cree que no podrán vivir sin aprietos durante la vejez con sus actuales ingresos, un porcentaje menor que la media nacional (55%), y un 50% lo ve posible.

Entre los encuestados, un tercio tiene dudas respecto a que pueda afrontar por su cuenta los gastos para su cuidado si durante la vejez no pueden valerse por sí mismo y un 21% cree que no podrá hacerlo.

Por otra parte, un 71% de los 'baby boomers' vascos está muy o bastante de acuerdo con poder elegir libremente hasta cuando trabajar, aún a costa de perder parte de pensión y, sobre las preferencias, a un 93% de los encuestados -frente al 62% del conjunto del Estado- les gustaría jubilarse a los 65 años o antes (al 54% a los 60 o antes), y solo al 4%, más allá de esa edad. El porcentaje mayor -37%- es el que declara, en concreto, que a los 60 años.

61 AÑOS, EDAD MEDIA DESEADA DE JUBILACIÓN

En Euskadi, según la encuesta, la edad media deseada para la jubilación se sitúa en torno a los 61 años y en un año más, la media nacional.

Por otra parte, cuatro de cada diez vascos no cree que cobrará una pensión desde que se jubile hasta el final de sus días, frente a un 58% que muestra más confianza. Entre los que creen que tendrán esas pensiones vitalicias, el 85% dice que solo podrán cubrir los gastos de alimentación y vivienda.

Por su parte, un 61% de los encuestados cree que el total de la pensión que cobrarán a lo largo de su vida de jubilado será menor a todo lo cotizado durante su etapa laboral. Sin embargo, este dato, según ha apuntado Vadillo, contrasta con la realidad porque cada pensionista recibe de media un 20% más de lo cotizado, por lo que considera que en España hay un sistema "muy generoso".

Sobre la revalorización de la pensión, nueve de cada diez encuestados, un 91%, cree que el gobierno tiene que asegurar siempre el poder adquisitivo de las pensiones, ligándolas al IPC, mientras que en el conjunto de España ese porcentaje es del 84%. Por su parte, un 5% ve aceptable que no se revaloricen de acuerdo al IPC si la Seguridad Social atraviesa por una "mala situación económica".

Uno de cada dos (51%) 'baby boomers' vascos opina que el principal objetivo de reforma del sistema de pensiones debería ser mejorar las pensiones más bajas mientras que un 31% cree que debería garantizar que las pensiones actuales y futuras pueden pagarse sin aumentar la deuda pública. Para un 16% el principal objetivo debería ser ajustar las pensiones a lo cotizado.

INSTITUTO BBVA DE PENSIONES

A la vista de los resultados de la encuesta, el director del Instituto BBVA de Pensiones, Luis Vadillo, ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que "lo más lógico" es "pensar y aspirar" a que cualquier sistema de pensiones públicas se revalorice con el IPC y no haya "ninguna pérdida de poder adquisitivo" pero para ello el sistema "tiene que estar en equilibrio".

En este sentido, ha advertido de que, en este momento, existe un déficit "muy elevado" de las pensiones que, al cierre de 2019, estará en 20.000 millones, lo que viene a suponer que "dos de las 14 pagas que se pagan no están financiadas con cotizaciones". Por lo tanto, hay un "desequilibrio", que, además, será creciente a medida que se vaya jubilando la generación del 'baby boom'.

Por ello, aunque considera que la referencia al IPC sería "deseable y aspirable", cree que lo primero sería "poner el sistema en equilibrio" para "no añadir un déficit adicional al que ya de por sí se va a generar por el tema generacional".

Luis Vadillo ha indicado que el déficit podría llegar a entre un 5 y un 7% del PIB, según distintas estimaciones, solo por la cuestión generacional. "Si a esto le metemos, además, el IPC, el déficit se nos dispara", ha agregado.

Ante el continuo envejecimiento de la población, ha apuntado que una de las "variables posibles" es el de seguir retrasando la edad de jubilación y ha indicado que se pueden hacer reformas parámetricas como las relativas a la edad de jubilación o al periodo de cotización, pero, a su juicio, se requieren "reformas estructurales".

"UN GRAN PACTO POLÍTICO"

En su opinión, sería necesario un "gran pacto político" para afrontar esas reformas estructurales y cree que el cambio debería ser "progresivo". "Lo que hay que hacer es, no preocuparnos sino ocuparnos", ha apuntado. Por ello, ha indicado que lo importante es "ponerse manos a la obra" y "no dilatarlo más".

A la hora de acometer esas reformas, cree que serían precisas tanto medidas a largo plazo como a corto plazo. A su juicio, la reforma fundamental "llevará años" y apuesta por un sistema en el que haya "equilibrio entre lo cotizado y lo percibido", salvo en el caso de las pensiones mínimas.

Luis Vadillo ha insistido en que la implantación de ese modelo sería a largo plazo, por lo que cree que, a corto plazo, probablemente habrá que recurrir a la vía impuestos, pero ha asegurado que "los impuestos no se pueden subir de manera estructural para financiar este déficit".

En concreto, ha precisado que el servicio de estudios de BBVA Research estima que los impuestos para financiar el déficit en los próximos 30 años deberían subir del orden de un 50%, algo "insostenible". Por lo tanto, cree que, a corto plazo, se pueden utilizar "ese tipo de palancas" pero "a medio y largo plazo no".

Luis Vadillo cree que se debe fomentar el ahorro privado y ha destacado la importancia del ahorro de empresas, de manera que cuando una persona entra al mercado laboral tenga ya su complemento de pensión sea por la empresa o por el mismo.

Además, ha apuntado que otra medida importante sería fomentar el empleo y la productividad, aunque ni con un incremento muy sustancial se lograría financiar el déficit de las pensiones.

"La medida de más calado sería alinear las cotizaciones con las prestaciones pero se deberían completar con las otras tres: impuestos a corto plazo, fomento del empleo y fomento del ahorro privado", ha concluido.

Contador

Para leer más