Publicado 10/06/2020 19:51:52 +02:00CET

El Museo Guggenheim acogerá en 2021 una muestra de pintura de artistas vascos de fin de siglo XIX y comienzos del XX

Pintura "Danzas suletinas" de JM Ucelay
Pintura "Danzas suletinas" de JM Ucelay - MUSEO GUGGENHEIM

Realiza "significativos recortes" al objeto de garantizar la sostenibilidad económica del Museo

BILBAO, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Museo Guggenheim Bilbao trabaja, en un escenario de reajustes por la crisis sanitaria motivada por la pandemia de coronavirus, en las exposiciones del año 2021, entre las que se incluirán una muestra de pintura de artistas vascos en el fin de siglo XIX y comienzos del XX, la presentación sobre los planteamientos artísticos de los "locos años veinte" que inicialmente estaba prevista para finales de 2020, una exposición sobre la contribución de las mujeres artistas al lenguaje de la abstracción, o la dedicada los expresivos retratos de la pintora Alice Neel.

A estas exposiciones se suman videoinstalaciones de Alex Reynolds, Cecilia Bengolea y Fischli & Weiss, que refuerzan la programación de la sala Film & Video, así como la apuesta del Museo por obras de referencia en los nuevos medios, según ha informado el centro de arte moderno.

Respecto a la programación de este año, y dado que las cuatro exposiciones abiertas entre mediados de febrero y mediados de marzo estaban recién inauguradas: 'Olafur Eliasson: en la vida real', patrocinada por Iberdrola; 'Richard Artschwager, Lygia Clark. La pintura como campo experimental, 1948-1958'; y 'William Kentridge: 7 Fragmentos', el Museo ha conseguido reorganizarlas, prolongando dichas muestras al menos hasta después del verano e incorporando al calendario expositivo del último trimestre las presentaciones dedicadas a Lee Krasner y a Kandinsky, esta última patrocinada por la Fundación BBVA.

REUNIÓN DEL PATRONATO

El Patronato de la Fundación del Museo Guggenheim Bilbao se ha reunido bajo la presidencia de Iñigo Urkullu, Lehendakari, y con la asistencia de Unai Rementeria, diputado general de Bizkaia y presidente del Comité Ejecutivo de la Fundación; Bingen Zupiria, consejero de Cultura del Gobierno Vasco; Lorea Bilbao, diputada Foral de Cultura, Euskera y Deporte; Juan María Aburto, alcalde de Bilbao, representantes de las empresas y entidades que forman parte del máximo órgano de gobierno de la Fundación (algunos por vía telemática); y los directores de los Museos Guggenheim de Nueva York y Bilbao, Richard Armstrong (por vía telemática) y Juan Ignacio Vidarte.

La reunión ha dado comienzo con unas palabras del director del Museo sobre la situación sufrida a nivel global desde que se decretara el estado de alarma el pasado 14 de marzo y, concretamente de qué forma el cierre temporal del Museo ha afectado a su manera de operar.

En este sentido, algunos departamentos reorganizaron sus niveles operativos para garantizar la adecuada conservación de las obras de arte y del edificio, al tiempo que se implementó el teletrabajo como alternativa para asegurar la sostenibilidad de la actividad del Museo.

Por último, se incrementó notablemente la oferta de contenidos online en la web y las redes sociales a través de #GuggenheimBilbaoLive, que ofreció numerosos contenidos en diferentes idiomas y formatos sobre las exposiciones actuales, el edificio de Frank Gehry, testimonios de los profesionales acerca de su trabajo, las obras de la Colección, actividades para la familia, patrocinadas por BBK, etc.

En relación con el balance de la actividad del Museo durante estos cinco primeros meses del año, los responsables del Guggenheim han reconocido que los resultados se han visto "muy afectados" por el cierre de las instalaciones.

Ello ha supuesto que, pese a que todos los indicadores habituales del Museo se hallaban en los niveles presupuestados, o incluso por encima (por ejemplo, la cifra de visitantes a 14 de marzo se situaba un 20% sobre las previsiones, 128.242 personas), el cierre forzoso del Museo ha tenido una "importante repercusión" en los ingresos que la institución logra por vía de venta de entradas y actividades, eventos, productos de la Tienda, etc.

Por todo ello, han destacado que ha sido necesario llevar a cabo un exhaustivo análisis de los parámetros clave de funcionamiento, como la programación artística o los gastos operativos, realizando "significativos recortes" al objeto de garantizar la sostenibilidad económica del Museo.

Además, esta misma tarde ha tenido lugar una reunión del Consejo de la Sociedad Tenedora Museo de Arte Moderno de Bilbao, en la que se ha aprobado el préstamo a largo plazo de la obra de Lucio Fontana 'Estructura de neón para la IX Trienal de Milán (Struttura al neon nella IX Triennale di Milano)' por parte de la Fondazione Lucio Fontana. Esta obra estuvo presente en la muestra dedicada a este artista que se presentó en el Museo en 2019.