Las obras del centro sobre envejecimiento y dependencia AdinBerri de Pasaia arrancarán el año que viene

Publicado 20/04/2018 15:02:35CET

SAN SEBASTIÁN, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las obras del centro sobre envejecimiento y dependencia AdinBerri de Pasaia arrancarán el año que viene y se prevé que finalicen para 2022, según ha explicado el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano. Contará con 120 plazas, 25 apartamentos tutelados y un centro de día, además de un área de innovación y testeo.

En rueda de prensa en Pasaia, Olano, junto al consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, la alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gómez, y el experto en cuestiones relativas al envejecimiento Luis Goenaga, ha destacado que "en 2031, el colectivo de personas mayores de 55 años en Gipuzkoa alcanzará casi la mitad de la población, en torno a 350.000".

El objetivo de AdinBerri es "maximizar el potencial de innovación de Gipuzkoa al servicio del envejecimiento saludable, la excelencia del sistema sociosanitario y la competitividad de la industria en este ámbito".

"La infraestructura principal del proyecto, un innovador centro de referencia en materia de envejecimiento y dependencia, se situará en Pasaia, y está previsto que las obras comiencen el año que viene y estén concluidas para 2022", ha apuntado, para añadir que "antes, este mismo año, la unidad de innovación del proyecto entrará en funcionamiento después del verano".

El diputado general de Gipuzkoa ha incidido en que AdinBerri, enmarcado en el programa de gestión foral Etorkizuna Eraikiz, pretende dar "respuesta anticipada" al "problema de calado" que supondrá el envejecimiento de la población y "tratar de aprovechar la oportunidad que puede suponer desde una perspectiva económica".

El proyecto se compondrá de seis elementos principales, un centro de atención, una unidad de innovación, una agenda estratégica de innovación, una fundación, un ecosistema de agentes colaboradores, así como una convocatoria de ayudas periódica.

"Partimos con la doble visión de aunar lo social y lo económico, de mejorar la calidad de vida de nuestras personas mayores a través de una apuesta decidida por la innovación en la atención sociosanitaria y en el sector biosanitario", ha explicado.

Además, ha destacado que en AdinBerri colaborarán administraciones públicas, universidades, empresas, tercer sector, agentes innovadores y el sector biosanitario. En lo que respecta al centro sobre envejecimiento y dependencia se construirá en una parcela de 4.747 metros cuadrados situada junto al muelle del Hospitalillo.

EQUIPAMIENTOS

La infraestructura contará con 120 plazas, 25 apartamentos tutelados y un centro de día, y ofrecerá unos servicios innovadores y punteros tanto desde el punto de vista arquitectónico como desde la óptica de la atención, que trabajará el modelo centrado en la persona, haciendo que el o la usuaria se sienta como en casa. La unidad de innovación se ubicará en un espacio de 500 metros cuadrados, que albergarán espacio de investigación y testeo. El conjunto contará también con una plaza con un parque abierto que estará integrado en el entorno urbano de Pasaia.

Olano ha asegurado que "la relevancia del proyecto trasciende el entorno de Pasaialdea", ya que "contribuirá a mejorar el nivel de especialización de Gipuzkoa en productos, servicios y soluciones ligadas al envejecimiento y en tecnologías sanitarias". "AdinBerri se erigirá en referente, en campo de experimentación avanzado, y las experiencias exitosas que tratemos aquí se extenderá luego al resto de centros del territorio", ha insistido.